Conozca a los tipos de azúcares

Publicado el 3 octubre, 2009 | Research

Cumplen varios objetivos dentro del organismo, ayuda a desarrollar actividades físicas y mejorar el rendimiento en el entrenamiento.

El índice glucémico indica la cantidad de glucosa (azúcar) que se queda en la sangre al consumir alimentos, esta referencia ayuda a entender el impacto que tiene cada tipo de alimento en el nivel de azúcar de tu organismo. Se ha comprobado que una dieta balanceada que incluya alimentos con índice glucémico moderado previene y controla enfermedades como la diabetes y sobrepeso. Asimismo, los alimentos con bajo índice glucémico ayudan a quemar grasa en lugar de almacenarla. 

Por importancia es la segunda fuente de carbohidratos. Se obtiene principalmente de la caña y de la remolacha, aunque también puede proceder de otras fuentes (maíz, patata, miel, melaza, arce, etc). Los azúcares son divididos de la siguiente forma: los monosacáridos, son los azúcares más simples y son los que pasan directo del intestino a la sangre. La glucosa es utilizada directamente por la célula para obtener energía; almacenada como glucógeno en los músculos y en el hígado; transformada en grasa para almacenamiento de energía. La fructosa esta presente en las frutas y en la miel (azúcar más dulce); y la mayor parte de ella es transformada en glucosa por el hígado. La galactosa es el azúcar encontrada en la leche.

Los azúcares dobles son formados por dos moléculas de monosacáridos y son llamados de dissacarídeos. La maltosa es formada por dos moléculas de glucosa y es encontrada en la cebada, en los cereales en fermentación y en malta. La lactosa es formada por la galactosa más la glucosa y es encontrada en la leche. La sacarosa es formada por la fructosa más la glucosa y es encontrada en la remolacha y en la caña de azúcar. 

Los polissacarídeos son formados por tres o más moléculas de azúcares simples. El Almidón es el más conocido y es encontrado en la patata, en las masas, en los cereales, en la yuca y en el maíz. La celulosa esta presente en todos los vegetales, no es digerida por los enzimas digestivas de nuestro estómago y aumenta el pastel fecal mejorando el peristaltismo intestinal (contracciones del intestino). 

Los carbohidratos (azúcares) desempeñan varias funciones importantes en nuestro organismo, tanto en reposo, como sobre todo en la realización de actividades físicas. La principal función de los carbohidratos consiste en servir como combustible energético para el cuerpo. La energía que deriva de la desintegración de la glucosa y del glucógeno acaba siendo utilizada para accionar la contracción muscular, así como todas las otras formas de trabajo biológico. 

La ingestión y la utilización adecuadas de carbohidratos ayudan a mantener la proteína de los músculos, caso contrario, cuando las reservas de carbohidratos están reducidas, existen vías metabólicas para la producción de la glucosa a partir de la proteína. En ese caso, ocurre una reducción temporal en las reservas corporales de proteína, en especial proteína muscular. En las condiciones extremas, eso puede causar una reducción significativa del tejido delgado y una sobrecarga impuesta a los riñones para excreten los co-productos del desmembramiento de las proteínas que contiene nitrógeno. 

Otra función importante, consiste en su actuación como activadores del metabolismo de las grasas, es decir, es necesario disponer de ciertos fragmentos alimenticios provenientes del desdoblamiento de los carbohidratos para facilitar el metabolismo de las grasas. 

Artículos relacionados:

 

Deja un comentario