Insulina

Publicado el 16 septiembre, 2009 | Wiki

Importante para proveer energía a las células del organismo

Es la hormona normalmente producida por el páncreas que estimular el flujo del azúcar «glucosa» desde la sangre hacia las células del cuerpo. La glucosa provee a las células la energía que necesitan para funcionar. Por haber sido la primera de las hormonas a ser purificada, cristalizada y sintetizada por técnicas de biología molecular, la insulina es considerada como modelo de hormona peptídica. La importancia del concepto de pro-peptideo adviene del estudio de su síntesis. Su importancia médica es fundamental, y se la usa principalmente por personas que sufren de diabetes.

Importancia de la insulina

La insulina afecta el metabolismo de la glucosa, de los aminoácidos y de los ácidos grasos. Sus efectos son muy amplios y actúan en muchos órganos y células. Tras ser secretada y transportada a los tejidos ella empieza ser degradada, sobre todo por el hígado, riñones y músculos.

Son varios los tipos de estímulos y secreción de insulina por las células ß del páncreas. Esos factores pueden estimular o inhibir la liberación de insulina. Algunas proteínas (arginina, lisina, leucina y alanina), cetoácidos, calcio, potasio, glucagon, ácidos grasos libres, secretina, colestocinina, acetilcolina, etc. estimulan la secreción de insulina, mientras los ejercicios físicos, ayuno, galanina, pancreastamina, etc. la disminuyen.

El principal estímulo de la secreción es la concentración de azúcar en la sangre. El alimento presente en el estómago estimula la producción de algunas enzimas citadas arriba, que estimulan la secreción de insulina. Cuando la insulina encuentra sus receptores en la membrana de las células, empieza promover innúmeros eventos, en varios locales de la célula. Esta hormona también promueve el almacenamiento de combustible, y estimula la captación de nutrientes en la célula.

La deficiencia de insulina puede causar serios disturbios metabólicos, como la diabetes. Eso está relacionado con la deficiencia de las células ß. Tanto tipo 1 como tipo 2 son causados por esa deficiencia. La secreción de insulina es aumentada por la obesidad y disminuida con ejercicios físicos. Un tumor en las células ß también provoca hipersecreción de insulina. Su deficiencia ocasiona pérdida de masa delgada y tejido adiposo, hiperglucemia, problemas de crecimiento y cetoacidosis metabólica.

Deja un comentario