La crema de baba de caracol

Publicado el 18 marzo, 2011 | Health

Un extracto crustáceo que tiene muchos poderes si se lo elige correctamente

Durante la primera década del siglo 21 mucho se ha hablado de la baba de caracol como una de las más poderosas fuentes naturales de regeneración de la piel ya que posee excelente acción regeneradora debido al elevado contenido de colágeno y elastina; es también rica en vitaminas antioxidantes que ayudan a retardar el envejecimento; y además posee propiedades exfoliantes, anti-inflamatorias y despigmentantes.

La baba de caracol es sumamente eficaz, según los dermatolos y los farmacéuticos, sin embargo, cuando hablamos en baba de caracol no estamos hablando del rastro que el caracol deja cuando se mueve;

  • Estas características benéficas están presentes en la baba de caracol cuando el animal está estresado; es por ello que se debe ser preciso y tener mucho cuidado cuando se compra productos hechos a la base de baba de caracol pues estos podrán realmente tener baba de caracol, pero no poseer los componentes benéficos para la piel.
  • Los criterios de calidad exigidos a los productos de baba de caracol para que posean propiedades regeneradoras son el tipo de caracol, el método de extracción y elaboración y los componentes de la baba, por ellos, cuando alguien compra este tipo de productos, deberían comprobar si son productos científicamente probados que garanticen su seguridad y tolerancia.

Por ello, según los especialistas, no todas las cremas de baba de caracol son iguales y para que estos productos de cosmética sean eficientes, es necesario que sean elaborados con la secreción que el caracol expele cuando recibe estímulos externos tales como radiaciones o estrés mecánico; y a esa altura, el animal segrega una baba que hace que su propia piel sea notada y protegida de las agresiones externas, así como sucede en el caso del caracol, la baba segregada es extremadamente eficaz en la piel humana.

Cuando la baba del caracol es obtenida en estado de estrés del animal, es muy rica en proteínas polisacarideas, responsables por su actividad regeneradora, y no tiene nada que ver con la baba que el caracol expele cuando se desplaza, que no posee actividad biológica y cuya única función es permitir y facilitar la movilidad del animal.

Los métodos usados para obtener la baba fueron perfeccionados hasta llegarse a la situación actual en que se consigue obtener una secreción purificada que permite preservar la vida del caracol.

  • Según un estudio realizado en el 2004 con personas tratadas con este producto, la reducción progresiva y gradual del porcentaje de pacientes con arrugas gruesas es del 45,5%. 
  • En el caso de las arrugas finas, llega a los 26,7%, además de ello, fue identificada una reducción significativa del aspecto envejecido a causa del sol y de la secura y aspereza de la piel siendo también mejorados los parámetros de la firmeza, textura, flexibilidad e hidratación de la piel.

Por lo tanto, el uso de baba de caracol puede ser excelente, sólo que el producto cosmético debe ser bien escogido.

Artículos relacionados:

Deja un comentario