jóvenes

Haz trabajar a tus hijos desde jóvenes

Publicado el 30 julio, 2020 | Workout

Una manera fácil de hacer que los chavales jóvenes y perezosos hagan un poco de ejercicio mientras los presentan sutilmente al entrenamiento de resistencia.

Algunos de nuestros amigos culturistas tienen hijos, entre ellos chavales jóvenes que tienen como deporte los juegos de vídeo o estar en internet… el problema es que estos chavales, no quieren saber nada del gimnasio, ni siquiera entrenar en casa…

El ejercicio de cualquier tipo no está en la lista infinitamente corta de intereses, porque prefieren convertirse en una criatura mítica que es “mitad sofá, mitad niño”, destinados a pasar la eternidad mirando una pantalla y periódicamente llamando a la abuela para atender uno que otro antojo.

Aunque lo lleves al gimnasio y vea a todas esas chicas admirando a los chavales más fuertes, el camina a la salida para coger su móvil y seguir alguna que otra aplicación, que le parece más divertida, ¿no?..

Sin embargo, si lo intentas y lo pones sobre un banco cogiendo una barra encima de él, el chaval aunque después de unos minutos de enojo y confusión, empieza a preguntar o experimentar cosas, esas cosas que solo da el ambiente de un gimnasio.

El cuerpo flácido del chaval en la banca también es admirado por los presentes, entre ellos algunos padres con sus jóvenes hijos; SÍ, esos que entrenan juntos como compañeros, pero la guerra no debe basarse en los demás, sino en relacionarse con el hijo, ese hijo que hace unas horas estaba recostado en el sofá.

Cómo empezar con los jóvenes

Quizás algunos padres puedan relacionarse con esa historia, al menos un poco, pero de seguro deseas que tus hijos jóvenes jueguen al fútbol, al tenis, practiquen taekwondo, hagan cualquier cosa que les dé un poco de ejercicio, pero se enfrentan a una gran cantidad de distracciones electrónicas y una cultura que les da aprobación tácita a la inactividad física.

En un esfuerzo por ayudar, pensamos en encontrar una estrategia de ejercicio realmente simple para los chavales, esos perezosos, de modo que se empiecen a involucrar con algún tipo de entrenamiento básico de resistencia.

Al analizar bases de datos de investigación nos dimos cuenta que hay muchos estudios que involucran a niños y jóvenes, pero ¿a quién engañan?.

Es una conclusión inevitable que cualquier programa de entrenamiento mejorará la postura, fuerza, composición muscular, niveles de grasa corporal y atletismo.

La mayoría de los estudios realmente incluyeron a los niños y jóvenes en un programa tradicional para adultos.

Estos estudios involucraban una gran cantidad de ejercicios, pero estábamos buscando algo mucho, mucho más simple, y lo encontramos en un estudio japonés de 2013, publicado en el Journal of Sports Science and Medicine.

Siempre, pero Siempre, hidratarse es la base

 



Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

La esencia de la simplicidad

Científicos del Instituto Nacional de Fitness y Deportes en Japón reunieron a 90 jóvenes de 7 a 13 años, entre activos e inactivos.

Los mismos debían participar en un estudio de ocho semanas, de los cuales 36 fueron asignados a un grupo de entrenamiento y el resto puesto a un grupo de control.

  • Los que empezaban a entrenar debían hacer 100 sentadillas de peso corporal al día durante un total de 45 sesiones.
  • Se les pidió que se pusieran en cuclillas hasta que sus muslos estuvieran paralelos al piso, con 1 repetición cada 2 segundos.
  • El tiempo promedio de finalización era de aproximadamente 3 minutos.

Los chavales, estimulados por un “regalo sorpresa” debían hacer sentadillas con el peso corporal después de asistir a sus clases en sus centros de estudios.

Después de 8 semanas, los jóvenes del grupo de entrenamiento perdieron una cantidad interesante de grasa corporal, mostraron aumentos en la masa corporal magra y mejoraron su altura de salto vertical.

El punto central en este estudio es que todos estaban involucrados en algún tipo de actividad deportiva extracurricular, como fútbol, ​​voleibol, atletismo, natación, kendo o tenis de mesa.

En el caso del “regalo sorpresa”, para ellos fue tickets de entradas a sus eventos más populares en las actividades que hacían, entonces queda por preguntar, ¿cómo estimularías a tus hijos jóvenes?.

Muchos no necesitan de un regalo físico, sino simplemente del cariño y acompañamiento de sus padres para motivarse.

Además, si esta rutina funcionó bien para chavales activos, imaginemos ¿qué haría en esos chavales que son inactivos y sedentarios?…  es más que motivante para ti como padre saber esto, ¿verdad?…

¿Cómo llevarlo a la práctica?

¿Qué piensas?… ¿tus hijos estarían dispuestos a hacerlo, o harían lo de la resistencia pasiva y se negarían a moverse?…

¿Podrías convencerlos de hacer 100 sentadillas con peso corporal 5 días a la semana para mejorar su composición corporal, fuerza, nivel de condición física y tal vez incluso su autoestima?.

Sus mentes distraídas podrían comprender fácilmente que un programa simple como este, no requerirían mucho de tiempo, e incluso podrían hacerlo con ellos por sí solos si necesitaran más motivación.

Para empezar, si 100 sentadillas rectas son demasiado abrumadoras debido a la gravedad y la concentración para tus hijos jóvenes.

No hay razón para que no puedan dividirse en series más manejables, haciendo quizás 10 a 20 repeticiones, descansando brevemente y luego haciendo otras 10 a 20 repeticiones, pero la idea es que lleguen al objetivo diario.

jóvenes

Este pequeño comienzo con este pequeño ejercicio, podría ser el comienzo de una devoción de por vida a la forma física.

Podrían ir añadiendo una barra y luego un poco más de peso, y más peso, siempre bajo el resguardo de la seguridad ante todo.

¿Compartes tiempo libre con los más pequeños?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *