Caminata

Caminata, ¿le sacas beneficios?

Publicado el 12 julio, 2020 | Uncategorized

La caminata complementa tu jornada laboral, tu entrenamiento y tus objetivos físicos de algunas formas que puedes no saber.

Aunque suena demasiado fácil, hacer una simple caminata brinda múltiples beneficios físicos y mentales al culturista, ya que ayuda  a mejorar la recuperación, el rendimiento y la composición corporal.

Es posible que muchos culturistas no tomen en serio la caminata, porque no un ejercicio lo suficientemente “duro”, pero aquí te exponemos varias razones para incorporarla en tu rutina diaria.

Desarrolla una base aeróbica

La mayoría de los culturistas odian el cardio de larga duración, pero es necesario hacer un trabajo cardiovascular mínimo para desarrollar una buena función básica.

Agregar caminata a tu día desarrollará esa base aeróbica, mejorando tu sistema cardiovascular y manteniendo la salud de tus sistemas que trabajan en sinergia mientras te mantienes activo.

En fin, mejorará tu condición física aeróbica para que puedas entrenar más vigorosamente y por más tiempo. Esto lo hace, aumentando la cantidad y el tamaño de los vasos sanguíneos en los músculos, mientras mejora la potencia pulmonar.

Ayuda a la recuperación

Como la caminata es de baja intensidad y de bajo impacto, puede acelerar la recuperación mientras mitiga el estrés en las articulaciones y el sistema nervioso central.

Por un lado, aumenta el flujo sanguíneo, lo que te ayudará a recuperarte de las lesiones e incluso al entrenamiento. Podría tener un pequeño efecto de hilo dental que ayuda a que los nervios se alineen de manera óptima y, por lo tanto, conduzcan tus impulsos eléctricos de una manera ideal.

¿Alguna vez escuchaste a alguien decir que una caminata ayuda a que tus músculos rígidos y doloridos se sientan mejor?; bueno, ahora ya sabes el por qué.

Por otro lado, controlar la inflamación local y sistémica es crucial durante recuperación, y caminar es la forma más sencilla de hacerlo.

  • Durante el ciclo activo coordinado de la marcha, la musculatura de las piernas, los brazos y el núcleo se engancha en un patrón recíproco de naturaleza intermitente.
  • Este patrón toca las eslingas oblicuas del cuerpo formadas por glúteos, core, dorsales y pectorales, junto con contracciones agonistas / antagonistas de las extremidades para mover el cuerpo hacia adelante sin problemas.

Estas acciones musculares sinérgicas ejercen presión a través de los sistemas linfático y venoso para empujar el exceso de líquido que se acumula a través del estrés local y lo lleva de regreso a la circulación central, para luego ser excretado.

Mientras caminas, hidrátate siempre

 



Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

La caminata y el alivio del dolor

Caminar puede ser un poderoso analgésico ya que puede activar estabilizadores clave de la columna vertebral, mejorar la funcionalidad dentro de los motores principales del cuerpo y desencadenar la recuperación y el flujo sanguíneo a los tejidos que necesitan actividad, especialmente si estás lesionado y lastimado.

El dolor crónico de la espalda baja es común y los músculos involucrados en ellos son el “cuadrado lumbar” y el “psoas norotioso”, que son los estabilizadores profundos responsables de integrar la columna lumbar con la pelvis y el complejo de la cadera.

La caminata es un remedio funcional para estos dos grupos musculares. 

Mejorar tu modo de caminar, encontrar los golpes óptimos en el talón, seguir unos patrones de movimiento y afinar la calidad es la forma en que lograrías aprovechar estos beneficios para la espalda baja.

Mejora el estado mental

Una ventaja de caminar es la mejora cognitiva y el bienestar general, ya que se genera un aumento del flujo sanguíneo que no solo se desvía a la musculatura activa involucrada en el movimiento, sino que también se transporta al cerebro, sobre todo si caminas en zonas verdes.

Este aumento del flujo sanguíneo cerebral reduce el riesgo de enfermedades vasculares y degenerativas, pero también aumenta la serenidad y el estado de fluidez mental.

Incluso los períodos breves de 10-15 minutos a la vez al día pueden encender tu motivación para seguir luchando contra los hierros, estimulando los procesos de pensamiento profundos durante todo el día.

La caminata y la pérdida de grasa

Esta actividad simple puede servirte para maximizar el gasto calórico mientras minimizas el estrés ortopédico, sistémico y mental.

El movimiento sostenible que se realiza en la caminata, puede ser un generador extra de pérdida de grasa, sin mucho estrés, dependiendo de cómo lo hagas.

Hacer caminatas de unos 30 minutos, alternando entre intensidad moderada o alta, puede ayudarte a desarrollar un HIIT complementario.

Te proponemos algunas ideas para añadir una herramienta metabólica adicional para derretir grasa y acondicionar tu cuerpo:

¿Cuál es el ejercicio cardio que más te gusta?

Deja un comentario