La caminata controla las ganas de comer

Publicado el 26 septiembre, 2013 | Research

Un ejercicio confortable que puede construir un físico fenomenal

El ejercicio más fácil que todos los principiantes deberían pensar en ejecutar es la caminata, porque no exige habilidad, es barata, puede ser hecha a cualquier hora del día, no tiene restricción de la edad y puede ser hasta hecha en casa sobre una esterilla; además de mejorar la circulación, combatir la osteoporosis, mejorar el sistema cardiorespiratorio, aumentar el bienestar, o estimular el cerebro, también controla la voluntad de comer induciendo al cuerpo a estar más delgado.

Para una persona que no practica ningún tipo de deporte, una caminata de 10 minutos por día ya provoca efectos perceptibles al cuerpo, tras sólo una semana, explican los fisiólogos deportivos; mientras se mejora el acondicionamiento físico mejorando la salud del cuerpo y mente, puede también regular la dieta y este factor es interesante para los que empiezan a entrenar buscando un cuerpo diez.

Un estudio reciente hecho por investigadores de la Universidad de Exeter, en Inglaterra, sugiere que hacer caminatas puede contener la adicción por el chocolate u otros azúcares; durante el estudio, fueron evaluadas 25 personas que consumían una cantidad de por lo menos 100 gramos por día de chocolate. 

Los chocolatras tuvieron que renunciar al consumo del dulce y fueron divididos en dos grupos, y a uno de ellos se les indujo a realizar una caminata diaria.

Los investigadores percibieron que una persona que no come chocolate o algún dulce de preferencia, juntamente con el estrés provocado por el día a día, aumenta la gana de consumir dulces, pero, una caminata de 15 minutos proporciona una reducción significativa de la ganas por la glusemia. 

Además de ocupar el tiempo con otra cosa que no sea la comida, la caminata libera hormonas, como la endorfina, que relajan y combaten el estrés, efecto que muchas personas buscan compulsivamente en la comida.