Cuatro culpables ocultos del aumento de peso

Publicado el 25 febrero, 2020 | Health

Muchas veces, aunque estemos haciendo todo bien, es decir comiendo saludable y entrenando, los números en la balanza van en aumento. Bueno, existen algunas posibles razones ocultas que propician este aumento de peso y lo debemos saber.

La mayoría de las veces podemos determinar cuál es la causa de nuestro aumento de peso, ya sea por comer en exceso o por una falta obvia de actividad física, generalmente conocemos la causa raíz, aunque a veces no queremos admitirlo. Pero, ¿qué sucede cuando el peso sube y no se debe a un cambio significativo en nuestro régimen de salud y/o estado físico?

#1- La falta de sueño

Conocemos de sobra muchas razones para dormir bien; evitar el aumento de peso es sin duda una de ellas. Mientras dormimos, nuestros cuerpos sanan, nuestras hormonas se regulan y podemos recuperarnos del estrés diario, sin embargo, cuando el cuerpo se ve privado del sueño, carece del tiempo de recuperación vital que necesita para funcionar correctamente y esto significa levantarse cansado, adolorido y atontado.

La falta de sueño también produce el deseo de fuentes de combustible rápidas, como los carbohidratos altos en azúcares especialmente (bocadillos), porque al despertarnos necesitamos un impulso rápido de energía. Estar cansados y con falta de sueño nos hace más propensos a buscar comida chatarra y es más probable que decidamos saltarnos el gimnasio; pero, digamos que todavía logramos mantener la dieta y nos obligamos a ir al gimnasio, pero de alguna manera, el aumento de peso continúa.

El escenario más probable es que las hormonas reguladoras del metabolismo se pierdan, porque no tienen la oportunidad de restablecerse por completo mientras dormimos. Como resultado, a mayor privación de sueño, mayores serán los niveles de la hormona del estrés cortisol en el organismo, que, además de aumentar el apetito, también fomenta el almacenamiento de grasa.

#2- El consumo de bebidas dietéticas

El azúcar es el enemigo público número uno en estos días y por ello los estantes de los supermercados están llenos de productos sin azúcar añadida y libres de azúcar. Pero la etiqueta «sin azúcar» no siempre significa saludable porque muchas veces, estos alimentos sin azúcar pueden resultar más perjudiciales cuando ingresamos a un plan dietario.

Algunos estudios actuales muestran que las alternativas sin azúcar, como el aspartamo, en realidad pueden aumentar el apetito. Esto es debido a que los edulcorantes artificiales pueden ser hasta 200 veces más dulces que el azúcar normal, por lo que nuestro consumo regular se inclinaría hacia alimentos demasiado dulces; en este escenario, los receptores de dulzura en el cerebro anhelan constantemente el dulzor del azúcar, lo que puede hacer que la dieta sea aún más difícil de seguir de lo que era antes.

Otro factor peligroso de las bebidas dietéticas, es el hecho de que el cuerpo prueba el azúcar y responde al azúcar, pero no recibe azúcar real. El sabor azucarado le indica al cuerpo que libere insulina para procesar el azúcar, pero sin azúcar para procesar, el cuerpo responde ansiando aún más azúcar para darle a la insulina algo que hacer. Con el tiempo, este círculo vicioso de producción excesiva de insulina puede provocar resistencia a la insulina, aumento de peso e incluso diabetes tipo 2.

Reduce de peso, reduciendo tu apetito




Cupón Descuento MASmusculo.com STRONGSITE

#3- Demasiado estrés en el cuerpo

El estrés es inevitable y diariamente todos convivimos con el de una forma u otra, sin embargo, cuando surge demasiado estrés, a menudo le siguen malas elecciones nutricionales. Comer puede ser una fuente de consuelo y puede reducir el estrés y esto sucede, en parte, porque el cuerpo libera sustancias químicas en respuesta a los alimentos que tienen un efecto calmante directo en nuestro estado de ánimo.

El estrés también puede desempeñar un papel importante en la producción de cortisol, una hormona que, en niveles altos, puede interferir con los objetivos de pérdida de peso. En fin, desde todo punto de vista reducir el estrés sin comida, mediante hábitos como participar en actividades personales, románticas, sociales o familiares que relajan la mente es lo primero a hacer.

#4- La sensibilidad o intolerancia a los alimentos

Esto se ha convertido recientemente en un tema candente y el debate continúa sobre qué causa las reacciones a ciertos tipos de alimentos. Independientemente de la causa, las sensibilidades e intolerancias son una serie de respuestas fisiológicas que el cuerpo podría tener a ciertos tipos de alimentos. Sin embargo, no son lo mismo que las alergias alimentarias, que pueden ser potencialmente mortales.

Los síntomas de intolerancia a los alimentos varían de persona a persona, pero los más comunes incluyen hinchazón, gases, indigestión, fatiga, niebla mental, irritabilidad, mal humor y aumento de peso; esto se debe a la respuesta inflamatoria del sistema inmune cuando se expone a ciertos alimentos, que puede causar un aumento de peso y hace que sea más difícil perderlo.

Según algunos estudios, la inflamación es uno de los principales impulsores del aumento de peso y las enfermedades; se filtra por todo el cuerpo, estableciendo un entorno ideal para ambas cosas. La buena noticia es que es fácil evitar este problema, logrando perder cantidades significativas de peso simplemente eliminando ciertos alimentos de nuestra dieta. Si descubrimos una sensibilidad o intolerancia, simplemente eliminando el causante de nuestra dieta, notaremos un cambio dramático en nuestro cuerpo.

¿Tienes problemas con tu peso corporal?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *