Objetivos

Estableciendo objetivos deportivos

Publicado el 22 julio, 2020 | Workout

Pensar y cumplir en objetivos específicos, medibles y realizables en el tiempo te ayuda a conseguir resultados.

El cumplimiento de objetivos dentro del deporte requiere algo más que una buena nutrición, entrenamiento adecuado y  rutinas de descanso, que son parte integral del éxito, obviamente si tienes la motivación adecuada, la dieta y suplementación adecuada, además de coger hábitos saludables.

A medida que sigues este artículo, observarás que las cosas se superponen:

  • Para que un objetivo sea medible tiene que ser específico y si se puede lograr, también debe ser realizable.
  • Hacer que sea limitado en el tiempo, o para decirlo de otra manera, darte un plazo límite agrega impulso y empuje al o los objetivos.

Objetivos específicos

Mucha gente comienza con un objetivo como este: «quiero ponerme en forma», pero esta afirmación no es del todo clara, entonces,  ¿cómo lo logras?

Simplemente ve a un lugar donde haya un espejo de cuerpo entero y algo de privacidad, quítate la ropa y mírate: estás “en forma”, es decir, “en tú forma ahora mismo”, o sea que el objetivo «quiero estar en forma» no te dice nada acerca de lo que quieres lograr.

En lugar de eso, debes proponerte objetivos específicos como:

  • Quero modificar mi dieta en 1 semana
  • Quiero reducir 1 kg en 15 días
  • Quiero añadir unos cms a mi brazo en 1 mes
  • Quiero tener abdominales con separación y definición en 3 meses
  • Quiero músculos con vascularidad en 6 meses
  • Quiero definir y mostrar nitidez y dureza en 1 año
  • Quiero mostrarme redondeado y simétrico en 2 años
  • Quiero, …

Todo esto es específico, porque dice exactamente lo que estás tratando de lograr y aunque no siempre se da, son objetivos claros.

El punto clave es ser específico para que sepas lo que estás tratando de hacer, ¿cómo puedes esperar construir algo, y mucho menos un físico, cuando no tienes idea de qué es lo que estás tratando de lograr?.

Objetivos medibles

La naturaleza del culturismo, es esencialmente subjetiva, pero, si eres un atleta de fuerza, tu trabajo se hace mucho más fácil porque tu deporte es mucho más concreto. Ahora que ya tienes un objetivo específico, ¿cómo hacer para medir ese/os objetivo/s?.

En primer lugar, puedes medir tu progreso y saber si has logrado tu objetivo de las siguientes maneras: mirando al espejo, tomando fotografías de tu físico y recolectando imágenes de culturistas que han logrado la condición y el físico que estás buscando  y compararte con ellos, además de tomar medidas de tu cintura, por ejemplo.

La importancia de la medición es que no solo te dice cuándo llegas a los objetivos para que puedas celebrar, sino que medir tu progreso te permite una mayor posibilidad de éxito porque puedes hacer ajustes en el camino.

  • Si estás definiendo y bajas 10 kg y 10 cms en tu cintura, y después de dos meses has bajado medio kg y 1 cm en tu cintura, sabes que tiene que hacer algunos cambios dramáticos y modificar radicalmente tu enfoque.
  • Si deseas agregar 2,5 cms a tus brazos y después de cuatro semanas notas que están levantados 3 cms, puedes comenzar a celebrar porque has logrado tu objetivo y puedes establecer uno nuevo que realmente represente un desafío para ti.

Muchos objetivos son medibles, mientras otros no, sin embargo depende de tu mente como lo midas y de lo que dicta tu programa de entrenamiento para ir comparando las cosas y, esto incluye también tu enfoque y capacidad mental para soportar las presiones interiores y de los demás.

¿Trabajas con un preparador personal?

 



Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

Objetivos realizables

¿Qué significa realizable?; por ejemplo, si tu objetivo es: agregar 12 kg de masa magra mientras pierdes 20 kg de grasa corporal, llevar tus brazos a 40 cms en tres meses, todo de manera natural.

Honestamente, incluso con una genética mutante y una supresión masiva de la expresión de miostatina incorporada en tus genes desde el nacimiento, no funcionará… los seres humanos no funcionamos así y ciertamente no en tres meses…

Lo mejor que puedes hacer es ser brutalmente honesto contigo mismo y preguntar, ¿estos objetivos son posible para mí?, y esto incluye también las circunstancias de tu vida, así como tu genética y tu economía.

Después de todo, puedes ser capaz genéticamente pero no tener el dinero o  estar demasiado comprometido en términos de trabajo y vida familiar; o incluso podría ser que el logro de ese objetivo requiera de un compromiso de tiempo y recursos que no estás dispuesto a dar.

Al ser honesto contigo mismo, aumentas drásticamente tus posibilidades de éxito.

Si tus objetivos no son alcanzables, vuelve al primer paso y cámbialos hasta que puedas alcanzarlos honestamente. 

El tiempo es crucial

Montarte objetivos inteligentes como procesos, es muy útil no solo en el culturismo sino en cualquier área de la vida en la que quieras lograr algo y puesto que todos queremos lograr algo en la vida, generalmente bastantes cosas, deberíamos hacerlo pensando en cómo lo vamos a obtener para luego seguir esos procesos y alcanzar esos objetivos.

Obviamente, un objetivo no debería ser tan fácil que no requiera ningún esfuerzo para alcanzarlo, pero tampoco debería estar tan lejos como para disuadirte de alcanzarlo por la magnitud o escala de lo que se requiere.

Este es el último paso, y es simple; cuando tengas una objetivo, date una fecha límite; sin este paso final, tus objetivos no tienen sentido de urgencia y, si pasa esto entonces no ha dado el paso de ser un deseo.

Está bien, un deseo realizable, medible y específico, pero al final del día es un deseo bien definido y es agregar este elemento final lo que hace que una objetivo sea una objetivo.

¿Eres capaz de seguir un plan de entrenamiento?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *