Hijos y entrenamiento de fuerza, ¿es seguro?

Publicado el 13 noviembre, 2021 | Workout

A veces tus hijos pueden interesarse en el entrenamiento de fuerza cuando te ven en gimnasio, pero si deseas que entrenen junto a ti, hay algunas cosas que comprender antes.

En primer lugar, existe la creencia común de que el entrenamiento de fuerza puede dañar las placas de crecimiento de los hijos y, por lo tanto, su altura no aumenta, su fuerza muscular se debilita y puede provocar  articulaciones débiles que aumentan el riesgo de fractura ósea y mucho más.

Estas razones pueden sonar realmente aterradoras, ¿verdad?, pero la realidad es que todos estos argumentos son completamente injustificados.

Fueron muchos los estudios realizados por algunos investigadores notables, que demuestran que el entrenamiento de fuerza es completamente seguro para los hijos pequeños y tiene algunos beneficios significativos si se realiza bajo la guía de un experto.

¿Qué son las placas de crecimiento?

Las placas de crecimiento se encuentran al final de los huesos en los niños, su función es aumentar la longitud y el ancho del hueso.

Se conocen también como las áreas de crecimiento óseo nuevo. Si por alguna razón están dañadas, se puede detener el crecimiento de los niños.

Las placas de crecimiento cierran el extremo de los huesos una vez que llega a la pubertad, por esa razón tu cuerpo deja de crecer después de cierta edad.

¿Puede el entrenamiento afectar el crecimiento?

La última investigación realizada por algunos famosos médicos naturópatas, ha demostrado que el entrenamiento con pesas no puede dañar las placas de crecimiento de los niños si se realiza de forma adecuada y bajo la supervisión de un experto.

Sin embargo, levantar más carga de la recomendada o hacer ejercicio de forma inadecuada puede causar lesiones en las placas de crecimiento y puede detener el crecimiento.

El punto es que no solo el entrenamiento con pesas pueda dañar las placas de crecimiento. De hecho, cualquier tipo de deporte o actividad recreativa conlleva un riesgo de lesión.

Por tanto, si tus hijos están fascinados por el gimnasio y quiere unirse a tu rutina, sigue estos consejos útiles que pueden ayudarles a disfrutar de este fantástico deporte o actividad, el fitness, el cual debe ser seguro para cualquiera.

Comienza  con el peso corporal

Antes de comenzar a levantar pesas, primero, tus hijos deben poder levantar efectivamente su propio peso con la técnica adecuada y. quizás seguir paseando en bicicleta como lo hacen, ¿no?.

  • El entrenamiento con el peso corporal tiene un riesgo de lesiones muy bajo en comparación con el levantamiento de pesas o el uso de máquinas.
  • Además, la mayoría de los ejercicios de peso corporal, como flexiones, flexiones y sentadillas, se relacionan directamente con la fuerza funcional.

Puedes ayudar al cuerpo de tu hijo a adaptarse al estrés para que haya mucho menos riesgo de sufrir una lesión cuando finalmente comience a levantar pesas.

El cuerpo de tus hijos no solo podrán adaptarse al entrenamiento con pesas, sino también seguir un entrenamiento de fuerza súper efectivo usando solo su peso corporal.

El objetivo no es ganar músculo

Tus hijos deben saber antes de coger pesas que el objetivo no es ganar tamaño muscular a través del entrenamiento, si no que los beneficios que obtendrán son neuromusculares.

Esto significa que deberán aumentan su rendimiento muscular en lugar de aumentar su tamaño.

La mayoría de los niños quieren lograr esos bíceps que rasgan las mangas y un pecho cincelado, pero eso no será posible a una edad temprana.

Ahora bien, cuando no ven aumentar el tamaño de sus músculos, es más probable que se sobre-entrenen demasiado sin control, lo que eventualmente resultará en lesiones.

Encuentra un buen preparador

Cuando inscribas a tus hijos para seguir un programa de entrenamiento con pesas, asegúrate de encontrar un buen gimnasio, incluso si está un poco lejos de tu casa.

Además que el entorno debe ser de apoyo y debe haber otros compañeros pequeños en las clases. Ah, el preparador debe estar certificado y tener mucha experiencia en el campo del fitness.

El preparador siempre debe estar supervisando mientras se realiza cualquier ejercicio y asegurarse de que tus hijos no queden desatendidos, como en la escuela o liceo.

Obviamente, si deseas asegurarte de que tu hijo esté en buena forma para comenzar a levantar pesas, sería lo mejor ir al pediatra y al su médico antes. En fin, cuando tengas el OK, ¿si les compras algunas pesas y empieza en casa?.



Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE


Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

Concéntrate en su dieta y recuperación

Una alimentación saludable es importante para la buena salud y el crecimiento de tus hijos, incluso si no está entrenando con pesas. Los niños necesitan alimentos muy nutritivos para que sus necesidades de crecimiento se satisfagan de forma eficaz.

A través de una dieta saludable, pueden mantenerse a salvo de muchas enfermedades crónicas como la obesidad, los problemas cardíacos, la diabetes, entre otras.

Si a tu hijo le gusta el entrenamiento con pesas, la necesidad de comer alimentos nutritivos aumenta significativamente, ya que su cuerpo necesitará más comida de la habitual para una recuperación eficaz.

La recuperación es una de las partes más importantes de cualquier programa de entrenamiento y el cuerpo de un niño  necesita tiempo para curarse a sí mismo y prepararse para la siguiente carga de entrenamiento, minimizando  el riesgo de sufrir una lesión.

Los niños de 8 a 9 años pueden comenzar a levantar pesas de manera segura, sin embargo, también depende del nivel de madurez.

En fin, este y otros temas lo discutimos en nuestro canal… suscríbete como miembro y obtén muchos beneficios…

Deja un comentario