Los ejercicios físicos y la cafeína pueden modificar el ADN

Publicado el 8 mayo, 2012 | Research

El entrenamiento debería ser parte de la medicina que al alterar nuestros genomas mejoran nuestra salud

Desde la antiguedad sabíamos que la actividad física ayuda a mantener el cuerpo saludable pero fue necesario un poco más de estudios para descubrir como el entrenamiento activa el cuerpo para generar esos beneficios y todo parece comenzar en un lugar aparentemente sorprendente, el código que nos hace lo que somos al menos fisiológicamente; en el ADN que se altera en pocos minutos ante el movimiento de los músculos de cualquier parte del cuerpo.

La mutación instantánea

Aunque el código genético básico permanezca igual en reacción a las actividades físicas no se sufrirá mutaciones anómalas a causa del ejercicio, pero las moléculas de ADN en el interior de las células musculares sufren alteraciones no sólo químicas, sino también estructurales de formas muy específicas ganando o perdiendo marcadores de grupos metil en secuencias específicas y bien conocidas del ADN.

Las mutaciones en el ADN inducidas por los ejercicio acontecen por medio de las llamadas alteraciones epigenéticas que según los investigadores parecen estar al inicio de una cadena de eventos que responde por los beneficios fisiológicos de los ejercicios.

Los descubrimientos hechos en el Instituto Karolinska en Suecia que fueron publicados en la revista Cell Metabolism gracias a los experimentos mostraron que el ADN en las células musculares tienen menos grupos metil (o metilas) en el post-entrenamiento en comparación al pre-entrenamiento; se añade también que las alteraciones también envuelven áreas en la superficie del ADN que funcionan como puntos de anclaje para varias enzimas como los llamados factores de transcripción.

  • Ya se sabía que los ejercicios inducen alteraciones en los músculos, incluyendo un incremento en el metabolismo del azúcar y de las grasas pero lo que descubrieron es que el cambio en la metilación viene primero.
  • La metilación es uno de los mecanismos de la herencia genética; las metilas funcionan como una especie de llave que activa y desactiva los genes.

La práctica de ejercicios físicos puede alterar la estructura y la composición química de las moléculas de ADN de las células musculares de una persona; esto entonces sería el primer paso para la reprogramación del músculo para obtener la fuerza y consecuentemente los beneficios proporcionados por las actividades, además se pudo constatar que la cafeína también es capaz de desarrollar los mismos efectos.

Nuestros músculos son realmente plásticos dice Juleen Zierath, del Karolinska Institutet, en Suecia; en realidad somos lo que comemos y los músculos se adaptan a lo que hacemos y este es uno de los mecanismo que permiten que esto acontezca.

Los cambios en cuestión en el ADN son conocidos como modificaciones epigenéticas y envuelven la ganancia o la pérdida de marcadores químicos en el ADN a lo largo y por encima de la secuencia familiar de las, Gs, Ts, y Cs; el nuevo estudio muestra que el ADN dentro del músculo esquelético retirado de individuos tras una explosión de ejercicios tiene menos marcas químicas (específicamente el grupo metil) que poseía antes del ejercicio. 

  • Esos cambios acontecen en tramos de ADN que son envueltos en genes de accionamiento importantes para la adaptación de los músculos al ejercicio. 
  • Cuando los investigadores hicieron que los músculos se contraigan en laboratorio, ellos volcaron una pérdida similar de grupos metil de ADN
  • La exposición de músculo aislado a la cafeína tuvo el mismo efecto.

Los investigadores explicaron que la cafeína provoca un efecto semejante a la contracción muscular que acontece con el ejercicio de otras maneras también; ella no necesariamente recomienda que nadie beba una taza de café en vez de se ejercitarse, sin embargo es tentador pensar que los atletas que combinan el café o ciertas dosificaciones controladas en la suplementación natural con su entrenamiento. 

Los descubrimientos ofrecen más evidencias de que nuestros genomas son muy más dinámicos de lo que creemos y que los eventos en el organismo son increíblemente flexibles permitiendo que el ADN de nuestras células se ajusten conforme al ambiente que cambia.

Sobre la epigenética

Es el nombre que se da a los cambios que acontecen en los genes sin embargo alteran el código genético de un individuo y es diferente de una mutación; mientras en una mutación el código genético es alterado, la epigenética sólo cambia como un gen que funciona o no y ese cambio puede ser causado por factores ambientales, como polución o también por la práctica de ejercicios y puede ser pasada para las generaciones siguientes.

Nuestros músculos son realmente adaptables y se modifican conforme lo que hacemos; si no usamos los músculos, entonces los perdemos y uno de los mecanismos que permiten que esto acontezca fue identificado por esta investigación; todo se trata entonces de modificaciones epigenéticas que son caracterizadas por ganancias o pérdidas de marcas químicas en el ADN sin vincularse con los cambios en la secuencia genética.

Artículos relacionados:

Deja un comentario