El lenguaje corporal de los hombres ganadores

Publicado el 26 octubre, 2011 | Health

Para conquistar tanto en el romance como en el deporte podríamos seguir algunos consejos que pueden ayudar

Muchos amigos estamos muy satisfechos cuando culminamos y entramos en un proceso donde el cuerpo empieza a verse fantástico; pero hay veces donde queremos seducir a los demás con nuestro lenguaje corporal tanto en competencias y más con la pareja o al buscarla mucho más porque es donde el hombre debe hacer algún esfuerzo por conquistar no solo las miradas de las mujeres, sino acompañar ese proceso de seducción que atrapa y resulta en una atracción que después se consolida en la formación de alguna pareja; y en caso de los atletas en conseguir podios que son importantes para la carrera deportiva.

Consejos para conquistar

  • Las personas inseguras tienden a esconder la mano; entonces nunca se debe poner la mano en los bolsillos.
  • Al contrarío de lo que muchos piensan, cruzar los brazos no es una postura de uno hombre seguro; porque al hacerlo se demuestra una actitud defensiva del cuerpo.
  • Caminar siempre mirando a la línea del horizonte; al inicio puede ser difícil, pero tras un tiempo el hombre debe acostumbrarse a usar la visión periférica del ojo; es más nunca se debe mirar a los pies, porque es una actitud de una persona muy sumisa.
  • Si el hombre se encuentra dentro de un grupo, se debe mirar a la dirección del grupo; si uno está feliz no necesita la aprobación de otros; y si se mira a un personas fuera del grupo solo se busca la aprobación de terceros lo cual simboliza un signo de debilidad intelectual.
  • El cuerpo debe estar siempre recto como si se fuera más alto: los hombros para atrás y relajados; estómago para dentro y pecho hacia fuera pero sin exagerar.
  • Los brazos se deben balancear acompañando el movimiento del cuerpo, no se puede exagerar.
  • Mantener una sonrisa con confianza en el rostro; o demostrar serenidad facial cuando se intercambia palabras ya que todas las personas somos iguales y tenemos nuestra individualidad y la personalidad pasa por la forma en que encaramos a la demás personas, pero siempre mantener la diplomacia sin ser un fanfarrón.
  • No desviar a las personas en la calle; siempre se debe caminar esperando que las personas se desvien de uno; con esta postura se verá que 90% de las personas se desviarán puesto que el común de las personas son sumisas y esta es la postura de un hombre dominante; en ciertas ocasiones uno se puede desvia pero nunca más que la otra.
  • No mirar a otra personas pidiendo su aprobación para una determinada circunstancia; así mismo cuando uno mira a una persona a los ojos no se debe desviar la mirada; se debe esperar que la otra persona desvíe primero su mirada.
  • Reducir la velocidad de los movimientos; ya que se resume que las personas ansiosas tienden a hacer todo aceleradamente.
  • Cuando uno se sienta se debe mantener las piernas bien estiradas y sentir los glúteos muy pegados al asiento; como si estuviera descansando.
  • Cuando uno está sentado de una manera relajada, apoyar las manos en los múslos a la zona del abdomen y la otra mano en el otro muslo pero más cerca fr las rodillas; si hay una mesa en frente, se debe apoyar la mano que estaba cerca de la rodilla sobre la mesa.
  • Si el lugar no permite que uno se quede en una postura más relajada, mantener la columna siempre recta, las piernas deben quedarse ligeramente estiradas y separadas en una distancia similar al ancho del hombro.
  • Cuando uno fuerza a su cuerpo a quedarse confortable, se acaba sintiéndose así tras algunos minutos.
  • Buscar los ticks nerviosos o cosas del tipo e intentar el máximo no hacerlos, pues cuando se los hace, más nervioso parecerá el hombre que lo realice; también se debe evitar hacer movimientos extraños por el mismo motivo.
  • En todas las reuniones interpersonales, se debe dejar hablar a las otras personas sin interrumpirlas para retomar la conversación de forma serena y sin entrar en muchos detalles sin importancia según el contexto donde se esté…. es mejor nunca entrar en discusiones sobre todo cuando se intenta conquistar a otras personas y menos ser demostrativas sobre las actitudes personales o profesionales que solo alejará a los demás.

Artículos relacionados:

Deja un comentario