Las toxinas aniquiladoras de la testosterona

Publicado el 3 diciembre, 2011 | Research

La destrucción del medioambiente y la intervención de la industria en nuestras vidas impactan negativamente en nuestros niveles de vida

El mundo científico desde que empezó a descubrir miles de productos químicos que se encuentran en el ambiente empezaron a estudiar como muchos de ellos y ciertas toxinas actuán como una carga bien pesada para los testículos; Charles Poliquin afirma que los atletas están descubriendo que hoy es más dificil que desarrollen fuerza y masa muscular en comparación a los años 80.

Muchos apuntan el dedo a las toxinas ambientales; cualquier cosa que afecte los niveles de testosterona afectarán la capacidad de desarrollar músculos, quemar grasa corporal, y ser más fuertes; estas toxinas tienen un efecto dramático en el sistema endócrino humano, es así que en la población en general se mostró que que la media de esperma cayó de 113 millones / mililitro en 1940 a solo 66 millones en 1990; un interrogatorio a 1.350 donantes de esperma en París encontró una reducción en la cuenta de espermatozoides de cerca de 2% cada año en los últimos 23 años y también se concluyó que los hombres más jóvenes empiezan a tener el semen de peor calidad en comparación con el siglo 20.

Además cuando hablamos denivel normal de testosterona también ha sido reducido por la comunidad médica; ellos simplemente decidieron hacer una nueva norma ya que todos los niveles de testosterona son actualmente más bajos de los que eran hace 50 años, hoy los niveles normales de antes son muy elevados para los valores actuales porque en general son consistentemente mucho más bajos.

  • En primer lugar, la cosa más obvia que se puede hacer es evitar la exposición a productos químicos tóxicos, pero tenemos que saber lo que deseamos buscar.
  • Las toxinas que reducen los niveles de testosterona pueden aparecer donde menos se espera, obviamente no seremos capacer de evitar todas las toxinas, hasta porque existen demasiadas, pero si se puede evitar una gran cantidad de ellas.

La enemiga número 1 es la BPA

El Bisfenol A, comúnmente abreviado como BPA es un compuesto orgánico con dos grupos funcionales fenol: es un bloque (monómero) disfuncional de muchos importantes plásticos y aditivos plásticos.

Cuando se habla de toxinas o toxicidad, se podría afirmar que sólo son prejudiciales si son excesivas; hasta el agua puede ser tóxica si fuera ingerida en cantidades letales o eso es lo que pensamos; las agencias reguladoras alrededor del mundo usan el argumento de que sólo las dosis excesivas conducen a la toxicidad, oero cuando se trata del BPA, no la consideran una toxina, los científicos la tratan como una hormona.

  • Se debe ayudar a proteger el ambiente y mejorar los niveles de testosterona evitando el consumo de agua proveniente de envases de plástico.
  • Cualquier hormona puede alterar el equilibrio del sistema endócrino; aquí la hormona BPA representa a una forma perjudicial de estrógeno.

Según la Scientific American, el BPA fue sintetizado por primera vez en 1891 y aplicado como estrógeno sintético en la década de 1930; pero algunos sugieren que el BPA fue utilizado como reposición hormonal del estrógeno, pero cuando la industria de plásticos descubrió su capacidad de endurecer plásticos, compró la patente.

Los científicos están afirmando ahora que los únicos estudios que comprueban la seguridad del BPA son los que fueron producidos por la propia industria y aunque la FDA acepta algunos estudios de seguridad realizados por esa industria, las conclusiones siguen siendo controversiales para la industria alimenticia.

Los investigadores estiman que el BPA genera 100 millones de dólares por hora en USA, así podrá entender porque motivo la industria produce estudios para proteger el BPA, pero el enemigo es peor de lo que se piensa.

El BPA actúa como un estrógéno, pero con dos diferencias:

  • Es extraño al organismo.
  • Es más perjudicial que los estrógenos naturales.
  • Los xeno-estrógenos hace todas las cosas que no queremos; debemos pensar esto como lo opuesto de una inyección de testosterona porque los xeno-estrógenos disminuyen la producción de testosterona y aumenta los niveles de estrógenos.
  • Los investigadores también asociaron estas substancias a la resistencia a la insulina.

Hidratarse de forma inteligente

Hay una serie de opciones para sustituir la botella de plástico;

  • Comprar un filtro de agua de buena calidad para la casa.
  • Comprar agua en paquetes.
  • Usar una botella de agua libre de BPA.
  • Pero si se decide seguir usando botellas de plástico baratas nunca se la debe calentar o dejar al sol un frasco de agua de plástico y volver a reutilizarla.

La enemiga número 2 son los ftalatos

Los ftalatos o ésteres de ftalato son un grupo de compuestos químicos principalmente empleados como plastificadores (sustancias añadidas a los plásticos para incrementar su flexibilidad).

Los ftalatos pueden ser usados ​​en prácticamente cualquier cosa, desde juguetes hasta accesorios de sex-shop o hasta los biberones de un bebé; pero los ftalatos son usados ​​en todo desde purificadores de aire, cosméticos, champús y tintas y muchos aún nos preguntamos porque los ftalatos están especialmente presentes en los productos de higiene personal.

Es que los ftalatos mantienen aromas, por ello el ambientador de coche que usa para esconder el aroma de sus gases también disminuye la testosterona;
los ftalatos , así como el BPA suprime la testosterona, potencían la resistencia a la insulina, aumento la quelacion de magnesio y zinc con un impacto que induce a tener un efecto acumulativo muy negativo.

Una correlación interesante que se realizó mediante muchos estudios relacionados es que la explosión de autismo ocurrió simultáneamente con la introducción de los ftalatos en 1970; el Dr. Schauss sería la primera persona en notar no sólo los efectos negativos de los ftalatos , sino también el efecto negativo de la sinergia a partir de la cantidad masiva de toxinas ambientales.

Protegiendo a la testosterona

Existen algunos suplementos que pueden ayudar a protegernos contra los enemigos del ambiente:

  • La Glicina: Fue demostrado que se “conecta” a determinadas toxinas para que puedan ser excretadas de forma fácil; felizmente, la glicina es barata y un gramo por día sería suficiente para el común de las personas.
  • La Vitamina C Natural: Ayuda a aumentar los niveles de glutation y protege contra los flalatos.
  • La Glutamina: Ayuda a mejorar la salud de los intestinos; mientras más saludable sea el sistema digestivo más se podrá proteger contra las toxinas que se ingiere; entonces si sesufre del síndrome del intestino irritable, se podrá ingerir de 5 a 10 gramos en cada comida o 60 a 80 gramos por día; en cuanto a una dosis de mantenimiento, de 20 a 30 gramos pueden ser suficiente.
  • La Taurina: Es un aminoácido calmante, pero también tiene la capacidad de activar vías de desintoxicación; es mejor tomarlo después de un entrenamiento  o antes de dormir.
  • El Zinc: Es un mineral esencial para la producción de testosterona; de hecho, 98% del zinc en los hombres es almacenado en la próstata y un bajo nivel de zinc puede afectará la producción de testosterona.
  • Los Suplementos Antioxidantes ricos en A, E y D: La forma favorita de obtener estos es simplemente usando la manteca orgánica pero los multivitamínicos que siempre usamos son los más recomendable, es más todos debemos tomarnos multivitamínicos siempre para mantenernos saludables y felices.
  • El Resveratrol: Este polifenol simple es anti-estrogénico por ello incluir un suplemento con resveratrol sería definitivamente una buena jugada.
  • Se podría seguir una terapia de sauna, masajes suecos, y hasta algunos tratamientos naturales con hiervas que son saludables para el organismo; en realidad el sauna puede detoxificar el organismo de flalatos, pero cuando se usa una sauna para desintoxicación se debe certificarseque es hecho sólo con pernos y no con pegamentos porque los saunas montadas con pegamentos liberan toxinas que se va a inspirar y absorber; deben ser en general maderas nobles y no procesadas que es rica en metales pesados.

Mientras más rechacemos los productos tóxicos al no los comprarlos, más fuerte será el mensaje que enviamos a las empresas; decirles que no está bien producir productos que reducen nuestros valores de testosterona podría incentivarnos a luchar fuertemente contra la industria que nos destruye como seres humanos asesinándonos en vida.

Artículos relacionados:

Deja un comentario