Los alimentos que producen saciedad favorecen a la dieta

Publicado el 15 julio, 2010 | Health

Impiden las famosas pellizcadas y el descontrol delante de las comidas chatarras

Alimentarse cada tres horas, es una de las reglas de oro del adelgazamiento saludable, ya que no sólo garantiza la buena puesta en marcha del metabolismo (esencial para quemar las grasas), sino como ayuda a evitar exageraciones en la mesa. Pero si la sensación de apetito aparece en este intervalo, obligando a la persona a tomar una comidita dulce por ejemplo, es señal de que está a la hora de abastecerse del plato con alimentos que causen saciedad sin poner la dieta en peligro. Es necesario conocer cuales son los aliados en este desafío.

El huevo

De acuerdo con los nutricionistas el huevo es excelente para engañar al apetito, ya que presenta tasas elevadas de proteína, nutriente que se atrasa más para ser metabolizado por el organismo. Cuando se precisa tener una merienda rápida en la comida o para la cena, puede consumirse con pan integral, combinación ideal para dejar satisfecha a la persona. “No se vale incluir carne, otra fuente de proteína”.

Oleaginosas

Las nueces, castañas, almendras y avellanas forman parte de ese grupo, bastantes conocidos por cargar buenas dosis de grasas mono y poli-insaturadas, consideradas saludables para el organismo. Como ellas también son digeridas de forma más lenta, ayudan a prolongar la sensación de saciedad. Para sacar partido de esta propiedad, buscar consumir cerca de tres semillas media hora antes del almuerzo.

Frutas

Ellas están cargadas de fibras, otro compuesto que retarda la digestión. Además, las frutas poseen una enzima que inhibe el metabolismo del carbohidrato. Por ello, aumentan el tiempo de la sensación de saciedad. Según los nutricionistas, el plátano nanica por ejemplo es una buenísima elección, sobre todo para ser consumido en la merienda de la mañana – alrededor de las 10 horas –, pues impide abusos en el almuerzo. Sin contar que evita la ansiedad, es rica en triptofano, un aminoácido que mejora la producción de serotonina, responsable de la sensación de placer.

Vegetales frondosos

Son ricos en fibras y se mezclan a otros alimentos dentro del estómago, proporcionando saciedad. De esta forma, reducen el hambre hasta la próxima comida. Buenos representantes de este grupo son la lechuga, rúcula, repollos, espinaca y berro.

Leche desnatada

Exenta de grasas y rica en proteína, este tipo de leche puede ser mezclada a zumos y combinado con frutas para proporcionar mayor satisfacción, impidiendo ataques a la nevera. Es indicado sobre todo por la noche, algunas horas tras la cena, cuando hay mucha ganas de comerse algo extra.

Queso

Así como la leche y el huevo, el queso es considerado una fuente ejemplar de proteína. De esa forma, también funciona como un freno para impedir el apetito fuera de tiempo. Es mejor preferir el tipo blanco al amarillo, pues la cantidad de grasas es menor. Al pasarse tres horas tras la cena y todavía despierta la persona, puede comer una loncha de queso blanco. Para dar sabor, se puede complementarlo con aceite de oliva y orégano.

Granos y cereales integrales

Substituir los panes o alimentos refinados por los integrales es una buena opción para saciarse por más tiempo. Esto sucede porque ellos contienen muchas fibras, que hacen tener un volumen en el estómago y todavía retarda la liberación de glucosa en la sangre, cuando eso acontece, el apetito tarda más a aparecer.

La apuesta en la avena para asegurar la compulsión alimentaria es lo mejor ya que prolonga el efecto de satisfacción. Otras buenas fuentes de cereales son el arroz integral, trigo, centeno, entre otros. En el caso de los granos, además de las fibras, algunos ostentan niveles elevados de proteína, como el frijol, la lenteja y la soja, contribuyendo bastante para desacelerar la digestión.

NO OLVIDAR A LOS TERMOGENICOS E INHIBIDORES DE APETITOS para suplementar la dieta.

Artìculos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *