Lesiones al entrenar

Publicado el 28 diciembre, 2009 | Health

El entrenamiento y las lesiones en los pectorales, hombros, bíceps, y tríceps

De nada sirve tener un entrenamiento muy fuerte y acabar con una lesión que te alejará del gimnasio por meses. Debeis aprender a evitar las lesiones más comunes en el gimnasio y tendrás mayores ganancias. MásMúsculo presenta las diversas lesiones que se puede sufrir en durante el entrenamiento, y os aconseja mediante un artículo relacionado a como evitar lesiones durante el entrenamiento.

El pectoral

Las distensiones en los músculos del pecho ocurren más frecuentemente donde el pectoral se inserta en el húmero – parte superior del brazo. Como a los culturistas les gusta trabajar con la barra más pesado posible, esa distensión generalmente es asociada al estrés excesivo debido a la carga muy pesada, generalmente por falta de un calentamiento adecuado. La técnica errada también puede ser responsable por una elevada proporción de lesiones en el pecho. Dejar el peso bajar mucho rápidamente durante la ejecución del press con barra puede causar un movimiento súbito e intenso en toda la estructura pectoral. Asi mismo, dejar el peso caer mucho rápidamente cuando se ejecuta la apertura con mancuernas también puede forzar mucho el pectoral, en especial si el músculo estuviere contraido y no hubiere sido calentado y elongado antes del entrenamiento.

Los hombros

Las lesiones en los hombros son relativamente comunes entre culturistas. Entrenar con barras para desarrollar los hombros ponen mucho esfuerzo en esa zona. El esfuerzo intenso puede causar ruptura parcial del manguito rotador. También es posible forzar mucho las tres cabezas del deltoide y sus tendones de inserción o de origen.

Otro problema posible en el área de los hombros es la bursitis sub-deltoide. La bursa es una cavidad cerrada en el tejido conjuntivo entre un tendón y un hueso adyacente que se mueve en relación de uno al otro. Ella suministra una superficie lubricación de modo que el tendón pueda deslizarse directamente sobre el periosteo del hueso. La bursitis es una condición inflamatoria en la cual la bursa no es capaz de hacer su trabajo, y el movimiento del área causa dolor y dificultad. Frank Zane sufría de bursitis del hombro y era capaz de superarla con suplementación vitamínica intensa, tratamiento con uno quiropracsis y un entrenamiento ligero hasta la cicatrización.

La tendinitis bicipital es otro problema común del hombro en el cual el tendón del bíceps trabaja hacia el frente y atrás se inflama debido al esfuerzo y a la fricción. Medicaciones como cortisona son indicadas con frecuencia en el tratamiento de lesiones del hombro como éstas.

En el evento de una lesión del hombro, a veces es posible hacer ejercicios de hombro con ángulos diferentes, para ello es necesario consultar con el entrenador y con un fisioterapeuta para utilizar técnicas relacionadas a la fisiología del ejercicio.

Los bíceps

Los bíceps pueden romperse en las terminaciones del músculo – en el origen, en la escápula o en la inserción del radio – o en cualquier local a lo largo del músculo. El esfuerzo en los bíceps puede ser agudo o acumulativo. Los bíceps, músculo relativamente pequeño, son forzados fácilmente porque ellos están envueltos en una amplia variedad de ejercicios. Además de los ejercicios para bíceps y para la espalda, cualquier tipo de movimiento con arrastradas – desde la remada sentada hasta levantar la barra fija con cogida abierta – trabaja los bíceps. Eso vuelve difícil trabajar los músculos principales con una lesión de bíceps, ya que los músculos son necesarios para complementar muchos movimientos diferentes. Sin embargo, la única manera de tratar esa lesión es por medio del reposo completo.

En casos de lesión grave, en que hay ruptura completa de los bíceps, una operación puede ser necesaria para reparar la estructura.

Los tríceps

Los tríceps están sujetos al mismo tipo de esfuerzo que los bíceps y otros músculos. Otra lesión común de los tríceps es la bursitis del olécrano (el olécrano es la punta de codo). Cuando se realiza movimientos como extensión de codo, se arrastra en la inserción de los tríceps en codo. Ese movimiento es apoyado en la bursa, que se vuelve irritada cuando es aplicado mucho esfuerzo en el área, lo que produce una sensación de quemazón.

Los tríceps también pueden ser forzados por el exceso de entrenamiento o por el esfuerzo súbito debido a una técnica errada. En casos de ruptura completa de los tríceps, la operación sería necesaria para reparar la estructura.

Artículos relacionados:

Deja un comentario