Como optimizar el funcionamiento del hígado

Publicado el 31 octubre, 2011 | Health

Los deportistas además de desarrollar esfuerzos considerables deben también cuidar su salud evitando las chatarras y consumiendo alimentos orgánicos

Cualquiera probablemente sabe que el hígado es esencial para filtrar las miles de toxinas que ingerimos diariamente pero hay otra razón menos popular por la cual debe ser una prioridad cuidarlo; un hígado saludable quema más grasa corporal; es más es uno de los principales órganos de quema de grasa en el cuerpo vinculado realmente como el “bombeador de grasa”. 

 

Esto significa que el hígado puede transportar la grasa para el intestino delgado a través de la bilis, donde es llevada hacia fuera del cuerpo a través de la acción intestinal, pero si es forzado a limpiar constantemente las toxinas y otros tipos de basura que uno le envía, entonces tiene más dificultad en realizar la parte de la metabolización de la grasa que forma parte de su trabajo.

Por lo tanto, tiene sentido, tanto desde una perspectiva de salud como de una perspectiva y composición corporal, mantener el funcionamiento del hígado a 100% de eficiencia; es por ello que citamos aquí ciertos consejos para llegar a ese objetivo.

Fase 1 – Desintoxicación y Citocromo P-450

Una de las funciones del hígado en la desintoxicación envuelve un proceso de dos etapas enzimáticas para la neutralización de compuestos químicos indeseados llamados fase 1 y fase 2 de desintoxicación.

  • La fase I del sistema de desintoxicación muchas veces referido como fase de “embalaje de la basura” que se inicia con el citocromo P450 una familia de enzimas que catalizan la oxidación (degradación) de material orgánico (gases, líquidos o sólidos que contiene carbono). 
  • Estas enzimas se encuentran principalmente en el hígado, pero también pueden ser encontradas en cierta cantidad en las glándulas suprarrenales y testículos.
  • En la fase 1, las enzimas del citocromo intentan neutralizar las toxinas para prepararlos para excreción por medio de la fase 2; en algunos casos las toxinas son neutralizadas y convertidas a partir de soluble en grasa a soluble en agua y después excretadas por los riñones. 
  • Las toxinas que fueron solo neutralizadas y no excretadas en la fase 1 pasarán a la fase 2.

Un importante efecto colateral de la fase 1 de desintoxicación es la producción de radicales libres que ocurre básicamente a un ratio de 1 a 1; para cada molécula de toxina metabolizada por la fase 1 es generada una molécula de radicales libres.

Sin  la utilización adecuada de defensas de radicales libres cada vez que el hígado neutraliza una toxina es sujeto a daños causados por los radicales libres producidos, por ello los antioxidantes ayudan a controlar esto además se debería incorporar nutrientes como el ácido lipoico, vitamina A y E a través de aceite de palma, y selenio a través de castañas o suplementación, entre otros productos específicos y por supuesto no dejar pasar los protectores hepáticos.

Fase 2 – Desintoxicación

La fase 2 es cuando la basura es llevada hacia fuera; en esta fase las enzimas del citocromo degradan las toxinas de una forma soluble en grasa a una forma soluble en agua, lo que las hace más fáciles de eliminar. 

Aquí las células del hígado añaden moléculas transportistas como moléculas de azufre para ayudar en la eliminación; la “basura” es entonces transportada hacia el exterior por la orina o la bilis.

Por esta razón, se aconseja consumir fuentes orgánicas de carnes grasas, leche, alimentos de mar, que contienen compuestos solubles en grasa atraviesan fácilmente las membranas biológicas y se acumulan en el tejido adiposo y células de los animales que nos suministran alimentos; por ello es condicionante el tipo de alimento pues lo que se consume van directo a las células.

Los arándanos rojos y la desintoxicación

  • Para ayudar en este proceso podemos recomendar beber zumo natural arándanos rojos que limpia el sistema linfático, lo que puede ayudar a eliminar la grasa más persistente; y esto representa solo 10-20 gramos de carbohidratos extras por día.
  • específicamente ayuda a suministrar soporte nutricional a través de fitonutrientes (antocianinas, catequinas, luteínas y quercetina) para los caminos de desintoxicación de la fase 1 y 2 del citocromo P450 del hígado, citados anteriormente.
  • Recordemos que sistema linfático es responsable por transportar las toxinas hacia fuera de las células y tejidos del cuerpo; los fitonutrientes presentes en el zumo de arándano rojo ayudan a mantener abiertas las vías de desintoxicación del hígado de forma a que no queden sobrantes de los residuos dejados por la serie de contaminantes ambientales, grasas trans, azúcares; en otras palabras, ayuda a enviar la basura hacia fuera.
  • El agua también es benéfica, ya que el hígado es más eficiente en la quema de grasa cuando está bien hidratado.

El zumo de limón caliente 

  • Específicamente los fotoquímicos d-limoneno actúan como un tónico para el hígado y auxilia en la digestión limpiando las vías de desintoxicación y auxiliando al hígado a producir más bilis; el d-limoneno es encontrado en los aceites esenciales de frutas cítricas y muchas otras especies de plantas y se demostró en estudios en animales que poseen propiedades anticancerígenas. 
  • La teoría es que los efectos protectores del limoneno son debido a ser un fuerte inductor de ambas fases 1 y 2 de las enzimas de desintoxicación que neutralizan las substancias cancerígenas.
  • El limoneno también promueve la salud del sistema GST (Glutation S-transferasa) en el hígado e intestino delgado disminuyendo los efectos negativos de las substancias cancerígenas; otro hecho interesante es que el d-limoneno es un solvente del colesterol, por eso ha sido usado en medios clínicos para disolver cálculos biliares que contienen colesterol en la vesícula biliar.
  • Se debe usar limones recién exprimidos y mezclar el zumo de medio limón con agua tibia; el agua fría provoca vasoconstricción en el estómago resultando en un más pequeño flujo de sangre para el área, mientras el agua caliente provoca vasodilatación y ayudará a aumentar la tasa metabólica.
  • La vida media del d-limoneno es de 12-24 horas por ello una taza de agua caliente de limón todos los días debe ser el suficiente.

Soluciones para limpiar las vías de desintoxicación del hígado

  • Se debe evitar el trío terrible: grasas trans, aceites vegetales comerciales ricos en omega 6, y el azúcar; basta minimizar el consumo de una de estas tres categorías de alimentos y ya se avanzará muchísimo visando objetivos eficientes.
  • Comer huevos enteros orgánicos porque los enteros están cargados de aminoácidos á base de azufre; cisteína, metionina y taurina que ayudan al hígado a regular la producción de la bílis; también pueden ayudar en la fase 2 del proceso de desintoxicación ya que los aminoácidos a la base de azufre actúan como moléculas transportistas para retirar la basura.
  • La yema del huevo también está cargada de fosfatidilcolina, un nutriente importante para la salud del hígado en general previniendo el desarrollo de grasa en el hígado, y ayuda a mantener la función de la vesícula biliar. 
  • El repollo es una legumbre poderosa porque tiene un poder antioxidante y contiene sulfarafano que ayuda a convertir toxinas en residuos tóxicos para eliminación.

Artículos relacionados:

Deja un comentario