La glándula tiroide

Publicado el 16 noviembre, 2010 | Health

Es importante mantener alta la actividad de la glándula tireoide para llegar al anabolismo muscular

La tiroide es una pequeña glándula, con formato de mariposa, localizada al frente de la tráquea, en el cuello. Su función normal es la producción de las hormonas tiroideas L-tiroxina y L-tironina, y que influencian en una variedad de procesos metabólicos en el organismo. Esos procesos incluyen la conversión de los alimentos en energía, la regulación del crecimiento, la fertilidad y el mantenimiento de la temperatura corporal. Los problemas relacionados con las tiroides surgen cuando ocurre una producción de hormonas en exceso o en cantidades insuficientes.

Estructura de la tiroide

La tiroide está constituida por células secretoras situadas en torno a un espacio donde se acumulan proteínas (principalmente tiroglobulina), denominadas colectivamente como coloide. La tiroide absorbe activamente iodo de la corriente sanguínea y lo transfiere, con ayuda de una peroxidasa, hacia residuos de tirosina específicos situados en la molécula de tiroglobulina.

Tiroides

Cada tirosina puede recibir uno o dos átomos de yodo (trasnformándose en respectivamente, mono-yodotirosina (MIT) y di-yodotirosina (DIT)). Las hormonas de la tiroide son producidas a partir de estas tirosinas yodinadas: la unión de 2 DIT produce alanina y tiroxina (T4), y la unión de una DIT y una MIT produce triyodotironina (T3).

La T3 y T4 son liposolubles y circulan en la sangre conectadas a una proteína (la transtirretina). En los tejidos blancos, la T4 es transformada en T3 antes de actuar.

Las hormonas de la tiroide inducen la síntesis de enzimas respiratorias, de bomba de Na +-K+ (sodio/potasio), etc…, lo que provoca una aumento generalizado de la tasa de metabolismo y de la producción de calor. Sus efectos en el organismo se reflejan en el aumento de ingesta de alimentos, disminución de tejido adiposo y masa muscular, aumento de la ventilación y de la excreción de urea, etc.

La hipófisis secreta TSH cuando la concentración de T3 y T4 en la corriente sanguínea es baja. La TSH estimula la tiroide a producir proteínas y a aumentar de tamaño. Por eso en la ausencia de yodo, la tiroide aumenta bastante de tamaño, formando un bocio, debido a ser constantemente estimulada por la TSH.

Puntos importantes a considerar:

  • En algunos individuos el HGH disminuye los niveles de la Tireoide Activa T3 mientras aumenta la Tireoide Inactiva T4, lo que nos conduce la conclusión de que la HGH inhibe la conversión de T4 (inactiva) en T3 (tireoide activa) en el organismo.
  • Lo contrarío, sucede también en ciertos individuos, que presentan una elevación en los niveles de T3.
  • Por lo tanto la única manera de saber lo que realmente esta sucediendo es haciendo una prueba de la funcionalidad de la glándula tireoide.
  • Cuando los valores de T3 son bajos, el ritmo de la síntesis protéica disminuye y así disminuye también el anabolismo muscular. Es decir, es importante mantener alta la actividad de la glándula tireoide  (principalmente para un culturista, finalmente toda esta maniobra sólo tiene un objetivo; el anabolismo muscular).

El hipotiroidismo

Ocurre cuando la glándula produce cantidad insuficiente de hormonas para satisfacer las necesidades del cuerpo. Algunas de las señales y síntomas son: Fatiga y sueño excesivo, Piel seca y pálida, Voz más gruesa, Ganancia de peso, Cabello secos con tendencia la caída, Pérdida de apetito, Sensación constante de frío, Rostro hinchado (principalmente alrededor de los ojos), Ciclos menstruais irregulares y/o con gran flujo de sangre, Pérdida de memoria, Constipación, Glándula tiroideal aumentada.

Prevención del hipotiroidismo:

Es importante realizar un diagnóstico, pues cuánto antes se inicie el tratamiento, mejor. Infelizmente, no hay una prevención primaria específica. Sin embargo, se puede tomar algunas precauciones para evitar la enfermedad:

  • Hacer ejercicios físicos regularmente.
  • Ingiera sal yodada regularmente.
  • Hacer exámenes de sangre T3, T4 y TSH regularmente.
  • Adoptar una dieta equilibrada.
  • Es engañoso imaginar que el hipotireoidismo sea factor responsable por la ganancia de peso, porque las personas acostumbran tener menos hambre cuando están con una más pequeña producción de las hormonas tireoideas.
  • Evitar el cigarrillo.

El hipertiroidismo

Las formas más comunes son la enfermedad de Graves y el bocio tóxico multinodular que ocurre cuando la tiroide produce hormonas en exceso. Algunos de las señales y síntomas de la enfermedad son los Temblores, Oscilación del humor, Delgadez, Diarrea, Palpitaciones cardiacas, Intolerancia al calor, Ciclos menstruales más cortos, Pérdida de peso injustificable, Cabellos finos o pérdida de cabellos, Nerviosismo, Ojos saltones, Aumento de la glándula tiroideal.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *