Tus redes sociales, ¿Motivan o No?

Publicado el 29 mayo, 2018 | Noticias

¿Tus publicaciones y fotos de estado físico motivan a las personas o las desmotivan?… analizamos este sorprendente nuevo estudio sobre el uso de redes sociales y las populares selfies.

¿Es inspirador inspirarse?… las chicas que están en el gimnasio y deciden tomarse una selfie rápida inclinando las caderas a la perfección, aplicando el filtro y publicando definitivamente se viraliza a través de miles de personas. Lo mismo pasa con los videos que se pueden tomar mientras entrenan, mostrando el poder de sus cuerpos y aunque esto está fuera de las reglas básicas del entreno, muchas dicen dos cosas;

  • Lo hacemos porque motivan a otros, aspirando a inspirar a los demás !!! o,
  • Nos movita y nos hacen mejores atletas.

Lo que probablemente no digan es que ellas disfrutan de la atención de los demás; todas esas otras cosas pueden ser ciertas, pero también es una cuestión de atención. Y quizás tal vez está bien. ¿A quién no le gustan los comentarios positivos y algo más …?; lo que no saben es que aproximadamente la mitad de las personas que observan las fotos y vídeos no se motivan ni se inspiran en absoluto. De hecho, pueden sentir lo opuesto.

Un nuevo estudio publicado en la revista, Health Communication, excavó sobre este tema. En pocas palabras, el estudio concluyó que observar publicaciones relacionadas con la actividad física en las redes sociales arrojó resultados mixtos. Algunos espectadores se motivan, mientras otras personas no son e incluso pueden sentirse peor después de observar los avances de un o una atleta que presume de un físico espectacular.

Los investigadores citaron que “cuando las personas recibían más publicaciones sobre el entreno, se preocupaban más su peso, eran más conscientes de sí mismas y eso no era algo bueno”.

Hmm, no es?

Analizamos un minuto esto. ¿No debería alguien más con sobrepeso y poco saludable preocuparse más por su peso?. La insatisfacción puede ser un poderoso catalizador para la acción, porque el objetivo es asegurarse por un lado que las personas NO estén preocupadas por su peso y por otro que sus sentimientos no se lastimen.

Ser consciente de sí mismos no siempre es algo malo y convencer a las personas con sobrepeso de que deberían sentirse bien acerca de su condición de sobrepeso es malicioso, porque no se necesita ser compasivos. Es perfectamente natural tener una “imagen corporal no saludable” si realmente se tiene un cuerpo no saludable y la conciencia y ser consciente de uno mismo es el primer paso para hacer algo al respecto.

Ahora, hay algunos matices interesantes aquí cuando se trata de los hallazgos de este estudio que además de controversial puede confundir al tener resultados ambiguos.

Los dos tipos de personas

En el estudio, los investigadores observaron que los efectos psicológicos de observar en redes sociales el estado físico estupendo de otras personas son más pronunciados si el espectador es parte del mismo grupo o círculo de amigos. Pero la reacción, ya sea motivada o desmotivada, también depende del patrón de pensamiento y esto está relacionado con algo llamado “teoría de comparación social”.

Básicamente, se determina el valor personal al hacer comparaciones con los demás, pudiendo el resultado ser “mejor” o “peor”, de acuerdo a la psicología individual.

Cuando las redes sociales son ascendentes

Un tipo de persona hace comparaciones en las redes sociales, buscando mejorar y se compara con aquellos que son más exitosos/as que él/ella pues están más en forma, más atléticos, con mejores abdominales o músculos más grandes en este contexto.

Si esta persona aspira a estar en forma, estará motivado/a por la mayoría de los selfies, videos de ejercicios y publicaciones en redes sociales relacionadas con el entreno fitness. La resultante será que pensará que “todavía no ha llegado, pero este tipo o muñeca rasgado/a en la red social se parece mucho a mí, ¡así que podría alcanzar su nivel si lo intento!”.

Cuando las redes sociales son descendentes

El segundo tipo de persona hace comparaciones sociales puedan destruir sus sentimientos, sintiéndose peor. Él o ella puede pensar: “Bueno, me estoy poniendo un poco gordito/a, pero al menos no soy como la persona que está en sobrepeso y publica sus fotos en las redes sociales“.

Este tipo de personas pueden no estar motivadas por sus fotos de gimnasio y sus selfies ante el espejo, pero pueden preocuparse más por su peso. Los autores del estudio no pensaron que esto fuera algo bueno, pero todo es relativo.

Para concluir, recuerda que las comparaciones deben involucrar al grupo de pares o personas con las que puedas identificarte y que las comparaciones sociales descendentes te hacen sentir bien temporalmente, pero no te motivan a mejorar y alcanzar tu potencial, mientras que las  comparaciones sociales ascendentes con otros que son similares a ti y que han logrado las cosas que siempre has deseado, pueden despertar una motivación extra.

¿ Estás de acuerdo con publicar tus fotos desde el gimnasio ?



Fuente

  • Health Communication: The Paradoxical Outcomes of Observing Others “Exercise Behavior on Social Network Sites: Friends” Exercise Posts, Exercise Attitudes, and Weight Concern

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *