Cinco maneras de sabotear el plan de entreno

Publicado el 15 octubre, 2018 | Workout

Todos los seres humanos tienen un potencial increíble, desafortunadamente, pocos de nosotros nos damos cuenta de ese potencial al máximo dentro de un plan de entreno. Esto puede suceder por varias razones; a veces simplemente hay factores que están fuera de nuestro control y otras veces, sin embargo, las personas se sabotean a sí mismas sin saberlo, impidiendo su propio progreso hacia el logro de sus objetivos de acondicionamiento físico.

Si cualquiera de las siguientes cinco cosas lo estás haciendo a tu manera, a continuación te indicamos cómo puedes detenerte antes de que sea demasiado tarde.

1- Pensar más allá de los límites

Muchos sueñan con perder 20 kgs, trabajar duro con las pesas, hacer un peso muerto triple o correr un maratón; esos son objetivos fantásticos, y no dudamos de la sinceridad de la gente que quiere alcanzarlos. A veces, sin embargo, los principiantes esperan lograr todas esas cosas en los próximos seis meses; por lo general, piensan esto y comparten sus ideas en su primer día en el gimnasio, mientras toman una bebida deportiva azucarada.

Si bien es genial soñar en grande cuando piensas en un plan de entreno, y todos esos objetivos son absolutamente alcanzables, probablemente no sean alcanzables en los primeros seis meses de entrenamiento. Y probablemente no todos al mismo tiempo, tampoco, porque la idea central es concentrarse en un solo objetivo y dedicarse al mismo hasta que se alcance, para luego pensar ir un poco más lejos.

Si es tu primer día, o incluso tu primer mes en el gimnasio, los únicos objetivos reales en los que deberías centrarte son aprender una técnica decente y desarrollar el hábito de hacer ejercicio con regularidad.

2- Compararse a los demás

Es fácil ver videos de ejercicios en YouTube y pensar que las elevaciones de peso muerto de 300 kg y los planchas completas son eventos comunes. Lo que no ves es todo el trabajo duro que se requiere para llegar a ese punto y aunque solo toma unos segundos ver uno de esos videos, se necesitan muchos años de arduo trabajo en el gimnasio y fuera de él, para realizar tales hazañas.

Lo gracioso es que, si bien esas hazañas solo pueden ser alcanzadas por aproximadamente una de cada 100,000 personas.

La mayoría de las personas que las logren publicarán un video en la web. ¿ Puedes culparlos ?, NO.. ¿ verdad ?, pero solo los años de dedicación siempre han sido, y siempre serán, la única manera, tanto en el gimnasio, en el trabajo o en cualquier actividad.

Es genial inspirarse para lograr tener éxito en un plan de entreno; el problema ocurre cuando empezamos a sentirnos mal con nosotros mismos porque alguien más es capaz de algo que nosotros no somos, especialmente si esa persona lo hace parecer simple y sin esfuerzo. La solución, por supuesto, es compararte solo contigo mismo.

¿Eres más fuerte, más delgado, más rápido, etc. que hace unas semanas? …si la respuesta es SI, aunque sea un poco, entonces está en el camino correcto. Entonces, no te preocupes por tratar de ser como otra persona y solo trata de ser una mejor versión de ti.

Antes de entrenar, asesórate con nuestros profesionales

 



Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

3- Ser impaciente

Todos hemos estado allí; deberías establecer un objetivo para fijar un récord personal en un período de tiempo específico; ahora bien, si sigues todo lo planificado en tu plan de entreno, pero aún así, las cosas no van según lo planeado empiezas a sentirte frustrado porque el progreso no está sucediendo lo suficientemente rápido y luego piensas, ¿quizás necesito agregar más cosas a mi programa?»

Así que añades más…. y, una semana después, siente un dolor leve en el hombro, la rodilla o la espalda. Piensas: «soy duro; lo superaré, además, solo me quedan dos semanas antes de la fecha límite y si no alcanzo la meta que me propuse, entonces fracasaré y me sentiré como un fracasado».

Entonces sigues y después de algunas sesiones más, ese dolor leve se ha convertido en una lesión completa; ahora debes dejar de entrenar durante varias semanas para que la región lesionada se recupere y rehabilite. La solución, por supuesto, hubiera sido asegurarte de que descanses lo suficiente todo el tiempo, incluso si eso significaba demorarte más en alcanzar tu objetivo de lo que originalmente habías planeados para tu plan de entreno.

El descanso es tan importante como el propio entreno; solo asegúrate de no descansar para siempre, lo que nos lleva a nuestro próximo problema …

4- Ser inconsistente

Con más distracciones que nunca en el mundo de hoy, es muy común que las personas empiecen con las cosas, pero no las realicen. Ya sea debido a problemas personales, al aumento de la carga de trabajo o simplemente a la falta de tiempo, la cantidad de personas que comienzan un plan de entreno es mucho mayor que la cantidad de personas que completan uno.

Los grandes gimnasios permanecen en el negocio porque registran nuevos miembros todos los días, los cuales nunca llegan a completar el plan de entreno. Si todos los que pagaron la membresía de un gimnasio realmente aparecieran tres o más veces a la semana, las instalaciones probablemente ni siquiera podrían mantenerse.

E, incluso cuando una persona termine un programa de 30 días o 12 semanas, eso no significa que su trabajo esté terminado.

Aplastar un nuevo récord personal o correr una maratón no te hará apto para la vida; la actividad física es todo lo que has hecho últimamente y ese viaje no termina hasta que estés muerto !!!

5- Esperar demasiado

Cuando pasas de llevar un estilo de vida sedentario a dedicarte seriamente al ejercicio físico, es asombroso lo rápido que puedes ver algo de progreso. De repente te sientes genial, te ves mejor y las ganancias de fuerza son como la magia; pero, cualquier persona que haya entrenado de manera consistente durante el tiempo suficiente, eventualmente verá que el progreso se estanca dentro de un buen plan de entreno inclusive.

Es simplemente una cuestión de rendimientos decrecientes; tu segundo entrenamiento puede sentirse mucho mejor que el primero, pero tu entreno número 200 podría no ser muy diferente del 199, aunque ambos son solo una sesión más que la anterior. Ir de cero a uno y nada a algo, ese es el gran abismo; todo después de eso hace cada vez menos una diferencia.

Sin embargo, eso no significa que no puedas continuar cambiar y fortalecerte en los próximos años, pero simplemente no sucederá tan rápido cuando haya transcurrido algunos años en el proceso como lo hiciste al principio. Entonces, ¿cuál es la solución?

La respuesta es olvidar el objetivo por completo y tener un proceso de entreno constante, un descanso adecuado y que esto dure por mucho tiempo; si puedes hacer esto, todas tus metas eventualmente se pondrán en su lugar.

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *