Sistema inmunológico

Músculos fuertes, sistema inmunológico fuerte

Publicado el 23 julio, 2020 | Research

Hemos hablado de fortalecer el sistema inmunológico en muchas investigaciones anteriores, sin embargo jamás lo hemos vinculados con el sistema muscular.

Para analizar este tema, echamos ojo a un estudio de 1999, hecho por investigadores de la Universidad de Bolonia en Italia, los cuales publicaron un estudio epidemiológico que sugiere que se puede detener el deterioro de nuestro sistema inmunológico con vitamina D, pero también con ejercicios de fuerza.

Lo que pasa es que cuanto más madura es la edad a la que llegas, menos funcionalidad tendría tu sistema inmunológico y disminuye más cada año; en cierto punto se vuelve tan débil que un simple resfriado puede significar el final.

Los músculos y el sistema inmunológico

La creciente evidencia ha demostrado que el sistema inmunológico interactúa estrechamente con otros sistemas fisiológicos, cuyas comunicaciones están mediadas por las citocinas y las hormonas circulantes.

El objetivo de este estudio fue evaluar si el número y la actividad citolítica de las células NK en un grupo de adultos mayores italianos relativamente sanos se vieron afectados por las modificaciones de los parámetros endocrinos, metabólicos y funcionales que ocurren durante el envejecimiento.

  • Se tomaron muestras de sangre de 62 hombres y mujeres de esta franja etaria.
  • Se pusieron células cancerosas en la sangre de los mismos.
  • Luego, se midieron cuánto tiempo les tomó a las células inmunes eliminar las células cancerosas.

Los investigadores observaron que cuanto más edad tenían los participantes, menos células inmunes [CD16] tenían en la sangre.

Pero, cuanto más masa muscular tenían los participantes en la parte superior de sus brazos, más células inmunes tenían en la sangre.

Desde este punto de vista, los músculos, al parecer, contrarrestan el efecto negativo que tiene el envejecimiento sobre el sistema inmunológico.



Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

Cuál es el mecanismo involucrado

Este estudio reveló que el grupo de sujetos más viejos con el mayor número de células NK y la función citolítica mejor conservada también presentó un metabolismo conservado de las hormonas tiroideas y la vitamina D y la integridad de la masa muscular.

De hecho, el número de células NK del sistema inmunológico y/o la actividad citolítica de sujetos sanos y adultos mayores se asoció positivamente con los niveles séricos de vitamina D, mientras que las hormonas T3, FT4, i-PTH y la masa corporal magra se asociaron solo con el número de células NK.

Otro factor fue el nivel de vitamina D; cuanta más vitamina D había en la sangre de los participantes, más células inmunes encontraron.

Pero, aunque más masa muscular significaba más células inmunes, la masa muscular no influyó en la efectividad con la cual las células inmunes mataron a las células cancerosas [E / T100], por ello tuvieron que anexar la relación con la vitamina D y los músculos.

Investigaciones recientes han demostrado que la hormona irisina, que es producida por los músculos, ofrece protección contra el cáncer, y que los hombres y mujeres adultos mayores saludables con tono musculares tienen cantidades inusualmente grandes de irisina en la sangre.

¿Eres adulto y estás fuera de forma?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *