Las Reglas de Oro del Adelgazamiento

Publicado el 1 enero, 2011 | Research

Empezar el año tomando en cuenta varios aspectos para verse bien durante el verano

Empezamos el año y el invierno nos rodea a los que vivimos en Europa….. esto no significa que llevemos por delante todo lo que encontremos en la mesa disfrutando de los manjares que se nos presenta; ya que si desas adelgazar y verte bien en el verano, debes estar preguntándose lo que debeis hacer para alcanzar este objetivo; comer de forma moderada y hacer ejercicios físicos son, ciertamente, actitudes necesarias para la pérdida de peso, sin embargo hay también otros factores que pueden interferir en el proceso de adelgazamiento.

Lo que debeis tener en cuenta:

  • Evaluá si posees algún problema orgánico: considerando que el adelgazamiento depende del ritmo metabólico del organismo, es importante que tú te certifiques de que no posees ningún problema físico que pueda interferir en la pérdida de peso. Un organismo que funciona de manera correcta, debe responder, a corto o a largo plazo, a los esfuerzos de la re-educación alimenticia; y si tú percibes que, incluso con una alimentación correcta y con la realización de ejercicios físicos, el adelgazamiento no se presenta, es hora de consultar un médico para evaluar el problema.
  • Tratar las dificultades emocionales: el adelgazamiento puede ser muy perjudicado por la presencia de problemas emocionales; los trastornos de ansiedad, depresión, compulsión alimenticia y trastornos bipolares son algunas enfermedades que producen gran perjuicio a la vida de cada uno y que tienen fuerte impacto sobre la pérdida de peso, para ello los psicólogos o psiquiatras pueden ayudar, así como los suplementos naturales especificos para cada caso.
  • Auto-disciplina y constancia: el proceso de adelgazamiento depende de la re-educación de los hábitos alimenticios y de la realización de ejercicios físicos; todo esto exige una reorganización de la rutina y de las prácticas diarias. El éxito de estos cambios depende de la auto-disciplina y de la constancia de las actitudes, sin ellas, el adelgazamiento no pasará de una simple intención.
  • Promover la implicación familiar: es importante que tu familia sea conocedora y contribuya con tu decisión de adelgazar; obviamente, no es necesario que toda la familia adopte hábitos semejantes a los tuyos, pero debe estar dispuesta a colaborar y facilitar tu proceso de adelgazamiento.
  • Saber perdonar tus errores propios: Incluso si tú adoptas nuevos hábitos y que te esfuerces para mantener la constancia de sus actitudes, es importante que comprendas que lapsos y recaídas forman parte del proceso de adelgazamiento. Si cometes algún desliz no lo encares como una derrota; intenta compensar el exceso con ejercicios físicos y vuelve a alimentarte de forma saludable, aprende con los errores y seguid adelante..

Adelgazar requiere horarios para las comidas, no podrás más ir corriendo hacia la nevera en cualquier momento solo para satisfacer las ganas, alimentarse es fuente de placer, pero también de fuente de energía y nutrientes para el organismo.

La alimentación sin sabor y altamente restrictiva significa el camino opuesto del adelgazamiento saludable; además adelgazar sin una orientación profesional puede perjudicar mucho a la salud, no hay fórmulas máginas ni dietas mágicas; la idea es quemar calorías y mejorar el acondicionamiento físico mediante algunos consejos que daremos a continuación.

Consejos para adelgazar saludablemente:

  • No tener prisa; si estás por encima del peso, pregúntate hace cuánto tiempo llevas ese exceso, entonces, porque eliminar peso del día a la noche ?
  • Corrije gradualmente tu actitud en relación a los alimentos.
  • No excluyas de un día para otro aquel alimento que tomas como un manjar; en realidad, nunca debes excluirlo, la idea es ir disminuyéndolo hasta dejarlo a un día o cada 15 días de acuerdo al avance en la fase de entrenamiento.
  • Controla la ansiedad; para ello es importante encontrar una distracción o un hobby que haga que tu atención desvíe la comida de la mente.
  • Estipula tus horarios para las comidas.
  • Deja de comer aquel dulce y sustitúyelo por la fruta de tu preferencia; para ir aconstumbrando el cuerpo es mejor también ir dejando la azúcar de mesa y cambiarla por la stevia (azúcar natural de origen vegetal ) por lo menos en forma alterna en la semana; además es interesante incluir la avena en la alimentación.
  • Bebe mucha, pero mucha agua.
  • Consume ensaladas y legumbres que deben estar presentes diariamente en el almuerzo y la cena.

El metabolismo:

Consejos Nutricionales:

Ejercicios:

Deja un comentario