Recomendaciones para incluir el pollo en la dieta diaria

Publicado el 28 septiembre, 2010 | Health

Es una fuente de proteínas y además de un rico sabor, pero se debe controlar su consumición de acuerdo a las necesidades requeridas

Todas las personas que realizan en forma permanente actividades físicas que van desde ejercicios para mantener una buena salud hasta un plan de entrenamiento visando un determinado objetivo debe poner en consideración la ingesta de pollo. En general para personas desde 75 Kg en promedio, se requiere mínimamente de 200 g al día de pollo o una carne similar; pero el pollo proporciona los nutrientes que se requiere para no estar lento e improductivo. Unos 200 g de pollo proporciona la cantidad mínima de diaria recomendada de proteína; unos 0,8 g por Kg de peso corporal, y esto es un importante aporte en proteínas que si faltare puede impedir que se genere los tejidos musculares.

Porque consumir pollo

  • El pollo no solo provee proteínas, también mucho selenio (39% de la CDR por 100%), que es un mineral relevante para los hombres. Según estudios hechos en Francia, el selenio potencia la fertilidad.
  • Además el pollo protege la actividad cardiovascular ya que contiene vitamina B6, que reduce la posibilidad de tener alguna dificultad cardíaca en comparación a los que no consumen una cantidad mínima de esta vitamina.
  • La pechuga de pollo es más recomendada y es más magra que los muslos: 100g de pechuga contiene 30 g de proteínas, con sólo 1g de grasa. En comparación con la carne vacuna que aporta 15 g de grasas saturadas que no ayuda a mantener sanas las arterias, el pollo sale ganando.
  • Es mejor sacar la piel del pollo antes de consumirlo ya que la grasa saturada adicional eleva el nivel de colesterol.
  • Como se requiere 2,2 g de proteína por Kg de peso diarios, se lo debe mezclar con otras proteínas en forma de suplementos o algunos alimentos sanos como vegetales y lácteos que proporcionan la proteína complementaria al pollo.
  • Acompañar el pollo con ensaladas verdes o con brócoli y tomate, utilizando orégano y limón de aderezos es una excelente opción nutricional.
  • Es importante mencionar que el pollo frito no es recomendable y que unos 450 a 550 g diarios de pechuga de pollo puede ser la ración media que las personas que entrenan diariamente podrían necesitar.

Mucho pollo no conviene

  • Comer solamente pollo podría hacer perder otros beneficios nutricionales que provee este preciado alimento; ya que consumirlo en mayor cantidad lo único que hace es excretarlo como producto de desecho.
  • Se debe combinarlo con otras fuentes proteícas como el pescado, huevos y la carne roja magra, que proporcionan cantidades necesarias de hierro que protege el sistema inmunológico y vitamina B12 que ayuda al metabolismo energético.
  • Un filete de atún es una combinación ideal ya que además la vitamina D, ayuda a mantener o mejorar los procesos mentales.
  • Recordar no pasarse de los 550 g diarios de pollo.

Artículos relacionados:

Deja un comentario