Disminuir la velocidad al comer es fundamental para adelgazar

Publicado el 1 octubre, 2010 | Research

Disfrutar de la comida llevando cada bocado a fondo facilita el proceso de la digestión y mantiene los niveles bajos de insulina, reduciendo la grasa corporal

Si nos recordamos como nuestras madres siempre nos decía que debíamos masticar bien la comida podemos decir que ella sabeía de lo que hablaba. Masticar correctamente los alimentos no sólo ayuda a descomponer el alimento mecánicamente, sino que también ayuda a liberar más enzimas del sistema digestivo para procesarlas. Si no se mastica suficientemente una comida, podría resultar en una digestión incompleta. Esto significa que habrá menos nutrientes, como los aminoácidos llegando a los músculos, limitando así su crecimiento.

Según una investigación hecha de Japón, el ritmo al que se come la comida puede influir en la cantidad de grasa corporal que se tiene. Investigadores del Instituto Nacional de Salud y Nutrición en Tokio evaluó la velocidad de ingesta y la cantidad de alimentos ingeridos por casi 1.700 mujeres, también midieron su índice de masa corporal (el IMC es una forma de determinar el sobrepeso basado en el peso y la altura). Según los científicos; «Cuanto más rápido tendían a comer sus comidas, mayor era su índice de masa corporal y, por tanto, su grasa corporal».

En otro estudio, Investigadores de la Universidad de Nagoya evaluaron la velocidad de ingesta y la cantidad de alimentos que consumían cerca de 2.700 hombres y 800 mujeres, midieron aquí su índice de masa corporal; glucosa en la sangre y los niveles de insulina. Se informó en una publicación del 2009, que no sólo los que comen rápido tienen más grasa corporal, también tenían mayor nivel de glucosa sanguínea y los niveles de insulina que aquellos que comian más lentamente y masticaban bien las comidas.

La conclusión se centra en que el consumo de comidas poco a poco puede ayudar a construir más masa muscular y mantener a raya a la grasa corporal. Así que reducir la velocidad, disfrutar de la comida, y masticar cada bocado a fondo facilita el proceso de la digestión y mantiene los niveles bajos de insulina.

Artículos relacionados:

Deja un comentario