Una mala higiene oral aumenta riesgo de enfermedades cardiacas

Publicado el 31 mayo, 2010 | Research

Se debe cepillar y cuidar los dientes visitando al dentista en forma periódica

Las personas que tienen una mala higiene oral tienen mayor probabilidad de sufran de enfermedades cardiacas comparativamente con las que cepillan los dientes dos veces por día, revela un estudio publicado en la British Medical Journal (BMJ). A lo largo de los últimos veinte años está habiendo un interés creciente en los vínculos entre los problemas cardiacos y las enfermedades de las encías y, aunque haya sido demostrado que las inflamaciones, incluyendo de la boca y de las encías, desempeñan un papel importante en la acumulación de las arterias obstruídas, este es el primer estudio que investiga como el número de veces que se cepilla los dientes influencia en el riesgo de desarrollar enfermedades cardiacas.

El equipo responsable por esta investigación, liderado por Richard Watt, de la Universidad de Londres, analizó datos de más de 11 mil adultos, teniendo en cuenta comportamientos del estilo de vida como el tabaquismo, la actividad física y las rutinas de salud oral como la frequencia con que van al dentista y con que se lavan los dientes. Además, habían sido recogidas informaciones sobre la historia médica y familiar de enfermedades cardiacas; así como datos de tests y análisis de tensión y relacionados a la sangre. Las muestras de sangre permitieron a los investigadores determinen los niveles de inflamación presentes en el organismo.

Aumento del riesgo cardiovascular comprobado

Los resultados demuestran que los comportamientos de salud oral fueron generalmente positivos, ya que seis de cada diez de los participantes confirmaron que visitaban el dentista cada seis meses y 71% de los investigados revelaron que cepillan los dientes dos veces por día.

Después de comparar estos dados con los factores de riesgo cardiovascular establecidos, como la clase social, obesidad, tabaquismo e historia familiar de enfermedades cardiacas; los investigadores constataron que los participantes que relataron lavarse los dientes con menos frequencia tenían un riesgo 70 por ciento más de sufrir una enfermedad cardiaca cuando se comparaban con las personas que se cepillaban los dientes dos veces por día, aunque el riesgo total se mantuviese bastante bajo.

«Nuestros resultados confirmaron y habían reforzado la asociación sugerida entre la higiene oral y riesgo de enfermedad cardiovascular”, refirió Richard Watt, focalizando que serán necesarios nuevos estudios experimentales para confirmar si este axioma es uno hecho casual o un marcador de riesgo.

Artículos relacionados:

Deja un comentario