reglas

¿Arnold nos dejó reglas o más que eso?

Publicado el 31 julio, 2020 | Workout

Aprender de los grandes es una valiosa lección de la vida y sin duda, Arnold tiene mucha experiencia y conocimiento para ofrecernos, ¿pero reglas?.

Cuando hablamos de reglas podemos decir que sin ellas no seremos exitosos, pero dejar de aprovecharlas sería una gran pérdida para nuestro crecimiento personal.

La mayor cualidad de Arnold Schwarzenegger es que no solo es un experto en todos los oficios, sino también un maestro en todos ellos: fue uno de los mejores culturistas de todos los tiempos, se convirtió en una estrella instantánea de Hollywood, es un exitoso empresario y fue uno de los gobernadores más populares de California.

Cómo fue capaz de ser exitoso

Pues Arnold agradeció las oportunidades y las encaró de frente, aprendiendo muchas lecciones invaluables y utilizando cada una de ellas para avanzar.

Ni una sola vez en su vida se ha quedado atrapado porque siempre buscó una manera de mejorar y observando lo que nos dice en el vídeo, podemos sentir lo que nos quiere decir, ¿verdad?.

Aquí repasamos las mejores lecciones que nos deja uno de los mejores atletas de la historia y cómo las usó para convertirse en la leyenda que es hoy.

Confía en ti y trabaja en equipo

«Estaba decidido a ser único»… no importa lo que alguien más haya dicho, Arnold creía que podía hacer realidad sus sueños dentro del culturismo… esta es una de las reglas para lograr el triunfo.

Nunca dejes que opiniones externas disminuyan la confianza en ti mismo, en las habilidades y destrezas que te hacen único.

Además, sabía que un compañero fuerte y conocedor podía ayudarlo y motivarlo, así que formó equipo con el monumental Franco Columbu para entrenar y luego aplicó este secreto del éxito a los negocios.

Aprende de los errores y tus mentores

Cuando un Arnold de 108 kg perdió el Mr. Universo de 1968 por una mala postura y dejó en el podio a Frank Zane, aprendió una valiosa lección.

Él aprendió de ese y los futuros errores, prestando especial atención a cada detalle… son estos detalles los que te harán ser un ganador dentro y fuera del gimnasio, todos los días de tu vida…

Joe Weider le enseñó a Arnold sobre el entrenamiento, posturas, promoción y negocios y, a lo largo de sus diversas carreras, se ha beneficiado de la sabiduría de sus asesores experimentados.

Es por ello que no debes menospreciar la enseñanza ni las reglas que puede brindarte un entrenador con experiencia y, siendo así, confía en él y en su experiencia para ayudarte a alcanzar todo tu potencial.

Rompe las reglas en un gran ambiente

En un suelo fértil, una semilla puede convertirse en un enorme árbol de roble; con esto queremos decirte que el entrenamiento dentro de un ambiente genial, ese que todos sueñan hace que tengas un refuerzo positivo, que te rodees de críticas constructivas y un conocimiento práctico para progresar semana a semana.

Arnold además impuso una frase conocida, “ROMPE LAS REGLAS”… es que al principio de su carrera, las pantorrillas de Arnold estaban rezagadas. Después de consultar con Reg Park, las trabajaba seis días a la semana, un enfoque poco ortodoxo que ayudó a convertir una debilidad en una fortaleza…

Sé hambriento pero competitivo

Competir con algunos de los mejores culturistas de todos los tiempos, incluido el legendario Sergio Oliva, el único culturista que ha superado a Arnold en el escenario de un Mr. Olympia, es una de las cosas que lo llevó  a convertirse en el ícono que es hoy.

Arnold sabía que si querías algo, tenías que trabajar duro para conseguirlo, sin excusas, además de estar hambriento por objetivos que ni siquiera se relacionaban al deporte. Este apetito por demostrar su valía lo hizo ser un gran actor y un gran político, así como hombre de negocios exitoso.

No tengas miedo al fracaso

A Arnold se le aconsejó que no arriesgara su inmensa reputación en el Mr. Olympia de 1980, pero, como siempre, se deleitó con el desafío y se negó a dejar que el miedo a la derrota lo disuadiera.

Simplemente ignoraba a sus detractores y sus reglas y, esto se aplicaba a aquellos que le advirtieron que no se presentara durante ese año y los muchos que afirmaron que nunca sería más que un actor… «no prestes atención a las personas que dicen que no se puede hacer», decía Arnold…

Para finalizar, su mayor satisfacción fue devolver a todo el mundo lo que pudo ganar a través del mundo, ayudando a las personas a ser más saludables, a verse mejor y tener mentalidad más positiva, siendo la mejor recompensa de su vida.

¿Necesitas más motivación para entrenar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *