Alimentos congelados que pueden ayudar

Publicado el 15 agosto, 2010 | Health

La selección de los productos y manera de cocinarlos y combinarlos forman parte de una rutina que se debe conocer

Si uno no cocina, no debe preocuparse mucho, hay alimentos que son congelables y saludables, hay que saber buscar y seleccionar los que pueden combinar con una dieta personal y de acuerdo a los objetivos. Los alimentos congelados tienen un largo camino desde que se introdujo en el mercado. Las comidas blandas como el pavo y el puré de papas han dado camino al pollo tandoori y pescado a la manteca con limón. Son seguros, rápidos, convenientes y realmente sabrosos, pero ¿son saludables? Aquí, la buena noticia es que eligiendo la comida congelada correcta, tanto la pizza o la lasaña pueden ser la respuesta adecuada para una vida agetreada. Pero eligiendo la opción incorrecta, se puede obtener suficiente sodio y grasa saturada que haría llamar rápidamente al cardiólogo. Para asegurarse de que no se sacrifiques la salud por conveniencia, se podría tener una guía de alimentos congelados favoritos.

Cuando la comida congelada fue por primera vez presentada, ellos fueron reducidos a nada más que unos pocos platos de carne gomosa, almidon blando y vegetales muy frescos. Ahora uno puede eligir un completo estilo de comidas. ¿Será alto en proteínas, bajo en carbohidratos o inclusive vegetariana? Gracias a varias compañías de alimentos, la grasa fue gradualmente reducida y reemplazada con granos, y las opciones saludables están liderando en la lucha contra las chatarras que están llenas de sal. Pero para cada buena opción de alimento sano, hay otra que es casi tan saludable como una cajita feliz de hamburguesa grasosa.

Con pequeño esfuerzo se puedes encontrar comidas congeladas con más sal que el Océano Atlántico. Para mantener una buena presión arterial, se debe optar por comidas congeladas que tienen menos que 700 mg. de sodio y con grasa saturada reducida a 3 gramos, y con por lo menos 3 gramos de fibra y 15 gramos de proteína. Los postres y salsas pueden realmente levantar el azúcar, entonces se debe mantener la mirada en el contenido de azúcar y ponerle un tope en 10 gramos. Se deben considerar además  comidas que contengan por lo menos 250 calorías. Después de todo, esto debería parecerse a un alimento, no un manjar que será asaltado en la heladera en poco tiempo.

Observación: Los alimentos congelados sanos pueden ser un poco pobres en calorías, entonces es mejor servirse con un batido de proteínas para una mejor alimentación general; acompañados de una copa de vegetales congelados para lograr tener un estimulo de fibras.

Recomendaciones

Combinar los congelados con frescos puede proveer un buen balance al organismo, por ejemplo fruta congelada y leche en el batido, o una hamburguesa de pavo congelada con vegetales frescos y así otras opciones.

  • Cuando se elige vegetales congelados, es mejor que no tengn salsas cremosas o queso, elegir vegetales pre-cocidos o crudos.
  • Los alimentos o bebidas con frutas deben tener la etiqueta de «fruta fresca», y alejarse del azúcar o almíbar.
  • Evitar las carnes que tengan una cobertura o marinado.
  • Entre las hamburguesas elegir las de pavo, pollo o vegetarianas, que tienen menos grasas que las vacunas o cerdo.
  • Entre las pizas, seleccionar las que contienen vegetales, evitar embutidos o doble queso.
  • Tomar las cajas que estén en el fondo del congelador, porque ahí los productos se conservan mejor.
  • Si un alimento se quemó en frío, se lo siente cuando está extremadamente crujiente o con hielos; es mejor no tomarlos.
  • Entre los ingredientes no deben ir el azúcar, almíbar, sal, mantequilla, crema o queso, y aceite parcialmente hidrogenado.

No todos los alimentos requieren la misma cantidad de frío:

  • El pollo; de -2º durante diez días, a -8º cuatro meses, y a -18º doce meses.
  • Las hamburguesas; a 4º tres días, -4º quince días y -18º seis meses.
  • Las verduras; a 5º durante 24 horas, -8º dos semanas y -12º tres meses.

El consumo de alimentos congelados es saludable si se han mantenido correctamente las cadenas de frío, y es mejor consumir alimentos frescos, y en el caso de los enlatados son mucho mejor los alimentos preparados en casa y congelados.

Al descongelar un alimento que se no debe volver a congelarlo. Una vez que se ha comprado un alimento congelado, es muy importante llegar rápidamente a casa y almacenarlo en el refrigerador para que no pierda sus propiedades, y mientras más tiempo estén fuera del frío más se favorece la proliferación de bacterias.

Artículos relacionados:

Deja un comentario