Guía de Preparación de Comidas, Parte 4 – ALMACENAMIENTO LAS COMIDAS

Publicado el 22 marzo, 2017 | Health

Este es también un buen momento para hacer cualquier conteo de calorías mientras todavía recuerdas las cantidades que utilizaste. Para el cálculo de calorías y macros, nos parece más preciso tomar las medidas o mediante los puñados que pueden ir como un parámetro casi exacto de las comidas; además, te recordamos que haz pesado los alimentos crudos y la información nutricional se enumeran típicamente en el empaquetado o envasado.

Si tienes 750 g de pechuga de pollo en tu refrigerador y has cocinado 400 g, sabes que necesitas añadir 100 g o 200 g a cada recipiente preparado para ello. Los contenedores o recipientes deberían ser suficientes para las necesidades de tu estilo de vida, ya sea para almacenar frutas, verduras u otros que pueden ir en bolsas, carnes en recipientes de plástico, acero inoxidable o de alguna recina especial. Las comidas preparadas en cajas de acero inoxidable que vienen con 2-3 compartimientos y son una buena opción para el almuerzo, además son mejores que el plástico o el vidrio para las sopas por ejemplo.

Existen juegos de recipientes para que tienes que tener en cuenta durante la preparación de comidas y que sirven para almacenar de 30-40 piezas que son fabricados con una gran calidad, pero pueden durar por mucho tiempo. Las tapas se encajan en la parte inferior de los respectivos recipientes, lo que facilita el almacenamiento, pudiendo comprarse en una amplia variedad de tamaños.

Los “glasslock” son un conjunto de recipientes seguros para horno de 18 o menos piezas; este conjunto de vidrio es hermético, a prueba de fugas, seguro para hornos y seguro para microondas. También hay algún que otro modelo de cristal para almacenamiento de alimentos que cuenta con cristales resistentes al horno.

Los recipientes de plástico herméticas vienen con contenedores rectangulares de plástico de 2 o 3 compartimientos que pueden ir en las lavavajillas y microondas, pero no tan duraderos como las otras opciones.

Si necesitas la opción de mantener los alimentos fríos o calientes, existen recipientes inoxidables  que pueden mantener 2 compartimentos calientes o fríos, incluida la opción de mantener a cierta temperatura su contenido. Es una buena opción si no tienes acceso a un refrigerador o microondas durante el día.

Para los deportistas serios, existen mochilas térmicas o bolsos para transportar comidas, botellas o suplementos que pueden ser refrigerados o no. Sus bandejas de BPA/PVC para comidas, geles o shakes son geniales para mantener los alimentos o bebidas para una tarde que puede volverse muy larga en el coche o el trabajo.

Para llevar tus alimentos con comodidad, compra las mejores mochilas térmicas

 



Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

La seguridad alimenticia al almacenar alimentos

Puedes almacenar  tus alimentos en forma separada o según tus necesidades, especialmente si los recipientes poseen almacenamiento con múltiples compartimentos. Te recordamos durante la preparación de comidas que la mayoría de tus comidas irán directamente al refrigerador, pero es importante que los alimentos se enfríen primero a temperatura ambiente.

La mayoría de los alimentos cocinados deben estar bien almacenados con la seguridad correspondiente en el refrigerador durante 3-4 días, pero es posible que consideres la congelación en porciones para el final de la semana. Lo que tienes que hacer en este caso, es etiquetar el recipiente con el contenido vinculado y la fecha en que se cocinó para evitar cualquier problema.

Lo mejor es usar bolsas y contenedores que estén específicamente marcados como «seguro para el congelador» para minimizar el daño al congelador sobre la preparación de comidas.

  • Carnes, pescado y aves de corral: mantén toda la carne fresca, pescado y aves en su envoltorio. (evitando aumentar el riesgo de exponer los alimentos a las bacterias dañinas.) Si el producto alimenticio no viene en una bandeja de espuma de poliestireno, desliza una placa debajo de ella para atrapar cualquier goteo.
  • Lechería: deja el requesón, el yogur, la crema agria, la leche y la crema en los recipientes que vinieron. Pero después de transferir la leche a una jarra o crema agria a un tazón de servir, no los vuelvas a poner a los recipientes originales; en su lugar, cubre bien la jarra o recipiente con una envoltura de plástico. Por otro lado, guarda los quesos duros en el envoltorio de la tienda hasta que los uses, luego envuélvelos en papel encerado, papel de aluminio o plástico suelto; recordemos que las botellas de plástico tienen más sentido que los cartones porque las bacterias tienen a crecer cerca del pico de cartón y entrar a un vaso de leche cada vez que se vierte.
  • Frutas y vegetales: mantén las frutas y verduras separadas y guárdalas como: manzanas con manzanas, zanahorias con zanahorias, porque las frutas y verduras emiten diferentes gases que pueden causar que las demás se deterioren. Almacena tus frutas y verduras susceptibles de secarse en bolsas de plástico perforadas o sin sellar para mantener un ambiente húmedo y aún así permitir que el aire circule, además, no laves el producto antes de refrigerarlo porque la humedad puede hacer que se pudra más rápidamente.
  • Las sobras: guárdalas en envases transparentes herméticos, dividiendo las mismas en recipientes pequeños y planos para que se enfríen más rápido. (Algunas esporas de bacterias sobreviven al proceso de cocción y pueden germinar si el alimento está a temperatura ambiente el tiempo suficiente). Por otro lado, deberías refrigerar las sobras dentro de dos horas de cocinar y no hay necesidad de esperar a que los alimentos calientes se enfríen porque los refrigeradores modernos pueden manejar el calor; un error grave por ejemplo es refrigerar los restos de salsas que vienen en latas, teniendo en cuenta que cuando abres una una lata, el metal residual en el borde puede lixiviar en los alimentos y dejar un sabor metálico.

Para finalizar, es mejor que no llenes tu refrigerador porque el aire frío necesita circular para mantener los alimentos a una temperatura segura.

Sigue con los siguientes consejos prácticos que te enseñamos paso por paso

¿ Cómo almacenas tus alimentos para la semana ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *