Diez maneras de estar motivados para entrenar

Publicado el 19 octubre, 2009 | Health

Consejos prácticos para las personas que entrenan en los gimnasios

Más Músculo presenta una investigación realizada por sus técnicos y amigos fisiculturistas que entrenan en los mejores gimnasios del mundo. La motivación depende de cada uno, pero adelantamos algunos consejos que pueden ayudar a mantenerse con ganas para entrenar duro.

 

Tiempo al Tiempo

Muchas personas en una combinación de entusiasmo e impaciencia, acaban entrenando de más, muy temprano o con mucha frecuencia. Los resultados de esto son: dolores, lesiones, sobre-entrenamiento y probablemente una gran decepción. Muchas de estas personas logran resultados de forma rápida, lo que no es una verdad absoluta en el fisiculturismo. Se debe dar tiempo al entrenamiento, aprovechar el momento y encajar el entrenamiento con pesas en la rutina diaria. Esperar resultados día tras día sólo irá a llevar la decepción.

Organizar el entrenamiento con anticipación

Organizar el entrenamiento antes de llegar al gimnasio “cuáles ejercicios que serán realizados en el día, cuantas repeticiones y preparación mental para tener un duelo mortal contra los pesos”, esto además de mejorar el foco en el entrenamiento, ayuda a la consistencia del mismo.

Tener un Compañero de Entrenamiento

Encontrar un compañero de entrenamiento con el mismo nivel de interés. Mejor todavía: alguien con más interés, mayor y más fuerte que uno. Esto irá a forzar a entrenar siempre al máximo. Un buen compañero de entrenamiento puede influenciar mucho la motivación en el gimnasio, y entrenar con él hace que el entrenamiento se torne un compromiso, pues él estará esperando a diario para poder empezar el entrenamiento. Y esto funciona para las dos personas involucradas.

Registrar los Resultados

Registrar las medidas, peso y porcentaje de grasa de tiempos en tiempos puede ayudar a la motivación. Si se estuviere haciendo dieta, entrenamiento y descanso correctos, los resultados vendrán y ver este progreso es un gran impulso para entrenar cada vez más y más.

Forzarse a ser lo mejor

Ponerse esto en la cabeza; siempre habrá alguien mayor o más fuerte que uno. Y cuanto más temprano se comprende y se acepta eso, más resultados se tendrá. Entrenar para si mismo, no para los otros y luchar para ser siempre mejor que en el día anterior.

Educarse

Ya se leyó el término “Sin Dolor, No hay Ganancia” ? Existe uno con la misma o mayor importancia: “Sin Cerebro, No hay Ganancia“. No es sólo el sufrimiento en el gimnasio que puede traer ganancia muscular, también el conocimiento y la experiencia ayudan. Es necesario conectarse a Más Músculo y buscar nuevas informaciones sobre entrenamiento, dietas y suplementación, esto mantendrá motivación para intentar siempre cosas nuevas en la gimnasio y quedar consiente de lo que es cierto o es falso.

Cambiar el Entrenamiento

Si no se está sintiendo resultados con el entrenamiento actual, o está aburrido ir al gimnasio, una nueva rutina de entrenamiento puede ser la solución. Todos quedan motivados al empezar un entrenamiento nuevo en la segunda feria, pero recordar usar este artificio con buen-sentido.

Gimnasio Nuevo

Si no hay un gusto positivo o se siente que el gimnasio no atiende las necesidades personales, buscar otro gimnasio, cambiar de ambiente puede motivar a entrenar más.

Ver las competencias

Es extremadamente motivador ver competiciones, sea de fisiculturismo o de fuerza. Cualquier persona que asista, quedará recargada para los entrenamientos. Se ver los vídeos o imágenes de los mejores atletas del mundo por ejemplo del Mr Olympia – Ver Imágenes -, o asistir en directo eventos regionales, nacionales o internacionales.

No hacer del entrenamiento la vida

Si usted no se es un atleta profesional o no se depende del fisiculturismo para pagar las cuentas, no cambiar el foco de la vida totalmente mirando solo que existe el gimnasio como forma de vida, esto además de volverse algo que deber ser un placer en lu vida, se convertirá en una obligación, puede generar recaídas de “motivación” con el pasar del tiempo. Vivir la vida, y hacer del entrenamiento la rutina es nuestra mejor recomendación.

Artículos relacionados: