El Yoga y el CrossFit, una pareja inigualable

Publicado el 2 octubre, 2019 | Workout

El CrossFit puede ser intenso, por decir lo menos, por lo que un cuerpo sano y en movimiento es la máxima prioridad… desde este punto de vista deberías tratarlo bien y con algunas posturas de Yoga lo puedes hacer…

El CrossFit es una mezcla de acondicionamiento metabólico, levantamiento olímpico, gimnasia y deporte; los atletas completan entrenamientos que combinan estos elementos creativamente, además de seguir un plan de nutrición equilibrado. El punto es que esta actividad física tiene demandas únicas, pero los atletas que lo practican pueden obtener grandes beneficios al incluir el yoga en su programa de entrenamiento.

Los beneficios del Yoga en el CrossFit

Una práctica de Yoga consistente puede ayudar en más de un sentido: aumentar la fuerza, la flexibilidad y la movilidad, lo que lleva a calentamientos más eficientes, mejora en los entrenamientos y facilita una recuperación más rápida. Los Atletas CrossFit están acostumbrados a entrenar a altas intensidades y llevar sus cuerpos al límite absoluto, por lo que deben sacar tiempo en su día para hacer lo contrario y realmente reducir la velocidad para darle a su cuerpo el descanso que necesita.

En fin, estas son las cinco poses principales que se recomienda para que lo Atletas CrossFit implementen en su rutina matutina o posterior a sus WOD.

Párate con tus antebrazos y con tus manos

Se sabe que los entrenamientos CrossFit incluyen flexiones de manos y caminar, especialmente si se lo considera avanzado en el deporte; el Yoga también tiene todo lo anterior. Al realizar inversiones de yoga, deberías usar tu respiración para controlar el equilibrio y la velocidad de presión mientras aprendes cómo utilizar mejor tu core, lo que lo convierte en una herramienta poderosa que lo debes complementar a tu cinturón.

Practicar las transiciones con la cabeza en el piso y con el soporte del antebrazo, enderezar la espalda y trabajar en la alineación perfecta con tus manos es una excelente manera de calentarte antes de las sesiones de entrenamiento, además no es tan fácil como se ve.

La Plancha y Chaturanga

Las flexiones de yoga y las planchas son un calentamiento increíble, pero también puedes hacerlas como ejercicios de fortalecimiento del core. La belleza de esto es que puedes hacerlos en cualquier momento y en cualquier lugar; el CrossFit requiere una fuerza increíble en el core y la parte superior del cuerpo para todo tipo de movimientos.

Hacer esta postura a baja intensidad, usando el aliento y los bandhas de yoga, o «bloqueos» musculares, permitirá que estés reforzando cómo usar todo tu cuerpo adecuadamente para realizarlos. Recuerda que en su versión convencional tus cuádriceps, pantorrillas, talones y caderas, hacen el trabajo, sin usar mucho la parte superior de tu cuerpo.

La Hanumanasana (Splits)

La práctica de hanumanasana de la manera correcta abre las caderas y los flexores de la cadera y permite que el cuerpo se asiente sin empujar ni jalar. Con todas las sentadillas, carreras, remo y burpees programados en los entrenamientos CrossFit, la parte inferior de tu cuerpo te agradecerá por priorizar esta pose de yoga.

Ten en cuenta que puede llevar tiempo sentirte cómodo con la pose y la técnica de respiración adecuada; los tendones de los isquiotibiales son muy frágiles, por lo que se extienden pasivamente con la ayuda de la gravedad, haciendo que la fuerza principal haga maravillas a largo plazo.

Mientras mejoras tu postura, protege tus articulaciones




Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

La Dhanurasana (Pose de Arco)

Las subidas de cuerdas, las dominadas y trabajar con el anillo requieren una gran cantidad de fuerza de la espalda y movilidad del hombro; el Yoga tiene muchos movimientos que incorporan los músculos de la espalda y los hombros, pero el arco es probablemente una de las mejores posturas que funcionan juntos.

Cuanto más puedas abrir los hombros, más podrás enganchar los dorsales y levantarte más alto del suelo; la inhalación al levantar el cuerpo aporta energía fresca y permite que tu cuerpo se abra naturalmente.

El Perro Boca Abajo

Todos los movimientos de Yoga funcionan en el core, ya que los bandhas deben participar sin importar lo que hagas; en el CrossFit, el core está muy involucrado en el componente de gimnasia: la estabilidad lo es todo. La incorporación de algunas posiciones como ésta, boca abajo activan el fuego interior y te preparará para incrementar el rendimiento.

Saber cómo usar tu respiración correctamente sin simplemente contenerla aumentará tu resistencia y mejorará el tono muscular. Los abdominales son solo músculos, como todos los demás, pero mantenerlos activos todo el tiempo protege la zona lumbar, especialmente en los grandes movimientos compuestos que el CrossFit usa regularmente.

¿Tienes problemas con tu flexibilidad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *