¿ La verdad sobre los entrenadores ?

Publicado el 16 octubre, 2018 | Workout

Hay cuatro cosas importantes que las personas no saben acerca de los entrenadores personales y que forma parte de la vida de todos nosotros

La mayoría de la gente piensa que un entrenador apesta

Obtener la calificación de entrenador personal requiere poco más que un curso de fin de semana y un examen de selección múltiple en algunos casos. Lo que es peor es que muchos clientes potenciales son conscientes de este hecho; sin embargo existen los profesionales que se han formado y han estudiado mucho para obtener la licenciatura o especialización.

Si eres un entrenador, la mayoría asumirá que eres poco más que un contador de repeticiones; así que tendrás que demostrar tu valía a algunos clientes muy escépticos cuando comiences. La entrega y el buscar el porqué de las cosas es el cimiento de los entrenadores, atendiendo los detalles desde la dieta, la suplementación y hacer un buen seguimiento sobre el entrenamiento es la mejor estrategia que tiene un entrenador en esta situación.

Los resultados importan … una tonelada

Si eres un entrenador y quieres cobrar el mejor precio, ¡debes entregar resultados! … si eres bueno en lo que haces y siempre obtienes resultados, entonces tus clientes cantarán tus elogios. Y es probable que tu círculo social esté lleno de personas como ellos; personas que probablemente quieran mejorar su apariencia y que estén en condiciones de pagar tus tarifas.

Al entregar resultados, tendrás un flujo constante de nuevos clientes; así que concéntrate en convertirte en el mejor entrenador que puedas ser. Los entrenadores deben ofrecer un nivel extraordinario de servicio a los clientes existentes sabiendo que es una inversión para futuro;

Cuando no estés trabajando con clientes o escribiendo sus programas, lee e investiga todo lo que puedas y cuanto más aprendes, más puedes ganar.

El mejor asesoramiento profesional …




Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

Los entrenadores no siempre hacen lo que aconsejan a sus clientes

A veces, en la carrera de un entrenador personal, recomendará cosas a los clientes sabiendo muy bien que no las hace por sí mismo; la importancia de dormir y quedarse lo suficiente es probablemente la principal.

Cuando comienzas, lo más probable es que trabajes un turno dividido; temprano por la mañana y por la noche lleno de clientes sin nada en el medio. Los entrenadores novatos necesitan clientes, y no pueden ser quisquillosos con quien o cuando entrenan, pues tienen facturas que pagar, por lo que si desean sobrevivir, tendrán que trabajar de acuerdo con el calendario de sus clientes, que al final de cuenta son los que pagan.

La mayoría de las personas que desean un entrenador personal, tienen vidas ocupadas y tendrán que entrenar a primera hora de la mañana o después del trabajo. Estas horas insociables son una práctica estándar para un nuevo entrenador; es un mal necesario si quieres establecerte en la industria.

Cuando uno se inicia en el entrenamiento personal tiene que combinar su vida con la de sus clientes y a veces esto se vuelve una locura, quedando muy poco tiempo para descansar.

La mayoría de los entrenadores son egocéntricos y carecen de autoestima

Esto podría sorprender, dado que muchos van muy confiados en el gimnasio, pero es cierto; claro, algunos entrenadores siempre tienen un talento atlético y se sienten naturalmente atraídos hacia una carrera dentro del fitness donde el cuerpo es el culto, pero otros tienen una historia más compleja de baja confianza en sí mismos o incluso de odio a sí mismos. Estas historias pueden ser su mejor argumento de venta.

A menudo, un entrenador que ha luchado con la imagen corporal o la confianza lo compensa creando un alter ego. Esto usualmente se manifiesta como una persona arrogante o egoísta, pero a la gente no le gusta la arrogancia y ciertamente no pagarán por pasar una hora, tres veces a la semana, en presencia de una persona arrogante. Incluso si esta arrogancia es solo una fachada para proteger al entrenador de aparecer vulnerable o débil.

Si eres un aspirante a entrenador o entrenador, reconoce que podrías haber ingresado a la industria debido a tus propios complejos personales. Si tienes conciencia de tí mismo para reconocer este hecho, entonces puedes aprovecharla.

La mayoría de los clientes potenciales están nerviosos o ansiosos por ir al gimnasio y la intimidación es algo real para muchas personas, pues estarán aterrorizados de que te burlarás o juzgarás. Lo que debes hacer es mostrarles que también has luchado e ilústrales que entiendes lo que ellos están pasando; si lo haces y luego resalta como el entrenamiento ayudó a transformar sus cuerpos y sus mentes, es más probable que se adhieran de forma permanente y extiendan tu leyenda a otros, haciéndote popular.

¿ Eres entrenador personal y quieres mejorar con tus clientes ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *