Como disfrutar de las comidas rápidas

Publicado el 13 noviembre, 2011 | Health

Manteniendo la línea mientras se disfruta de algunas delicias

Por más que las personas se esfuercen para seguir el abecedario de una alimentación saludable en aquellos días en que no hay tiempo de programar o escoger el mejor lugar para comer, la única opción acaba siendo un fast food o comidas rápidas que también pueden ser saludable si se tiene el conocimiento de opciones más nutritivas que pueden substituir a los tradicionales alimentos chatarras.

Pero se debe recordar que esto no puede convertirse en una costumbre no solo por luchar contra la balanza, más bien por la misma salud que puede ser dañada por una alimentación equilibrada; por ejemplo un estudio hecho en la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill muestra los riesgos de transformar en hábito la ida a algunos restaurantes de comidas rápidas tras evaluar más de 3.500 personas, durante 13 años en donde la investigación constató que cuando se prefiere los fast food, se presenta los peores perfiles de sobrepes y tasas elevadas de triglicéridos, colesterol y glucosa en la sangre que inducen a adquirir enfermedades que hasta son peligrosas para la propia vida.

Una dieta saludable debe ser variada, colorida, rica en vitaminas y minerales que son importantes para el equilibrio del organismo pero al consumir muchos fast foods generalmente se consume mucha sal, grasas, carboidratos y poca fibra, lo que colabora al aumento de peso y también puede fomentar las enfermedades cardiovasculares.

Comidas tradicionales

  • Usar mostaza o aceite de oliva en vez de mayonesa.
  • Pasar de la muzzarella u otras queserías al queso de ricota o blanco.
  • Preferir la pechuga de pavo por el jamón.
  • Aprovechar las especias con aceite vegetal en sustitución a las salsas.
  • Al consumir pizzas es mejor seleccionar una masa fina integral si fuere posible con atún, tomates secos, champignones, rúcula o quesos magros como el de muzzarela de búfala
  • Al tomar el chocolate se puede usar la leche desnatada y un polvo light.
  • Entre las hamburguesas se puede usar un rico pan integral con filete de pollo o carne magra asada con cebollas, tomates y lechuga; como condimento una vez más la mostaza y el aceite de oliva complementan una comida sabrosa y atractiva

Comida japonesa

A pesar de estar basada en alimentos como peces y vegetales, fuentes de diversos nutrientes, la culinaria japonesa tiende a ser bastante salada.

  • No exagerar en las salsas a base de soja y evitar las frituras.
  • Escoger alimentos como algas, camarones al vapor, sushi, ensaladas, brotes y champignones.

Comida árabe

  • Es muy variada, con poca grasa y regada de hierbas y especias por ello ofrece opciones buenas y saludables.
  • Dejar de lado el quibe frío e ir al quibe crudo con limón. 
  • Resistirse a los dulces sirios y a las sfihas «empanadas» de queso que son más calóricas.
  • Escoger al pan sirio con babaganush (carpeta de berenjena) u homus (de grano de pico), kafta con berro, guisado con apio cocido y enrollados de repolho vegetarianos son algunas sugerencias sabrosas sin comprometer a la salud o al peso.

Comida mexicana

La gastronomía mexicana es famosa por sus sabores y aromas atractivos y exóticos pero se debe consumirla con mucha serenidad para no estimular al sobrepeso

  • Las mejores alternativas son los burritos, los tacos levianos y las fajitas que acostumbran ser cargadas por el propio cliente. 
  • Al cargar el contenido, en lugar del guacamole y tarta de crema de leche es mejor colocar más vegetales a la parrilla y salsas de perejil que está libre de grasa con tomates y pimientos nutritivos. 
  • Pedir frijoles negros que son poco grasosos en vez del frito, usar arroz puro y no los condimentados que es muy tradicional.
  • Intercambiar las patatas fritas por vegetales crujientes.

Comida china

El punto más positivo de la culinaria china es el hecho que es rica en ingredientes poco grasosos como vegetales y granos; entonces para aprovechar esa característica es mejor alejarse de las frituras crocantes y de los enrollados no exagerando en las porciones.

  • Seleccionar los platos hechos a vapor o que contengan las palabras jum (blanqueados), chu (hervidos), kow (tostados) o shu (asado) y dar preferencia a los hechos con pollo, frutos del mar o, mejor aún, los vegetarianos. 
  • Hay que tener cuidado con las salsas hechas a base de soja o de glutamato monosódico, por ello es mejor pedirlos por separado y con especias que las hay y muchas en la cocina china.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *