Cardo Mariano

Publicado el 31 mayo, 2010 | Wiki

Ayuda a reparar las células hepáticas dañadas por las toxinas, así como protege a las células del hígado sano

El cardio mariano es una planta medicina llamada (silybum mariano – silimarina) que se utiliza para tratar las enfermedades del hígado desde los años 1700. Sus activos tienen la característica de capturar los radicales libres y estabilizar las membranas, frenan la peroxidación de lípidos, pueden impedir que los compuestos químicos de efecto tóxico causen dalos en las células hepáticas. Las investigaciones llevadas a cabo con el cardo mariano han confirmado sus efectos protectores y regeneradores del hígado, así que en el caso de importantes efectos perjudiciales que afectan al hígado, los suplementos de de contenido con cardo mariano puede ayudar a combatir los daños.

La silimarina protege contra las más severas necrosis hepáticas, tales como las provocadas por el tetracloreto de carbono y contra las lesiones tóxicas del hígado ocasionadas por las toxinas de setas venenosas. Las sustancias activas del cardo mariano también pueden ser usadas curativamente, esto es, después de la ingestión de productos tóxicos. Una vez que algunos venenos llevan algunas horas de ser absorbidos y al llegar al hígado, la silimarina puede retrasar su asimilación, permitiendo al organismo eliminar las toxinas.

Sin embargo, el efecto curativo es más débil que el efecto preventivo. Otro efecto terapéutico es debido a la silibina, un componente de la silimarina. La silibina estimula varias funciones de las células hepáticas, tales como la proliferación celular, la síntesis proteica, la asimilación del oxígeno, la formación de energía, la reparación de las membranas celulares damnificadas, etc. La silimarina tiene una fuerte acción antioxidante, protegiendo a las células hepáticas contra la peroxidación lipídica.

La silimarina estimula la actividad de la superoxidodismutasa (SOD) y aumenta los niveles de glutationa peroxidasa (GSH), los dos principales sistemas enzimáticos envueltos en la neutralización de los peligrosos radicales libres del oxígeno. La silimarina además tiene una acción anti-inflamatoria y anti-alérgica.

Artículos relacionados:

Deja un comentario