Deja de entrenar como si tuvieras algo que demostrar

Publicado el 30 mayo, 2019 | Workout

Si nos ponemos del lado de un preparador y te preguntamos, ¿qué estás tratando de lograr al entrenar?… quizás no tengas una respuesta razonable más allá de una tímida referencia del nivel de jardín de infantes a qué parte del cuerpo estás entrenando.

Muchos atletas parecen que siguen entrenando como si tuvieran algo que demostrar, pero que cada entreno debería consistir en lograr algo específico, más allá de los números y más allá de los esfuerzos realizados… y SI, siguen entrenando así porque a veces en lugar de entrenar para construir unos enormes pectorales, trabajan como si quisieran aumentar la carga en el press de banca o lograr a un peso máximo.

Pensamos en esos chavales que ves en el gimnasio cada semana que comienzan con el press de banca con el mismo peso, las mismas repeticiones y la misma mala forma tratando de añadir más discos a la barra o un tipo que sostiene la barra, prácticamente haciendo remo vertical, mientras trabaja su cadera con cada repetición… bueno, todos sus ejercicios de espalda son para pecho y los ejercicios de tríceps son para hombros o cosas así. Si le preguntamos “qué demonios están tratando de lograr”, simplemente no tendrán una respuesta lógica; esto es lo que llamamos “entrenar para demostrar” sin que tenga que ver con “entrenar para lograr un objetivo”.

No podemos ni siquiera hablar de cuántos bíceps desgarrados terminan con una carrera profesional, pectorales desgarrados, ACL desgarrados, quads y tendones soplados y discos herniados de lo que vemos, todo porque los atletas inexpertos siguen entrenando con algo para probar en lugar de entrenar con algo para lograr.

Si quieres enfocarte en tus entrenos, trabaja en casa



Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

Podría ser debido a que los compañeros de entreno los alientan a hacer más repeticiones, a pesar de que su forma empieza a quebrarse; o atletas que agreguen más peso al banco o sentadilla u otros ejercicios riesgosos solo para mantenerse al día con un compañero de entreno o las malas expectativas de un preparador personal… en fin, todo eso lleva a malos resultados y malas experiencias que pueden torcer la propia vida, ya sea deportiva, social, familiar o laboral.

Entrenar con algo que lograr en lugar de entrenar con algo para demostrar te pone en un espacio de cabeza mucho más maduro, por tanto deberías empezar a pensar en tu entreno y lo que pretendes lograr dentro de él, más allá de un juego de números. Recuerda también que todas las formas de entreno son parte de un libreto preparado por estándares, pero que cada uno por su individualidad biológica y sentido interior debe buscar su propio objetivo, desde la dieta, los hábitos, la vida social o familiar, el nivel de estrés y por supuesto, buscar su programa de entreno más eficiente de acuerdo a algunos factores, pero el principal, el objetivo.

Deja tu ego en la puerta del gimnasio al entrenar y en cambio, entrena como si tuvieras algo que lograr.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *