Los Omega's

Publicado el 21 agosto, 2010 | Research

Combinar el Omega-3 con la dieta nivela la relación con el Omega-6 reduciendo los procesos inflamatorios crónicos

Existen los grasos omega-3, omega-6, y omega-9 que el cuerpo utiliza, pero para el propósito de este articulo, solo hablaremos sobre los ácidos grasos omega-3 y omega-6. La dieta debería consistir en un relación de 1:1 de ambos, omega-3 y omega-6, pero la mayoría de los alimentos que en general las personas consumen y trabajan dentro de sus cuerpos probablemente en un relación de 10:1 y hasta 25:1 de omega-6 a omega-3. Esto, hace que se agregue demás uno de ellos y por consecuencia causará problemas.

Cuando el cuerpo tiene abundante ácido graso omega-6, inicia una respuesta anti-inflamatoria o inflamatoria en el cuerpo. Un poco de esto es natural y tiene muchos usos cuando se da en cantidades pequeñas temporalmente, pero con el correr del tiempo empezarán a surgir algunos síntomas indeseables.

Respuesta inflamatoria benéfica

El proceso inflamatorio aquí es realmente el proceso de curación de una lesión grave. Sin la inflamación del tejido, la curación no se daría. Cuando se tiene un esguince de tobillo, la respuesta inflamatoria se inicia y causa hinchazón que ayuda a inmovilizar la articulación y cuidarlo de lesionar más el tobillo. Es la forma que el cuerpo tiene para poner un molde o protección en el área.

Mientras más dure la hinchazón más ha sido dañado el tejido, y la lesión tomará más tiempo para curarse. El levantamiento de pesas es otro ejemplo de proceso de inflamación temporal aguda. Es este proceso inflamatorio el que construye músculo, y se debería fomentar este proceso inflamatorio agudo porque es el que cura al cuerpo y nos hace más fuerte; y esto usualmente ocurre dentro de las primeras 72 horas.

La respuesta inflamatoria crónica

Lo que queremos evitar es el proceso inflamatorio crónico, que es el proceso donde no se detiene la inflamación, en donde los tejidos y los órganos eventualmente se dañarán. El incremento del ácido graso omega-6 puede ocasionar problemas con la inflamación, inclusive peores.

  • Las personas normalmente consumen alimentos que son altos en ácidos grasos omega-6, y el cuerpo se queda en un constante estado de inflamación ya que está tratando de reconstruir el músculo y los tejidos que están dañados una y otra vez cada vez que uno come.
  • El cuerpo enviará una sustancia llamada fibrina al área para reconstruir y no se detendrá mientras haya un constante proceso de inflamación. El cuerpo continúa liberando fibrina hasta que los músculos no estén suaves y flexibles como deberían estar.

Entonces ellos terminan duros y resecos, el cuerpo estará totalmente adolorido, y estará constantemente cansado (suena como fatiga crónica y/o fibromialgia).

Evitar medicamentos anti-inflamatorios

Si se tiene inflamación crónica y se busca alguna fuente de alivio, en general se toma una anti-inflamatorio no-esteroidal que se puede encontrar. Las aspirinas por ejemplo tienen efectos analgésicos, anti-inflamatorios, antipiréticos (baja la fiebre) como también efectos anti-coagulantes, pero con algunos medicamentos, se podría tener efectos colaterales. Uno de los efectos colaterales más comúnmente vistos es la úlcera; que es bien peligrosa para la salud. El Acetaminofeno (Tylenol), por ejemplo podría dañar el hígado.

Lo mejor, detener la inflamación crónica

Entonces ¿Qué detiene este proceso de inflamación crónica?  ¡¡¡ Los ácidos grasos omega-3 !!! Recordemos la relación 1:1 que los ácidos omega-3 y omega-6 deberían tener. La razón de esto es que los ácidos grasos omega-3 trabajan sobre la construcción de los músculos y los tejidos a través de la fibrina.

Cuando uno reduce la cantidad de ácidos grasos omega-6 se reduce el proceso inflamatorio, y no se lo debe tratar de erradicarlo totalmente de la dieta, pues no es aconsejable. Lo más fácil es incrementar el consumo del otro ácido graso esencial, el Omega 3.

Los aceites de pescado contienen esos ácidos grasos omega-3. La guía alimentaria de la Asociación Americana del Corazón recomienda que los adultos saludables coman por lo menos dos servicios de pescado por semana, particularmente pescados como caballa, truchas, arenque, sardinas, atún blanco y salmón.

Conocer más sobre los mejores suplementos Omega 3 del mundo

Artículos relacionados:

Deja un comentario