En Navidad, Enzimas Digestivas

Publicado el 24 diciembre, 2020 | Suplementos

La mayoría de los humanos no mastican mucho la comida… simplemente usan sus dientes para arrancar trozos de alimentos, ¿y las enzimas digestivas?.

A estas delicias navideñas, llamadas alimentos lo obligan a bajar por su garganta con una enorme contracción muscular similar a una anaconda. No es de extrañar que se llenen de gases, se hinchen y se llenen de ácido que amenaza con desbordarse hacia el esófago, pero están las enzimas digestivas, ¿no?.

Es que sabes que la naturaleza eventualmente hará su trabajo y quebrará esos alimentos, pero con todos esos gases nocivos alrededor, pocos en tu familia quiere cerca mientras está sucediendo, sobre todo en Nochebuena, cuando todo se acumula.

¿La solución?… bueno, tiene sentido usar enzimas digestivas para descomponer esos manjares, pero ¿funcionan?. Ahora, cuando te quedas en casa, es el momento que investigues más, ya que la ciencia por detrás de todo esto tiene sentido…

Qué pasa con el organismo

Las enzimas son sustancias químicas que aceleran las reacciones químicas; en el caso de las enzimas digestivas, son sustancias químicas que descomponen las grasas, las proteínas y los carbohidratos en sus partes constituyentes.

La mayoría de ellos se producen en el páncreas y se derraman cuando es necesario en el intestino delgado, que es donde ocurre la mayor parte del trabajo digestivo.

Si, por alguna razón, no produces suficientes de estas enzimas para hacer el trabajo, te hinchas, por tanto en Nochebuena debes llevarlo en cuenta.

El punto es que hay personas que están mucho peor, porque su producción de enzimas digestivas es tan escasa que resulta en pérdida de peso e incluso desnutrición. Para ellos, no hay otra alternativa que usar ciertos productos específicos.



Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

Las enzimas digestivas, ¿cuál elegir?

Las etiquetas de la mayoría de los productos de ayuda digestiva enumeran varios tipos diferentes de enzimas, incluidas varias hierbas y nutrientes que se cree que ayudan a la digestión en general.

  • Parar digerir los carbohidratos complejos, debe contener amilasa, además de algunas enzimas adicionales más oscuras que descomponen varios azúcares específicos.
  • Si la proteína es tu problema, busca un suplemento con una proteasa como la bromelina o similares.
  • Si tienes problemas con las grasa, busca uno con lipasa.
  • Al no resistir las verduras crucíferas y las legumbres, entonces el suplemento debe contener alfa-galactosidasa.
  • Si no puedes con la lactosa, necesitarás algo que contenga lactasa.

Sin embargo, la mayoría de las veces, todas estas enzimas se agrupan en suplementos estupendos, que ya han sido testados y que te ayudarán a quebrar casi cualquier cosa que se pueda tragar, inclusive si te llevas un atracón en Nochebuena.

Recuerda también que la pancreatina no está por el momento disponible, puesto que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), ha ordenado retirar del mercado ciertos productos, hasta que sean evaluados y autorizados.

Qué pasa cuando entrenas duro

En lo relacionado al aumento de peso, dado que las enzimas digestivas te ayudarán a digerir nutrientes como proteínas, grasas y carbohidratos de manera más eficiente, es lógico que también absorbas tus CALORÍAS de manera más eficiente.

Esto podría ser genial si eres una culturista que está una fase de aumento de volumen, pero no tan buenas si estás tratando de reducir las calorías en una fase de corte.

Obviamente como educamos para estar saludables, incluso en Navidad te sugerimos que uses alimentos naturales y lo “complementes” con enzimas digestivas solo si hace falta.

  • Las piñas: contienen la proteasa bromelina.
  • La miel cruda es el hogar de amilasas (que descomponen el almidón), proteasas (proteína) e invertasas (sacarosa).
  • Los plátanos son ricos en amilasas y glucosidasas.
  • Los aguacates contienen enzimas que actúan sobre la grasa.
  • El chucrut contiene varias enzimas digestivas, junto con bacterias que también producen varias otras.

Entonces, es solo cuestión de voluntad saber combinar los alimentos y los suplementos en un momento donde tu cabeza solo piensa en…  “comida, comida, comida”…

Si estás desmoronado, tienes miedo o estás confinado, exprime tu rabia y entrena duro más que nunca.

¡ Orgullosos de ti, porque no te has rendido, Feliz Navidad !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *