La inflamación y la pérdida de sueño

Publicado el 27 marzo, 2017 | Health, Research

La inflamación y la pérdida de sueño también pueden comprometer tu capacidad para dormir bien, así que si estás comiendo una gran cantidad de carne y alimentos de origen animal, tu digestión también podría ser mantenerte despierto por la noche cuando deberías estar en modo de reparación.

Los alimentos basados ​​en animales no sólo toman el doble (a veces triple) de cantidad de tiempo para digerir en comparación con los alimentos vegetales, sino que muchos también aumentan los marcadores de inflamación en el cuerpo conocidos como proteínas C reactivas. Éstas contribuyen a la inflamación, dolor muscular, e incluso a poner en riesgo el sistema cardiovascular; los alimentos vegetales son ricos en fuentes crudas de vitaminas y minerales como magnesio, potasio, vitaminas B, vitamina C y vitamina E sirven para reducir la inflamación y apoyar la salud en todos los niveles.

Por otro lado, las fuentes naturales de carbohidratos complejos ayudan a producir serotonina y melatonina en el cuerpo, por lo cual inducen al sueño, permiten al cuerpo reponer glucosa en las células musculare y las repara cuando tienen que recuperarse. Si te sientes menos cansado y con mucha vitalidad después de una noche con un sueño profundo, es porque estás bien estimulado y tu cuerpo trabaja como debe.

Los estudios controlados y experimentales sobre la inflamación y la pérdida de sueño, así como los efectos de la pérdida aguda del sueño en humanos han demostrado que los mediadores de la inflamación están alterados por la pérdida del sueño y viceversa. Las elevaciones en estos mediadores ocurren en individuos sanos y rigurosamente sometidos a una vigilancia experimental de más de 24 horas y también se han observado en respuesta a varias duraciones de sueño restringidas entre 25 y 50% de una cantidad normal de 8 horas de sueño.

Toma suplementos anti-estrés para dormir mejor




Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

La interrupción de sueño conduce a la inflamación

Aunque estos perfiles alterados representan pequeños cambios, se sabe que estos cambios subclínicos en las citoquinas inflamatorias basales se asocian con el desarrollo futuro de la enfermedad del síndrome metabólico en individuos sanos y asintomáticos. Aunque se desconoce el mecanismo de este estado inflamatorio alterado en seres humanos sometidos a la pérdida experimental del sueño, es probable que la activación autonómica y los cambios metabólicos jueguen un papel clave.

Al considerar la relación entre la inflamación y la pérdida del sueño, es importante tener presente que no tenemos un conocimiento muy profundo de la fuente relativa de las citoquinas que estamos midiendo en la sangre. Las citoquinas pueden ser producidas por monocitos, macrófagos, neutrófilos, células endoteliales y adipocitos, y su contribución relativa a los niveles circulantes, ciertamente bajo condiciones de privación del sueño, es desconocida.

Un comienzo importante en los esfuerzos para encontrar la fuente de la inflamación asociada con la pérdida del sueño es el trabajo que muestra que una noche de sueño restringida a cuatro horas condujo a un aumento de la producción de monocitos de ARN mensajero de IL-6 y TNF-alfa 57. Mientras que los monocitos no son la única fuente de IL-6 y TNF-alfa, son poderosos productores, y esta investigación se indica que se trata de una vía mecanicista que se activa por la pérdida del sueño.

La inflamación conduce a la pérdida de sueño

Un nuevo estudio sobre la inflamación y la pérdida del sueño, publicado en la edición de septiembre del 2106 en la Biological Psychiatry, hecha por el equipo de investigación de la UCLA, informa que perder el sueño incluso durante una noche puede desencadenar la vía celular clave que produce una inflamación que daña los tejidos.

Específicamente, los investigadores midieron los niveles de factor nuclear (NF) -κB, un factor de transcripción que desempeña un papel vital en la señalización inflamatoria del cuerpo, en adultos sanos. Estas mediciones fueron evaluadas repetidamente, incluso en la mañana después del sueño basal (o normal), después de la privación parcial del sueño (donde los voluntarios estaban despiertos de 11 PM a 3 AM) y después del sueño de recuperación.

En la mañana después de la pérdida del sueño, descubrieron que la activación de la señalización (NF) -κB fue significativamente mayor que después de la base o recuperación del sueño.  Si bien los resultados cierran una brecha importante en la comprensión de los mecanismos celulares por los cuales la pérdida del sueño mejora la biología inflamatoria en los seres humanos, con implicaciones para la comprensión de la asociación entre la perturbación del sueño y el riesgo de un amplio espectro de condiciones médicas incluyendo enfermedades cardiovasculares, faltan estudiar los suplementos que pueden intervenir con incidencia sobre este mecanismo.

El investigador John H. Krystal, MD, editor de la revista Psiquiatría Biológica y afiliado tanto a la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale como al VA Connecticut Healthcare System, concluyó «Cuanto más nos acercamos al sueño, más aprendemos acerca de los beneficios del sueño”; en este caso, los estudios proporcionaron pruebas de que la privación del sueño se asocia con la mejora de los procesos pro-inflamatorios en el cuerpo.

¿ Duermes bien con frecuencia ?



Fuente

  1. US National Library of Medicine: Sleep Loss and Inflammation
  2. Science Daily Research: Loss Of Sleep, Even For A Single Night, Increases Inflammation In The Body

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *