Psicología de la Musculación Femenina

Publicado el 31 octubre, 2011 | Health

Tema esencial para aquellas que realmente piensan en cambiar sus conceptos y pretenden comenzar a entrenar pesado de verdad

En general las chicas cuando llegan a un punto crucial se limitan al pensar en la diferencia del entreno entre hombres y mujeres; pero muchos textos científicos nos indican que los dos sexos deben entrenar de forma semejante y hablan en relación a la intensidad, volumen, series y métodos de entrenamiento, entonces mucho de lo que citaremos aquí también puede aplicarse al entrenamiento masculino.

Los ejercicios estimulan de forma semejante los dos organismos del punto de vista fisiológico y químico, los mecanismos de palanca son los mismos, la constitución de las fibras musculares también, el estímulo que el ejercicio genera en el organismo lleva al mismo proceso de hipertrofia, vascularización y ganancia de densidad muscular, entonces, porque podríamos pensar en entrenamientos distintos ?

Lo que pensamos son en prioridades musculares diferentes, cada cuál buscando priorizar grupos musculares que juzgan son más importantes; las mujeres se acostumbran a las piernas, glúteos y abdomen; y los hombres por supuesto a los miembros superiores como brazos, pectorales, hombres y espalda.

Entrenando como una campeona

Muchas se preguntan porque los resultados no aparecen a la velocidad deseada; y la respuesta está en que el enfoque máximo para entrenar duro y extraer resultados expresivos debe ser planificado.

Es innegable la desventaja hormonal que acompaña la mujer; la presencia de la principal hormona femenina (estrógeno – la mayor villana) y su oscilación mensual es la responsable por hacer que la mujer sea más propensa a un porcentual de grasa más alto, mayor retención hídrica, además de la aparición más frecuente de estrías y celulitis que insisten en atormentar a cada mujer.

  • El estrógeno lleva el tejido adiposo a concentrarse en la mujer en áreas como las caderas y muslos, dándoles el redondeo típico del sexo femenino.
  • Las chicas solo producen alrededor de 20% de la testosterona en comparación con los hombres producen y esto implica una mayor dificultad para lograr ganancias de masa muscular y quema de grasa.

La testosterona es la más importante hormona masculina y posee un increíble efecto anabólico en el tejido muscular, además de acelerar el metabolismo basal como uno todo.

En la sangre esta producción es normal cuando en el hombre adulto los niveles se encuentran entre 300 y 1.000 ng/dL (nanogramas por decilitro); en la mujer esta tasa no rebasa los 80ng/dL.

Entonces la idea es dedicarse más duramente en los entrenamientos para conseguir resultados significativos y semejantes porque la mujer tiene ese espíritu y sobre todo en el gimnasio donde disfruta de su grandeza conforme avanza el tiempo.

Comparaciones interesantes

De hecho esta opción natural se debe a que según algunos estudios los hombres desarrollan más fuera en los miembros superiores pero pasa lo contrario para los miembros inferiores.

  • Los científicos como Wilmore demostraron que mujeres poseen cerca de 37% de la fuerza de un hombre en el ejercicio de press ( ejercicio para miembro superior) pero si compara esta fuerza específica en relación al peso corporal esta relación pasa para 46% y se comparada al volumen de la masa magra; la relación es de 55% de la fuerza de un hombre así podemos verificar que para miembros superiores el hombre es significativamente más fuerte a pesar de la discriminación de la composición corporal.
  • Pero cuando pasamos para el ejercicio de leg press ( ejercicio para miembro inferior) se observa que las mujeres poseen 73% de la fuerza de un hombre; relativa al peso la relación es del 92%, cuando es observada en relación la masa magra pasa a 106%, o sea las mujeres pasan a ser más fuertes que los hombres.

Podemos observar que la fuerza en miembros inferiores de mujeres en general es prácticamente igual a de los hombres comunes; pero lo mismo no pasa para miembros superiores y este es un importante factor a ser considerado en el montaje de un programa de entrenamiento con pesas además de factores como la adaptación específica para el trabajo, condiciones iniciales de fuerza, flexibilidad, potencia aeróbica y hasta condiciones emocionales y climáticas.

Entrenamiento para Hipertrofiar

Si bien las mujeres podrían culpar a la testosterona porque permite una mejor recuperación de las microlesiones causadas al entrenar duro con pesas y con ello llevar a un aumento de masa muscular; también se preocupan por la pérdida ósea que tras la menopausa es una posible amenaza si no se consumen los suplementos correctos que previenen varias situaciones.

Pero aquí lo considerable son los hábitos de cada sexo; por ello siempre las chicas deben poseer algunos argumentos a su favor para ingresar a un plan homogéneo para crecer como una verdadera campeona.

La musculación

  • Muchas prefieren los aeróbicos pero esto solo gasta calorías durante la actividad; pero al entrenar con pesas las calorías se siguen yendo incluso después.
  • Además de aumentar la masa muscular, el cuerpo acaba gastando calorías mientras se descansa.
  • Coger más peso significa más dolores el día siguiente por ello muchas prefieren no aumentar la carga pero quizás sea el motivo principal de la psicología femenina; por ello los amigos y los instructores deben motivar a la mujer a no tener ese miedo y hasta por cuestión de mejorar su estado de ánimo indicar que cuanto más intenso se entrena, más bella será; y cuanto más masa muscular se tenga, esa grasa corporal más fácilmente desaparecerá.
  • Siempre es mejor entrenar en pareja no solo para romper la monotonía; sino por cuestión de confianza que influye un amigo fuerte y si es hombre mejor porque que ayudará en cualquier circunstancia no solo con la barra en el gimnasio, sino a seguir el programa como estaba planeado.
  • El acto de entrenar los miembros superiores desde que se trabaja con la intensidad correcta determinada por un profesional no dará la famosa apariencia masculina;  la mujer puede creer que el hombro va a deformarse, que hacer pectoral influencia en los senos, que el brazo va a quedarse grueso, o las manos rasgadas; son solo mitos y a los mitos se los tiene que dejar de lado porque al perder el prejuicio y encarar el entrenamiento de los miembros superiores ayuda a quemar más calorias y desarolla mejor ese tríceps flácido a la cual toda mujer teme y hasta existen entrenamientos con intensidad más baja que ayudan a definir y tornear los miembros superiores. 
  • Todas las veces se debe sudar la camiseta sin el temor de marcar los senos o caderas porque esto si puede hacer que la mujer entrene más liviano; pero para evolucionar el sudor es aceptado y por ello transpirar indicará que esa mujer se está conviritiendo en una verdadera atleta y no solo un objeto de deseo masculino.
  • Para reponer ese desgaste benéfico y no entorpecer el aumento del músculo, es preciso ingerir proteínas y cantidades de carbohidratos adecuadas, de lo contrario, solo habrá desgaste del músculo, y estamos hablando de las famosas dietas restrictivas que muchas toman perjudicando su salud y el riesgo de hasta desmayarse en el gimnasio por hipoglucemia; si bien los stacks de proteínas son interesantes, en ciertos casos basta con una alimentación equilibrada orientada por un nutricionista que cantidades de proteínas y carbohidratos son necesarios para la reconstrucción adecuada del músculo; por supuesto que la salud de la mujer es importante aquí y algunos suplementos que regulan la modulación hormonal no debe ser dejados de lado cuando se desea ser una campeona.
  • Adelgazar es un objetivo deseado pero ir al gimnasio solo con ese objetivo no necesariamente ayuda al desempeño deportivo porque también estar torneadas y ver como se quema la grasa corporal con mayor velocidad puede ser un incentivo extra y llevar más peso en músculos sin mirar la balanza también motiva a la mujer a crecer como persona, como profesional en su trabajo y sentirse cómoda y saludable el resto de su vida.

Artículos relacionados:

Deja un comentario