Las particularidades de las vitaminas K

Publicado el 12 agosto, 2011 | Health

Mucho más allá que la coagulación de la sangre, es muy importante conocer sus funcionalidades y diferencias

Un estudio recientemente publicado por el “European Prospective Investigation in Cancer & Nutrition (EPIC)” reveló que un aumento del consumo de vitamina K2 puede reducir el riesgo de cáncer de la próstata en 35%; los autores resaltan que los beneficios de que la vitamina K2 fueron más pronunciados para el cáncer de la próstata avanzado, y, sobre todo, que la vitamina K1 no ofrece esos mismos beneficios; los descubrimientos fueron basados en datos de más de 11.000 hombres que formaron parte del estudio EPIC Heidelberg. además se añade este beneficio a otros como su potencialidad para la salud ósea, enfermedades cardiovasculares, cerebro, piel.

Infelizmente, muchas personas no están conscientes de los beneficios para la salud de la vitamina K2, hasta muy recientemente, las vitaminas K han sido inclusive subestimadas e incomprendidas tanto por la comunidad científica como por la gente en general; se creía que los beneficios de la vitamina K estaban limitados a su papel en la coagulación de la sangre y otra creencia popular es que las vitaminas K1 y K2 son simplemente formas diferentes de la misma vitamina con las mismas funciones fisiológicas.

  • Sin embargo, nuevas evidencias confirmaron que el papel de la vitamina K2 en el cuerpo se extiende mucho más allá de la coagulación de la sangre, también nos protege de enfermedades cardiacas, garantizando una piel saludable, formando huesos fuertes, promoviendo el funcionamiento del cerebro, apoyando el crecimiento y desarrollo y ayudando a prevenir el cáncer para citar algunos.
  • En realidad la vitamina K2 tiene tantas funciones no asociadas con la vitamina K1, que muchos investigadores insisten que a K1 y K2 deberían ser designadas como dos vitaminas completamente diferentes.

Un gran estudio epidemiológico de Holanda ilustra bien este punto; los investigadores recogieron datos sobre la ingesa de vitamina K de los voluntarios entre 1990 y 1993, midiendo la extensión de enfermedad cardiaca en cada individuo, que habían muerto por ello y como eso estaba relacionado con la ingesta de vitamina K2 y calcificación arterial.

Ellos descubrieron que la calcificación de las arterias fue el mejor previsor de enfermedad cardiaca; los voluntarios con los niveles más elevados de vitamina K2 tuvieron 52% menos probabilidades de desarrollar calcificación intensa de las arterias, 41% menos probabilidad de desarrollar enfermedad cardiaca, y 57% menos probabilidad de morir debido a ella. (Geleijnse et al., 2004, p. 3.100-3.105), sin embargo, la ingesta de vitamina K1 no tuvo efecto en la evolución de las enfermedades cardiovasculares.

  • Mientras la vitamina K1 es preferentemente utilizada por el hígado para activar las proteínas de coagulación de la sangre, la vitamina K2 es preferentemente utilizada por otros tejidos para depósito de calcio en lugares apropiados, como en los huesos y dientes, y evitar la manifestación de calcio en lugares donde él no pertenencia, así como en los tejidos blandos.
  • En una investigación acerca del papel desempeñado por los diferentes vitaminas K1 y K2, el “United States Department of Agriculture (USDA)”, finalmente determinó los tenores de vitamina K2 presentes en los alimentos de la dieta por primera vez en 2006.

Otro error común es que los seres humanos no necesitan de la vitamina K2 en su dieta, ya que ellos tienen la capacidad de convertir la vitamina K1 a vitamina K2; aquí se reporta técnicamente que la cantidad de vitamina K1 presente en dietas típicas es 10 veces mayor que el de la vitamina K2; y puede ser uno de los factores por lo cual los investigadores y médicos ignoraron y consideraron insignificante la contribución de K2 para el estado nutricional.

Sin embargo, aunque los animales consigan convertir la vitamina K1 en vitamina K2, una cantidad significativa de evidencias sugiere que los seres humanos necesitan de K2 pre-formado en la dieta para obtener y mantener una salud óptima; y como hay una indicación de que los seres humanos necesitan de vitamina K2 pre-formada en la dieta es inducen a los estudios epidemiológicos como los de intervención que demuestran su superioridad sobre la vitamina K1.

  • El alimento más rico en vitamina K2 es el natto (un plato relativamente desconocido por estos lados, pero común en el Japón) que es producido a partir de la fermentación de granos de soja con bacillus subtilis.
  • La ingesta de vitamina K2 está inversamente asociada con enfermedad cardiaca en seres humanos, mientras la ingesta de K1 no lo está y la vitamina K2 es por lo menos tres veces más eficaz que la vitamina K1 en la activación de proteínas relacionadas con el metabolismo del esqueleto.
  • Además, en el estudio sobre el papel de la vitamina K2 en el tratamiento del cáncer de la próstata, que mencionamos al inicio, la vitamina K1 no tuvo ningún efecto.

Toda esta evidencia apunta para la posibilidad de que la vitamina K2 puede ser un nutriente esencial en la dieta humana encontrándose en alimentos como el natto, queso duro, yema de huevo, manteca, hígado de gallina, salame, pechuga de pollo o hasta el bistec de carne roja.

Infelizmente, los valores precisos de algunos alimentos que tienden a ser elevados en K2 (como carnes de órganos) no están disponibles en tablas comunes; el páncreas y las glándulas salivares serían los más ricos; órganos reprodutivos, migas, cartilagos y, posiblemente, los riñones también serían muy ricos en K2 y pero el hueso sería más rico que la carne; los huevos de pescado son igualmente susceptibles de ser ricos en vitamina K2.

En un pasado reciente, se creía erróneamente que las bacterias intestinales eran uno de los principales contribuyentes para el status de la vitamina K, sin embargo, la mayoría de las pruebas contradicen esta opinión; la mayor parte de la vitamina K2 producida en los intestinos están envueltas por las membranas de bacterias y no están disponibles para absorción; así, la producción intestinal de K2 probablemente proporcionará solo una pequeña contribución para el estado de la vitamina K.

Artículos relacionados:

Deja un comentario