El cerebro también danza al ritmo que se entrena

Publicado el 3 agosto, 2012 | Research

Como la mente puede trabajar en sincronía con el cuerpo

Cuando se ingresa a clases de danzas aeróbicas o donde el movimento del cuerpo es acompañado por los sonidos que imponen el ritmo de entrenamiento también el cerebro está en constante movimiento; un grupo de científicos europeos de varios países develaron una extraña hipótesis en donde citan a unas neuronas especiales llamadas espejo que funcionan exactamente como lo hace la persona que está danzando al entrenar o simplemente está observando el movimiento de los demás ya sea en el gimnasio o inclusive en la disco desencadenando exactamente la misma sensación.

Las neuronas espejo se encuentran en varias regiones del cerebro y claro que para que bailen se deben activar las regiones como el cortex pre-motor y el parietal, responsables por el movimiento y aprendizaje; estas regiones se localizan en la parte superior central de la cabeza, aquella parte que queda cubierta por la gorra cuando nos protegemos del sol.

Una mayor concentración de estas neuronas está en el área de broca, responsable por el manejo del lenguaje; puede nuevamente parecer extraño pero en realidad que “bailar o entrenar ”, “ver bailar o entrenar ” o “hablar de la bailar o entrenar” activan exactamente las mismas áreas del cerebro lo que significa que el resultado de los estudios son fantásticos proveyendo un medio eficiente de entrenar al cerebro.

  • Cuando el cerebro baila, hace ejercicio físico, o sea, se mantiene saludable y activo; el mismo es como un músculo que si se ejecita se desarrolla, pero si se para se atrofia
  • En lenguaje técnico, cuando se lo ejercita, se induce a una plasticidad, a un aumento de la conectividad y reestructuración entre las varías regiones del cerebro; por tanto se tiene una comunicación más eficaz entre las diferentes regiones y el cuerpo responde, moviéndose o no.

Varios estudios han asociado el baile (entrenamiento aeróbico) a un aumento de la inteligencia y agudeza mental; por ejemplo, imaginemos que estamos realizando un entrenamiento aeróbico al ritmo de la salsa, entonces solo el hecho de seguir a los compañeros que nos conducen a movimientos inesperados, implica tomar centenares de decisiones muy rápidas, en el orden de los 0.5 segundos.

Si pensáramos que por cada vez que tomamos una decisión cuando nos enfrentamos a lo desconocido, entonces al ir a una clase de danza aeróbica podríamos ser más inteligentes, pero lo importante aquí es resaltar la gimnasia mental que ayuda a la persona a enfocarse no solo en su entrenamiento, sino a vivir plenamente durante toda su vida.

Artículos relacionados:

Deja un comentario