La dieta de la proteína

Publicado el 22 mayo, 2010 | Health

Una de las dietas para adelgazar más conocidas

Es una dieta que que defiende el consumo de muchas proteínas y pocos carbohidratos. La lógica por detrás de las dietas ricas en proteínas es que los carbohidratos causan oscilaciones del azúcar en la sangre, lo que puede incentivar al cuerpo a crear grasas. La mayoría de los alimentos ricos en proteínas son extremadamente bajos en carbohidratos y muy pobres en grasas saturadas ( que es la grasa mala ). Por lo tanto, al optar por una dieta rica en proteínas, se acaba consumiendo alimentos con pocos carbohidratos y pocas grasas saturadas.

Como funciona la dieta de la proteína

Se basa en la idea de que controlar el nivel de insulina, la «hormona del metabolismo «, que ayuda a regular la tensión, el colesterol, los triglicéridos y almacenamiento de grasas. Los científicos saben que los carbohidratos inducen al organismo a producir insulina, y que los altos niveles de insulina inhiben la fractura de los depósitos de grasas en el cuerpo. En contrapartida, la baja ingesta de carbohidratos mantiene bajos los niveles de insulina, forzando la producción de otra hormona llamada glucagon. Esa hormona usa la energía auxiliar de grasas almacenadas en el cuerpo. Por ello la persona pierde peso.

El menú de la dieta de la proteína.

  • Un desayuno típico de la dieta de la proteína envuelve bacon y huevos.
  • No se puede comer tostadas ni tomar zumos.
  • Para el almuerzo se puede comer una hamburguesa doble (sin pan) y un poco de ensalada.
  • En la cena, sencillamente comer carne seleccionada y cuanto se quisiere.
  • Básicamente todos los alimentos con azúcar, granos y frutas no son permitidos.

Se va a consumir básicamente: pollo y otras aves, queso, carne roja, peces, clara de huevo, algunas hortalizas frescas.

De entre las dietas de las proteínas, la más famosa y discutible es la Dieta de Atkins. En esa dieta se restringe el consumo de carbohidratos para hacer que el metabolismo del cuerpo cambie el uso de glucosa por la grasa como combustible. Aunque son atribuidos varios casos de éxito en la bajada de obesidad en función de esta dieta de proteínas, muchos críticos afirman que la pérdida de peso sería consecuencia de la reducción del glucógeno y agua acumulados en los músculos, y no de la pérdida de grasas.

Es preciso recordar tener cuidado con las dietas con altos niveles de proteínas para las personas con algún problema renal.

Otra dieta de proteínas famosa es la South Beach, que es en muchos aspectos semejante a la de Atkins, sin embargo con una implementación que busca amenizar algunos efectos potencialmente dañinos del alto consumo de proteínas y pocos carbohidratos.

Artículos relacionados:

Deja un comentario