Hipertrofia con Carbohidratos y Leucina

Publicado el 3 agosto, 2012 | Research

Activando la vía mTOR para un crecimiento muscular sin límites

John Kiefer es un físico que luchó contra su propio cuerpo por muchos años, su odisea comenzó a los 13 años cuando un compañero de escuela le lanzó esta frase, eres muy gordo; entonces después de seguir una dieta con pocas grasas y baja en calorías, hacer musculación 5 a 6 veces a la semana y pedalar 300 km por semana sin que alcance su objetivo, fue entonces donde empezó a investigar los secretos de la dieta ideal como base para construir un cuerpo sensacional descubriendo mediante 10 años de investigación y experimentación que hay una dieta que denominó «carbnite solution», la cual puede no se la ideal, pero es perfecta para los que buscan experimentar con su individualidad biológica.

La paradoja de los carbohidratos

Inicialmente el investigador busca responder si es posible obtener ganancias de masa sin carbohidratos respondiendo a que muchos atletas que siguen dietas de bajos carbohidratos, especialmente en la preparación para un campeonato saben que los carbohidratos no son esenciales para crecimiento; las experiencias indicaron que normalmente los culturistas con los cuales trabajó Kieper añadieron muchos kilos de músculos durante la fase de 12 semanas de corte, siendo esta la primera paradoja al tema.

No todos los practicantes de musculación obtienen estos resultados y aquellos que no lo consiguen, no saben porqué pasa aquello; de hecho no se puede refinar el método si no hubiera una comprensión de su mecánica y para John Kiefer los carbohidratos no son el componente crítico.

Los componentes para el crecimiento

Según varios estudiosos son necesarias dos cosas para construir musculatura, proteína y grasa; la grasa puede no representar el elemento principal para la ganancia muscular, pero es necesaria porque es el componente que da forma y estructura a las células.

Los carbohidratos no tienen esa influencia en su estructura porque convertidos en glucógeno que puede quedar almacenado dentro del tejido muscular; ellos no son parte de la fibra muscular aunque varios platos de arroz consumidos todos los días promueven el crecimiento muscular.

Una investigación del American Journal of Physiology-Endocrinology and Metabolism demuestra que los carbohidratos no construyen músculos, pero aceleran el proceso; y este es el punto principal cuando se entrena intensamente porque no solamente se aumenta las placas de músculos, sino también las capas en las fibras y tan rápido como sea posible.

En sí los carbohidratos amplifican nuestro esfuerzo en la barra; este concepto taró en ser comprendido porque la liberación de insulina parecía anteriormente la respuesta adecuada, sin embargo muchas investigaciones hechas con personas diabéticas mostraron que los músculos crecen a pesar de las disfunción de la insulina en el cuerpo.

La insulina es la reina de las hormonas anabólicas, y aunque los carbohidratos pueden acelerar el proceso en forma independiente, lo hacen estimulando un proceso de crecimiento acelerado controlado por la mTOR (La proteína mTOR es una reguladora maestra de cómo y cuando las células crean otras proteína ayudando a las células saludables a percibir los niveles de nutrientes y controlar su crecimiento y metabolismo).

Entrando al mundo de la mTOR

La sigla mTOR parece un nombre dado a un ‘transformer’ por el director Michael Bay en la película ‘El lado Oculto de la Luna’, pero el descubrimiento de ese regulador fue uno de las más importantes y más útil de los descubrimientos para los culturistas en los últimos 20 años; la vía mTOR fue descubierta en razón de un producto químico nuevo derivado de un vegetal llamado rapamicina.

  • La rapamicina retarda y en algunos casos elimina el desarrollo del cáncer por el bloqueo de la vía mTOR.
  • Después de muchas investigaciones, los científicos entendieron que el bloqueo de la mTOR para y disminuye todo el crecimiento celular, pero estimula su velocidad de crecimiento.

La vía mTOR es encontrada en casi todos los tejidos del cuerpo, de modo que si la intención es el crecimiento del músculo, por ejemplo es necesario enfocarse en la mTOR; los carbohidratos aceleran el crecimiento porque provisionan la sangre con azúcar y glucosa, estimulan el crecimiento por la activación de la vía mTOR y la insulina liberada por la glucosa se convierte en un bono, porque el crecimiento comienza de diversas formas

Parece que los carbohidratos son importantes si se entrena fuerte deseando romper ese límite muscular diario y alcanzar el estado de aberración después de una recuperación completa antes de la sesión de entrenamiento hardcore.

Ampliando las ganancias musculares con leucina

Los buenos nutricionistas ya sabían desde 1960 que la cadena de los aminoácidos como la leucina (encontrada en la proteína concentrada de soja, en el frijol de soja maduro, en la carne roja, en el maní, en el salame italiano, etc), la isoleucina (encontrada en la clara de huevos, en la proteína de soja, en la pechuga de pavo, en las algas marinas, etc) y valina (encontrada en la ricota, peces, pollos, lentejas y en las semillas de sésamo) realzan el crecimiento muscular.

Pero los investigadores no supieron determinar el mecanismo, por ello algunas investigaciones mostraron el crecimiento muscular y otros ensayos no lograron tener un resultado efectivo; en realidad se trabajó con tiempo y proporción, cantidad y calidad, pero no se consiguió una verdadera tabulación científica y práctica vinculada al entrenamiento de musculación.

Pero la ciencia de hecho descubrió que los BCAA’s y que no son producidos por el organismo, L-Valina, L-Leucina y L-Isoleucina es la llave; descubrieron el papel excepcional de la leucina porque es el único aminoácido esencial que causa la liberación de insulina cuando es ingerido sin carbohidratos, mientras los otros sólo causan la liberación de insulina si son ingeridos con carbohidratos.

Aunque la insulina sea un importante regulador del crecimiento, ella no es el atajo del camino para una espalda ancha o un bíceps montañoso; la leucina es el nutriente que activa directamente la vía mTOR para el crecimiento, siendo increíblemente poderosa en ese proceso porque puede estimular al cuerpo SIN carbohidratos inclusive en cantidades menores especialmente en el pre y en el post-entreno.

  • Unos 3 a 5 gramos de leucina en cada comida hace que el camino del crecimiento muscular mediante la vía mTOR se quede abierto y activo, induciendo según el tipo de entrenamiento a niveles hipertróficos indescriptibles.
  • La suplementación con leucina era la paradoja para los culturistas, pero fue concebida y reconocida en la práctica por Larry Scott que se convirtió en el primer Mr Olympia.

Ese descubrimiento llevó al refinamiento de algunas de las dietas, alcanzando niveles de conocimiento importantes para dedicarse de lleno a construir el físico soñado sin el temor de los errores del pasado.

Artículos relacionados:

Deja un comentario