Extirpando la inflamación, con ejercicio

Publicado el 24 febrero, 2020 | Health

El ejercicio ayuda a mantenerte más delgado, y especialmente, previene la acumulación de grasa abdominal, algo particularmente dañino. Una razón por la cual la grasa abdominal es tan mala para ti es su asociación con la inflamación; si sacamos la grasa visceral y la estudiamos en el laboratorio, vemos que la grasa visceral está más inflamada que la grasa subcutánea. Esta inflamación se extenderá a la sangre, causando inflamación sistémica crónica.

La inflamación crónica puede ser la razón subyacente por la que la inactividad contribuye a tantas enfermedades diferentes. Sabemos que estar físicamente inactivo aumenta el riesgo de aproximadamente 35 enfermedades o trastornos diferentes y, si una persona tiene una de esas enfermedades (por ejemplo diabetes), tiene un mayor riesgo de otras, como el cáncer o una enfermedad cardíaca.

Una característica de todas estas enfermedades es la inactividad física, y otra es la inflamación crónica.

¿Como impacta la inactividad física sobre la inflamación?

Hace aproximadamente una década, un investigador «Pedersen» realizó un experimento en el que hizo que hombres jóvenes sanos redujeran su conteo diario de pasos de aproximadamente 10,000 pasos por día a solo 1,500. En dos semanas, los hombres mostraron un aumento del 7% en la masa grasa abdominal. Junto con este cambio, los hombres mostraron indicios de sensibilidad reducida a la insulina, un cambio también visto en la diabetes tipo 2.

La interleucina-6 parece estar en el centro del efecto del ejercicio sobre la grasa visceral y la inflamación; en un experimento reciente, el mismo investigador y sus colegas pusieron a 27 voluntarios con sobrepeso en un programa de bicicleta estática de 12 semanas, mientras que otros 26 voluntarios permanecieron inactivos; la mitad de los participantes en cada grupo también recibió un medicamento que bloquea la acción de IL-6.

Al final de las 12 semanas, los voluntarios activos habían perdido grasa abdominal, como se esperaba, pero solo si no habían recibido el bloqueador de IL-6.

Curiosamente, la IL-6 generalmente se considera una molécula proinflamatoria, porque es más abundante en personas obesas con inflamación sistémica, pero los investigadores tienen alguna evidencia de que en estas personas, la IL-6 elevada es un efecto, no una causa, de la inflamación.

Nútrete desde ahora contra la inflamación




Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

¿Es el ejercicio un verdadero medicamento?

A medida que los investigadores descubren más detalles sobre cómo la actividad física beneficia la salud, el momento se acerca rápidamente cuando el ejercicio se convierte no solo en «algo bueno», sino en un medicamento en sí mismo, al igual que los medicamentos farmacéuticos.

Pero si el ejercicio realmente se convierte en un medicamento como cualquier otro, los médicos deberán aprender cuánto recetar para maximizar sus beneficios. Solo decir «estar físicamente activo» es como decirle a la gente «come mejor», no nos dice qué deberíamos estar haciendo, pero desarrollar recomendaciones de dosificación más precisas es difícil, porque hay muchas maneras de hacer ejercicio, que varían en duración, intensidad, frecuencia y tipo.

Adaptarse a los riesgos de enfermedades individuales por su nivel de inflamación se podría mejorar diciendo simplemente a una persona que haga X ejercicio porque tiene riesgo de diabetes, y a otra persona que haga Y ejercicio debido a un historial familiar de demencia, es un objetivo aún más distante, aunque es una meta que debemos tener en cuenta y es algo que se empieza a hablar, tanto en los círculos deportivos, como en los círculos médicos.

Los investigadores todavía están resolviendo lo que importa en este complejo escenario; los ejercicios que involucran más grupos musculares generan más IL-6, por lo que los ejercicios de cuerpo completo como correr tienen un mayor efecto antiinflamatorio que los ejercicios que se dirigen a solo unos pocos grupos musculares. Además se repite que los beneficios de casi todos los ejercicios desaparecen en un par de días, lo que sugiere que hacer ejercicio con frecuencia es importante.

Incluso después de que se encuentren los resultados de estudios futuros, es probable que la cantidad «correcta» de ejercicio para una persona en particular dependa de sus circunstancias individuales. Para alguien con diabetes que quiere mejorar el control del azúcar en la sangre, incluso 10 minutos probablemente sea excelente, pero, para quien tiene un riesgo cardiovascular o la salud del cerebro, eso puede ser diferente.

¿Estás enfermo y eres sedentario?



Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *