Los chicos también pueden hacer musculación

Publicado el 17 agosto, 2011 | Health

Se debe impulsar el entrenamiento de los hijos para prevenir lesiones, adaptar el físico para los deportes y visar una excelente salud durante toda la vida

A pesar de los consejos de la vieja escuela de investigación sobre la fisiología del ejercicio y la medicina tradicional pediátrica, los nuevos estudios muestran que la musculación no es perjudicial para los pre-adolescentes que pueden empezar a entrenar controladamente visando un buen futuro tanto mental como físicamente en toda su vida.

Los chavales desde que tienen 12 a 13 años están pasando por una serie de cambios en su vida en todos los aspectos desde los psicológicos, los sexuales y por supuesto físicos, es por ello que la supervisión para que el entrenamiento sea seguro es más que interesante aunque haya controversias de muchos médicos y hasta de los padres.

  • Muchos creen que se debe esperar hasta el final de la pubertad para comenzar a practicar musculación, pues según ellos puede causar lesiones graves y parar el crecimiento.
  • El libro de musculación best seller “Body sea Life”, de Bill Phillips perpetuó este mito, afirmando que “durante la pubertad, los huesos aún están creciendo, y el ejercicio de fuerza extenuante puede interferir en el crecimiento del hueso.”

Pero la Academia Americana de Pediatría, contradice estos mitos; en el 2001, el grupo de médicos divulgó una declaración política que enfatiza la seguridad y los beneficios del entrenamiento de musculación controlada tanto para los adolescentes como pre-adolescentes de modo a mejorar el desempeño deportivo, rehabilitar lesiones, prevención de lesiones y/o mejorar la salud a largo plazo.

Una década más tarde, este mensaje ha sido transmitido a los padres y médicos, ya que aquellos aunque defienden a la musculación infantil se sigue teniendo resistencia a ello; en el mundo real hay mucho temor aún; inclusive en muchos gimnasios del mundo se establece una edad mínima de 14, 15 o 16 años para abrir sus salas de musculación; hay otras que son más progresistas especialmente las salas de fitness que dan apertura a los chavales desde los 12 años, pero con un nivel de supervisión adecuada.

Relevancias Científicas:

En un estudio prospectivo que evaluó a niños que practicaban muchos deportes incluida las visitas al gimnasio, a lo largo de un periodo de un año, menos del 1% de todas las lesiones ocurrieron por causa del entrenamiento de musculación de acuerdo con la “National Strength and Conditioning Assn”.

Para efecto de comparación, el mismo estudio reveló que durante ese periodo, 19% de las lesiones ocurrieron debido a la práctica de fútbol y 15% por practicar baloncesto, además científicamente no hay evidencias que sugieren que el entrenamiento de musculación interfirió de forma negativa en el crecimiento y maduración normal de esos niños.

El American College of Sports Medicine, conocido como ACSM también apoya la práctica de musculación en su posición oficial sobre el entrenamiento de musculación para niños y si fueran seguidas las orientaciones adecuadas, el parecer del ACSM es que el entrenamiento de musculación puede ser una experiencia agradable, benéfica y saludable para niños y adolescentes.

Avery Faigenbaum, un científico pediátrico de ejercicio y profesor en el Colegio de Nueva Jersey en Ewing, concuerda que la musculación no perjudicará el crecimiento de un niño escribiendo numerosas publicaciones científicas y libros sobre el tema y hasta creó la web strongkid.com para incentivar los niños y adolescentes a iniciar el entrenamiento de musculación bajo la orientación de especialistas.

Avery me cita que los estudiosos serios dieron una vuelta de 180 grados a este mito  y que ahora incentivan realmente a los niños a participar en el entrenamiento de musculación para aumentar la fuerza de los huesos, tendones y ligamentos, sirviendo además para mejorar el desempeño deportivo y reducir el riesgo de lesiones.

Concluye además que si los niños tienen edad suficiente para participar en actividades deportivas, entonces también tienen edad suficiente para levantar pesos; deseablemente para la pre-temporada deportiva de modo a prevenir lesiones y adaptar el cuerpo que será dañando por otras actividades deportivas tradicionales.

En un programa específico, él trabaja en colaboración con las escuelas de Nueva Jersey, entrenando niños y niñas inclusive desde los 7 años, comenzando solo ejercicios de peso corporal o pesos muy levianos, con la opción de que los niños ganen el derecho de usar pesos más pesados, probando que ya dominan la técnica adecuada.

  • Faigenbaum comenta sobre como la afirmación de que la musculación proporciona huesos más fuertes es apoyada por las investigaciones.
  • En 1993, investigadores de la Universidad de Connecticut, relataron en el periódico “Medicine and Science in Sport and Exercise”, que los adolescentes que fueron levantadores olímpicos de élite presentaron valores de densidad mineral ósea 20% a 35% superiores a los de los individuos de la misma edad en grupos de control.
  • Y en 2001, investigadores del “Institute sea Women’s Health” de la Universidad de Texas, relataron en el “Journal of Pediatrics” que las niñas adolescentes que participaban en entrenamientos de musculación específico, presentaron una mayor densidad ósea en sus caderas que las niñas de un grupo control; ellas también aumentaron la fuerza de las piernas en 40%.

Faigenbaum insiste en que los padres no necesitan preocuparse en tener a un niño que se transforme en un Mini-Arnold, ya que antes de la pubertad la mayoría de las ganancias de fuerza proveen una mejoría del rendimiento neuromuscular; una manera elegante de decir que una mejor coordinación muscular y la activación de más fibras musculares, hacen el cuerpo trabajar más, no solo visando el tamaño muscular.

Y afirma que no se trata de ser parecido a u de una culturista que sale en una tapa revista de fitness; estamos hablando sobre prevención de lesiones y la mejoría del desempeño, por ejemplo, podemos ayudar los jóvenes jugadores de fútbol la poseer sprints más rápido y a los jugadores de baloncesto a saltar más alto o a los que hacen artes marciales a estar mejor acondicionados para sus movimientos.

En términos de acceso a los pesos, todos los científicos concuerdan con las restricciones de edad de los gimnasios comerciales; los niños pequeños no deben trabajar en salas de musculación para adultos; en realidad hay programas de musculación que fueron desarrollados específicamente para niños, y las escuelas preparatorias y secundarias que están comenzando a implementar los programas con el uso del peso corporal y acondicionamento con el balón suizo en las aulas de gimnasia.

En algunos casos, se podría acompañar el entrenamiento de los hijos en casa, pero primero se debe aprender sobre como hacerlo, calificando como supervisores o contratando personal trainers que trabajen específicamente con niños o adolescentes.

Finalmente, Faigenbaum recomienda el uso de barras en vez de mancuernas; para evitar lesiones que son impulsadas por los pesos libres; quizás en MASmúsculo presentemos en un futuro un equipo especial para niños o adolescentes que estaría fantástico para nuestros amigos que empiezan a ver como sus chavales empiezan a tener una vida sana con actividades deportivas como la musculación que realmente es una de las formas de prolongar la vida y ser felices.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *