Deltoides Posterior, Anatomía de tu Cuerpo

Publicado el 30 mayo, 2019 | Wiki

Los hombros se refieren a los músculos deltoides que se encuentran en la parte superior del brazo; hay un músculo deltoides en cada uno de tus hombros. El deltoides es el músculo con tres cabezas diferentes: anterior (color rojo), lateral (color verde) y posterior o deltoides posterior (color azul); cada cabeza levanta el brazo en la dirección por la cual se nombra y estas tres cabezas deben estar completamente desarrolladas para que los hombros se consideren sobresalientes.

El deltoides es un músculo de una sola articulación porque solo cruza la articulación del hombro, por otro lado, debido a sus diversas cabezas, puedes trabajar este músculo desde muchos ángulos levantando los brazos delante de ti, por encima, lateralmente y hacia atrás. Además de los deltoides, los músculos de los hombros también incluyen el trapecio; en nuestras publicaciones anteriores de anatomía mencionamos que, si bien técnicamente son parte de la musculatura de la espalda, la mayoría de los culturistas entrenan sus trapecios con sus hombros.

Forma muscular (apariencia) y ubicación

La división posterior, también conocida como deltoides posterior, se encuentra en la parte posterior de la articulación del hombro; la palabra «posterior» simplemente se refiere a una posición en o hacia la parte posterior del cuerpo y se debe tener mucho cuidado de no mezclarlos con tus romboides, que se establecen entre tus dos huesos de la escápula.

Desafortunadamente, los deltoides posteriores (los que no puedes ver en el espejo como puedes con tus deltoides frontales o medios) a menudo están tan poco desarrollados en muchas personas que necesitas un microscopio para detectarlos. Una cabeza tiene un aspecto triangular, pero las otras dos cabezas de los deltoides también tienen una forma aún más triangular.

Acción Muscular del Deltoides Posterior

El deltoides posterior (posterior) está involucrado en:

  • Extensión del hombro (moviendo la parte superior del brazo hacia abajo)
  • Extensión transversal (alejando el brazo del tórax con los codos hacia los lados),
  • Abducción transversal (alejando el espacio del tórax con los codos hacia abajo), y
  • Rotación externa (girando el brazo superior hacia afuera).

Esta cabeza del músculo deltoides está muy involucrada en el golpe de revés en el tenis, un golpe de espalda en las artes marciales mixtas, el remo o algunos otros movimientos. La indicación de debilidad no siempre se siente porque es difícil sentir el músculo trabajando; esto podría ocurrir porque (1) tiende a acelerar el movimiento, especialmente cuando tratas de levantar el peso lo más pesado posible, o (2) realizas el ejercicio con otros músculos que no sean la parte posterior del hombro, especialmente el tríceps, el trapecio o los músculos dorsales del latissimus.

Además, el deltoides posterior se debilita cuando los músculos deltoides anterior y pectoral se acortan, lo que provoca una inhibición muscular agonista-antagonista. Si la articulación «glenohumeral» se ha movido hacia adelante debido a los músculos acortados, debes tratar o estirar para permitir que el deltoides posterior se contraiga nuevamente.

Ejercicios para el deltoides posterior

Es el que más se descuida, pero pocos ejercicios se enfocan en él, además no puedes verlo mirando en el espejo como puedes hacerlo con el deltoides frontal o central. El deltoides posterior recibe algún estímulo cuando entrenas a tus hombros, sin embargo, debes estimularlo con un ejercicio específico, aunque cuando entrenas espalda, lo trabajas también siempre y cuando tengas una agarre ancho, manteniendo tus codos hacia arriba en lugar de acurrucarlos al lado de tu cuerpo; no obstante estos son los ejercicios específicos para el deltoides posterior:

  • Levantamiento lateral con mancuernas dobladas (laterales posteriores),
  • Laterales de mancuernas inclinados sentados,
  • Inclinación lateral con cable doblado (unilateralmente o bilateralmente),
  • Máquina para el deltoide posterior (fly),
  • Elevación de deltoides posterior con mancuerna,
  • Elevación de deltoides posterior con banco inclinado.

Todos los ejercicios listados arriba apuntan directamente al deltoides posterior, sin embargo, hay otros movimientos que lo entrenan indirectamente; los ejemplos de tales movimientos incluyen el tirón horizontal y el tirón vertical (ejercicios de lat). 

Una forma es acostarte boca abajo en el extremo de un banco con las mancuernas debajo de tus muslos y luego levantar lateralmente hasta que tus brazos estén paralelos al piso.

¿Sientes el poder en tus hombros?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *