La función cerebral se estimula con el Yoga

Publicado el 10 junio, 2013 | Research

Después de una sesión de 20 minutos se puede lograr un efecto indescriptible

En un estudio hecho en Estados Unidos, se informa que una sola sesión de 20 minutos de Hatha Yoga mejora significativamente la velocidad y la presición cuando deben hacer pruebas de memoria y control inhibitorio, que son dos medidas de la función cerebral asociadas con la capacidad de mantener el enfoque, disfrutar, conservar y utilizar una nueva información; después de ejecutar los ensayos, los participantes se desempeñaron significativamente mejor inmediatamente después de la práctica de yoga en comparación a un vigoroso ejercicio aeróbico moderado durante el mismo periodo de tiempo. 

El yoga es una ciencia hindú antigua y el estilo de vida que incluye no sólo los movimientos físicos y posturas, sino también regular la respiración y la meditación; la práctica consiste en un componente de atención activa, pero sus posibles beneficios no se han explorado a fondo y cada vez es más popular entre los practicantes de musculación porque no solo se sienten mejor en su salud, sino específicamente en su salud mental que es importante para obtener resultados expléndidos dentro de un plan de entrenamiento.

  • La intervención en este experimento, implicó 20 minutos de yoga sentados y con posturas de pie que incluían contracción isométrica y relajación de los diferentes grupos musculares y respiración regulada. 
  • La sesión concluyó con una postura de meditación y respiración profunda. 
  • Los participantes también completaron una sesión de ejercicio aeróbico en una cinta durante 20 minutos al 60%-70% del VOMax; esta gama fue elegido para replicar los hallazgos previos que han demostrado mejorar el rendimiento cognitivo en respuesta a esta intensidad. 

Gothe y sus colegas se sorprendieron al ver que los participantes mostraron una mayor mejoría en sus tiempos de reacción y la precisión en las tareas cognitivas después de la práctica de yoga que después de la sesión de ejercicio aeróbico, que no mostró mejoras significativas en la memoria y los resultados de control inhibitorio. 

Parece que después de la práctica del yoga, los participantes fueron más capaces de concentrar sus recursos mentales, procesar información rápidamente, con mayor precisión y también aprender, mantener y actualizar los elementos de información más eficazmente que después de realizar una sesión de ejercicio aeróbico.

La respiración y ejercicios de meditación apuntan a calmar la mente y el cuerpo, manteniendo los pensamientos que distraen a distancia, mientras el practicante se concentra en su cuerpo, la postura o la respiración; tal vez estos procesos se traducen más allá de la práctica de yoga al intentar realizar tareas mentales o actividades del día a día.

Muchos factores podrían explicar los resultados; la mayor conciencia de uno mismo que viene con ejercicios de meditación es sólo uno de los mecanismos posibles, además, la meditación y los ejercicios de respiración son conocidos por reducir la ansiedad y el estrés, que a su vez puede mejorar los resultados de algunas pruebas cognitivas.

Aunque se hizo un estudio sobre 20 minutos de yoga y ejercicios aeróbicos, el estudio es muy oportuno y los resultados permiten ver las posibilidades de las actividades orientales en su real dimensión, tanto para la salud como para el entrenamiento con pesas, que definitivamente necesita de una estimulación cerebral para que sea eficiente a largo plazo.

Artículos relacionados:

Deja un comentario