Porque consumir aceites de pescado

Publicado el 2 septiembre, 2010 | Health

Ayudan en la salud cardiovascular y mejoran la flexibilidad del hígado

Los aceites de pescado, son ricos en ácidos grasos omega-3 y pueden ayudar a prevenir la depresión, a regularizar los estados de ánimo maníaco-depresivos, y aliviar los síntomas de la esquizofrenia. Es una de las pocas sustancias conocidas con bajas concentraciones de triglicéridos (sustancias grasas) que presentan un riesgo cardiovascular, en la sangre. Para los culturistas el omega-3 en cápsulas de aceite de pescado tiene más poder que el aceite de lino en relación a la activación el metabolismo de las grasas, reducción del catabolismo; y además reducir la carga y la tensión de las articulaciones.

Razones por el cual el aceite de pescado es esencial

  • Aumentan la cantidad de ácidos grasos Omega-3 que tiene efectos directos sobre los niveles de serotonina.
  • Los aceites de pescado contienen ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA) que ayudan a prevenir enfermedades cardiacas, depresión y cáncer. 
  • La investigación ha demostrado que la suplementación con aceites de pescado puede reducir notablemente la producción de interleucina-1beta lo que resulta en una reducción significativa en la rigidez matutina y el número de articulaciones dolorosas en pacientes con artritis reumatoidal. 
  • Varios ensayos clínicos han concluido que el consumo de pescado con regularidad o que se completa con aceites de pescado puede reducir el riesgo de muerte súbita cardíaca hasta en un 50%. 
  • Los investigadores médicas informan que la suplementación con aceites de pescado, EPA y DHA es muy eficaz para retrasar la progresión de la nefropatía «IgA», una enfermedad renal común. 
  • Los estudios epidemiológicos han demostrado que las poblaciones con un alto consumo de aceites de pescado tienen una incidencia menor de enfermedades inflamatorias como el asma. 
  • Los investigadores de universidades americanas reportan que los suplementos de aceite de pescado disminuyen la presión arterial de manera significativa en personas con hipertensión y no tienen efectos sobre el control de la glucosa, incluso en personas con diabetes media. 
  • Los investigadores médicos en Nueva Zelanda proporcionan pruebas convincentes de que un mayor consumo de aceites de pescado ayuda a reducir el riesgo de desarrollar cáncer de próstata.
  • En altas concentraciones, puede bajar los niveles de triglicéridos. También pueden elevar los niveles de HDL (lipoproteína de alta densidad), el colesterol bueno, o bajar los niveles de LDL (lipoproteína de baja densidad), el colesterol malo, mejorando el perfil general del colesterol.
  • Está comprobado que consumir aceite de pescado durante el embarazo incrementa los niveles de EPA y DHA en la leche materna y el estado de DHA en los crios.

Los suplementos de aceite de pescado contienen normalmente 18% de EPA y 12% de DHA, aunque es posible encontrar suplementos más purificados con un mayor contenido de EPA y DHA). También el DHA está disponible en un suplemento que no contiene cantidades importantes de EPA.

Estas grasas esenciales no se puede obtener a través de otros alimentos ni las puede fabricar nuestro cuerpo. Ellas son esenciales porque son componentes básicos para la vida de las células en nuestro cuerpo y necesarias para reconstruir las células existentes y la producción de nuevas.

Las presentaciones

  • El aceite de pescado natural con un máximo de 38 a 40% de ácidos grasos omega-3 es mejor que el aceite de pescado modificado químicamente para incrementar el contenido de EPA; ya que este proceso puede reducir la estabilidad y la pureza del aceite.
  • El aceite de hígado de bacalao también contiene buena cantidad de EPA y DHA, pero un poco menos que otros suplementos de aceite de pescado. Este aceite contiene también vitaminas A y D, las cuales pueden ser tóxicas si se las consumen mucho; entonces tomar más de una cucharada al día de aceite de hígado de bacalao sólo debe hacerse con orientación médica.

La dosificación

  • Los estudios muestra que se requieren al menos 3 gramos de la mezcla de EPA + DHA; y para consumir esta cantidad, se requeririán hasta 10 gramos de aceite de pescado, porque sólo contiene 18% de EPA y 12% de DHA. No hay una cantidad ideal más baja para personas sanas. La cantidad máxima de aceite de pescado tolerada por personas con pérdida de peso vinculada al cáncer fue de alrededor de 21 gramos al día.
  • Muchas personas toman varios gramos de aceite de pescado y podrían tener perturbaciones gastrointestinales y tener aliento a “pescado”. Estos efectos son por la oxidación (enranciamiento) del aceite de pescado; entonces el uso de aceite fresco estabilizado con vitamina E reduciría estos efectos.

Artículos relacionados:

Deja un comentario