La dieta mediterránea verde y el hígado

Publicado el 18 febrero, 2021 | Health, Research

Todos conocemos los poderes de la dieta mediterránea, ¿pero en su versión verde que quiere decir para los atletas?.

Una dieta mediterránea «verde» que incorpora proteínas vegetales extra y polifenoles puede reducir el riesgo de enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFLD) a la mitad, pero en general puede ayudar a los culturitas a proteger uno de sus órganos más sensibles durante un programa de entrenamiento.

Estos hallazgos, hechos en un ensayo clínico a largo plazo de la Universidad Ben Gurion del Negev muestran que nuestra dieta, esa que consumimos con mucho placer también reduce la grasa intrahepática (IHF) en más de la mitad en comparación con otras estrategias y dietas nutricionales.

Sabemos que la dieta mediterránea con todos sus aditivos naturales y sabores ha pasado por numerosos estudios, que la ven como una o la más saludable. Ahora, los investigadores han refinado la dieta y ha descubierto elementos que pueden hacer cambios drásticos en la grasa hepática y otros factores clave de salud.

Por ejemplo,

Agregar té verde y batidos verdes a una dieta mediterránea podría proteger especialmente al hígado.

La dieta verde y la protección hepática

La dieta mediterránea verde sigue los mismos principios que una que es tradicional, rica en verduras, pescado, frutos secos, hortalizas coloridas, aceite de oliva y carnes rojas magras y algo de azúcar y, por supuesto las especias que no pueden faltar.

Sin embargo, incorpora un aumento de proteínas vegetales verdes y polifenoles derivados de ingredientes como el té verde y la lenteja de agua (Wolffia globosa); esta variante también restringe más estrictamente el uso de carnes rojas.

Ahora, si bien algo de grasa en el hígado es saludable, los niveles excesivos de grasa del 5 por ciento o más pueden provocar resistencia a la insulina, diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares, disminución de la diversidad del microbioma intestinal y desequilibrio microbiano.

También se apunta que actualmente, no hay ningún fármaco disponible para tratar el hígado graso y la única intervención es la pérdida de peso y la reducción del consumo de alcohol.

Por otro lado, el impacto de la dieta del culturista puede hacer que el hígado sea impactado y, si bien no siempre se relaciona al consumo excesivo de grasas, esta es una estrategia complementaria natural y eficaz que todos deben prever.

Es herramienta nutricional eficaz para proteger el hígado y reducir su condición grasosa, más allá de la pérdida de peso.



Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

La dieta mediterránea verde y la reducción de grasa

El ensayo de 18 meses, llamado Direct-Plus, comenzó en 2017 en el Centro de Investigación de dicha casa de estudios israelí, con 294 trabajadores de 50 años y con obesidad abdominal.

Los participantes fueron asignados al azar para seguir uno de los tres regímenes dietéticos saludables; la dieta mediterránea, la dieta mediterránea verde o una dieta equilibrada considerada saludable

A continuación, se muestran las imágenes de resonancia magnética que muestran las mejoras comparativas realizadas por la dieta mediterránea verde.

Durante las pruebas, los del grupo verde consumieron de tres a cuatro tazas adicionales de té verde por día en comparación con los otros grupos. También consumieron 100 g de lenteja de agua congelada por día en forma de ingrediente Mankai que proporcionó 800 mg adicionales de polifenoles cada día.

  • Junto con cada dieta, todos los participantes recibieron un régimen de ejercicio físico con una membresía gratuita al gimnasio.
  • También se sometieron a resonancias magnéticas para cuantificar la proporción exacta de exceso de grasa intrahepática antes y después del ensayo.

Los resultados mostraron que todas las dietas conducían a la reducción de la grasa hepática. Sin embargo, la dieta mediterránea verde resultó en la mayor reducción de grasa hepática en un 39%, en comparación con la tradicional (20%) y una dieta saludable (12%), lo que parece una diferencia significativa para perder peso.

El poder de los polifenoles

Los investigadores plantean la hipótesis de que los polifenoles y la reducción de la carne roja desempeñan un papel en la reducción de la grasa hepática.

Específicamente, una mayor ingesta de mankai y nueces combinada con un menor consumo de carne roja o procesada se asoció significativamente con los niveles de pérdida de grasa hepática.

Ambos grupos de dieta mediterránea tenían niveles plasmáticos totales de polifenoles significativamente más altos. También se detectaron polifenoles más específicos, que se encuentran en las nueces y el mankai, en el grupo de la dieta mediterránea verde.

¿Consumes muchas verduras verdes?

Deja un comentario