Las D's más importantes del culturismo

Publicado el 29 mayo, 2011 | Workout

La dedicación, disciplina, y disposición, así como el dolor, la dieta y el descanso son factores indispensables para empezar a obtener resultados al entrenar

El culturismo es una actividad que envuelve mucho esfuerzo para conseguir buenos resultados, así como un atleta de otro deporte tiende a tener dificultades para superar un récord y necesita entrenar árduo para conseguirlo, un atleta de culturismo solo conseguirá un físico destacado después de mucho trabajo; algunos entrenadores hablan que el culturismo es el deporte de los 3 D’s en donde todo se enfoca en la dedicación, disciplina, y disposición; pero podemos añadir otros D’s a la lista, como por ejemplo; el dolor, la dieta y el descanso.

Hay otros factores que incluyen el mundo del culturismo inclusive cuando uno ya está teniendo un cuerpo grande y definido; hablamos de la desmotivación que sucede frecuentemente cuando se está obteniendo buenos resultados; pero nos imaginamos con aquellos practicantes que no lo están consiguiendo…la motivación engloba varios factores, inclusive los D’s que citamos; es entonces que podemos hablar de algunos de ellos con justa razón.

La dedicación sucede cuando no se falta a los entrenamientos, o sea, si uno se propone entrenar 3 veces por semana, tiene que ir aunque esté lloviendo, aunque que tenga una fiesta de su mejor amigo en el único horario que se tiene para entrenar, o aunque esté sucediendo una guerra nuclear (lo decimos en forma jocosa…), pero si esto es inevitable, se debe buscar compensar con un entrenamiento adicional el sábado, por ejemplo.

La disciplina vincula también el tipo de entrenamiento, la alimentación y el descanzo; significa se debe seguir correctamente el entrenamiento que fue sugerido en el plan específico, sin pasarse los exercicios, y va a seguir el plan de dieta y conciliar las horas de sueño que deben ser de 7 a 8 como mínimo.

La disposición, por su parte, se relaciona a que cada uno debe estar apto a aceptar los nuevos desafíos y se superarlos cada vez más; sabemos que el cuerpo se acostumbra rápidamente con el entrenamiento, y cuando eso sucede los resultados se hacen menos visibles, entonces la disposición para aumentar las cargas, cambiar los exercicios, buscar una dieta nueva, aprender más sobre los entrenamientos es algo que no se puede dejar pasar.

El dolor es otra palabra que está normalmente presente en la vida de un atleta, y no es diferente para los culturistas; y es claro que existen diferentes tipos de dolores, y con el tiempo se sabrá diferenciar el dolor que ocurre cuando se tuvo o se está realizando un entrenamiento de calidad y el dolor causado por un estiramiento o lesión muscular; tomando en cuenta que el dolor muscular causado por la acumulación de lactato muscular y por las micro-lesiones musculares, tendinosas y óseas son muy bienvenidos, pues son el estímulo necesario para el desarrollo corporal y si el dolor es insoportable y no pasa tras 2 o 3 días desde el entrenamiento, algo está errado y el entrenamiento como el cuerpo deben ser revaluados.

La dieta, como todos sabemos, es tan importante como el entrenamiento pues si entrenáramos correctamente y con mucha fuerza, pero no nos alimentamos como se debe hacerlo, todo el trabajo estará perdido y para ello el nutricionista así como el médico ortomolecular debe apoyar; por supuesto no se debe dejar de lado nunca y jamás de aprovechar las bondades de la naturaleza expuesta con alta tecnología en la suplementación natural.

Por último, hablamos del descanso; muchos novatos van al gimnasio y acaban desistiendo tras unos meses por no haber conseguido ningún resultado, incluso habiendo frecuentado de forma seguida al gimnasio; muchos factores están envueltos en esto, pero en la mayoría de las veces el problema es alimentación y el descanso; esas personas creen que pueden conseguir más resultado se entrenasen frecuentemente el músculo, muchas veces entrenándolos diariamente y esto es un error tremendo y el resultado se ve en un músculo que no crecerá, ya que el momento de crecimiento ocurre durante el descanso.

Durante el sueño sucede la mayor parte de ese crecimiento, sin embargo incluso cuando está despierto el cuerpo aprovecha las horas de relajación para recuperarse del esfuerzo anteriormente sufrido y agregar más proteínas, enzimas y substratos a las fibras musculares, generando ganancia de masa e hipertrofia; recalcanado que se debe pensar que si se entrena hoy el músculo y se lo deja descansar hasta mañana ya será suficiente, en realidad el tiempo de descanso debe ser muy mayor, cerca de 72 horas en promedio por grupo muscular, pudiendo variar dependiendo de cada persona, de la práctica de entrenamiento y del músculo en cuestión.

Cuando dormimos la recuperación es acelerada por hormonas que son liberadas en grandes cantidades, como por ejemplo, la HGH (hormona del crecimiento), es por ello y por todo lo citado que todos las D’s deben ser tomadas en cuenta para empezar a entrenar y observar los resultados como cada uno desea.

Artículos relacionados:

Deja un comentario