El crecimiento del mercado de la suplementación para el sueño

Publicado el 18 julio, 2019 | Health, Suplementos

Los trastornos del sueño afectan a casi el 30% de la población adulta y del 20% al 30% de los niños de todas las edades (0-18 años); el insomnio se define con uno o más de los siguientes síntomas: dificultad para conciliar el sueño, dificultad para conciliar el sueño después de varias noches de despertar, despertarse temprano por la mañana y, en algunos casos, no es reparador o se tiene una mala calidad del sueño.

¿Qué pasa con el insomnio?

El insomnio puede presentar una disminución en la eficiencia del sueño o una disminución de las horas totales de sueño acompañado de un aumento en la latencia del sueño (es decir, el tiempo entre ir a la cama y quedarse dormido); debido a que los requisitos de sueño varían de persona a persona, la calidad del sueño es más importante que la cantidad total de horas dormidas.

El insomnio continuo puede tener un impacto negativo en la salud, lo que aumenta el riesgo de depresión e hipertensión, pero también puede disminuir la calidad de vida (fatiga, debilidad emocional, falta de energía, mal humor, etc.). En consecuencia, el insomnio contribuye a aumentar los costos de atención médica y se ha convertido en un problema de salud pública.

El estrés tiene mucho que ver con el sueño

Hay un aumento en las personas que reportan insomnio que es el resultado de un mayor estrés por la presión del trabajo, la administración familiar y el uso de dispositivos móviles. El aumento del estrés desarrolla alteraciones del sueño que conducen a la fatiga y disminuyen la capacidad de hacer frente al estrés diario, incluyendo el entreno, por tanto se establece un círculo vicioso.

El cortisol es una de las hormonas del estrés que también actúa en la función del sueño; su secreción es cíclica, alcanzando un pico en la mañana para reducir gradualmente durante el día. Para una persona ansiosa, el cortisol se mantiene en un nivel alto e induce alteraciones del sueño.

Preparando una buena noche de sueño

Nada te ayuda a recuperarte más que una buena noche de sueño. ¿Pero son tus noches demasiado cortas? ¿La ansiedad te supera y estropea tu sueño? ¿El cansancio te hace irritable a la mañana siguiente?… pues bien, necesitas encontrar remedios naturales y efectivos para ayudarte a quedarte dormido y mejorar la calidad de tu sueño.

Dormir es una necesidad vital: el sueño nocturno promedio recomendado se estima en siete horas, además es extremadamente precioso y beneficioso para el cuerpo y la mente. Demasiada tensión acumulada durante el día y demasiada energía acumulada hacen que sea más difícil dormir bien por la noche; y, cuando el sueño no es reparador, levantarse a la mañana siguiente puede ser difícil y menos entrenar el día siguiente, por tanto aprender a manejar mejor tu estrés te permitirá dormir más profundamente de nuevo.

En fin, para que te sea más fácil dormir y aliviar la tensión, desarrolla un breve ritual nocturno (si es posible siempre al mismo tiempo), como beber té de hierbas, tomar un baño caliente o leer… este debe ser un tiempo para la relajación, además de apuntar a la máxima comodidad como tener en cuenta el ambiente, la temperatura, los aromas, la ropa, la colcha o las sábanas y almohadas, sin la presencia de equipos electrónicos.

El sueño y la nutrición van de la mano

El sueño y la nutrición están estrechamente vinculados; se recomienda evitar comer grandes cantidades y cenar al menos dos o tres horas antes de irte a la cama incluyendo tomar algún batido con caseína o similar para un sueño anabólico, pero vamos a lo que realmente importa, lo que pide el mercado y las opciones que se abren en esta nueva etapa.

Los consumidores occidentales y asiáticos buscan cada vez más ayudas naturales para dormir para enfrentar los trastornos del sueño; el mercado de la suplementación natural llegó a 1,3 billones de dólares en 2018 con un crecimiento sostenido del 4% anual y con un 51% del mercado europeo como base comercial. Los desarrollos de nuevos productos han experimentado un enorme aumento del 47% en comparación con 2016, puesto que las ayudas (incluidos los suplementos) observándos que el mercado del sueño es una las categorías de más rápido crecimiento ahora y en los próximos años.

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *