Diferenciando el Adelgazamiento de la Pérdida de Peso

Publicado el 1 julio, 2011 | Health

Lo importante es acelerar el metabolismo tanto con la dieta, el entrenamiento, y el descanso mental y físico

En general desde hace mucho tiempo conocemos a las “recetas” para perder peso; algunas son bien radicales y otras parecen ser hechas por personas ni se toman el trabajo de investigarlas aunque sean expertos en el tema; buscar información en internet o en las revistas es algo que se hace cotidianamente, ahora pondremos de manifiesto algunas cuestiones que deberían entrar en discusión.

Adelgazar y el contraste con Perder Peso

Adelgazar significa perder tejido adiposo (grasa); perder peso no significa perder grasa.

Muchas veces lo que se reduce en dietas desequilibradas es la masa magra que se constituye de músculos y agua; al perder músculos nuestro cuerpo adquirirá un aspecto de flacidez, y el resultado estético del adelgazamiento será negativo.

Las dietas extremadamente restritivas y realizadas sin ningún seguimiento profesional la mayoría de las veces hacen que las personas pierdan en mayor proporción masa magra (músculo y agua) cuando el objetivo real debería ser la reducción de la masa grasa a través del aumento del metabolismo de la grasa corporal, por lo tanto es importante destacar que adelgazar significa reducir la grasa corporal y que el «perder peso» no este asociado directamente a este concepto.

Es importante que sepamos que al inicio de un proceso de adelgazamiento nuestro organismo pasará por fases distintas:

  • Ocurre una reducción mayor de peso inmediatamente al inicio pues el organismo pierde agua juntamente con la grasa que está siendo eliminada.
  • Se alcanza una meseta y el peso tiende a mantenerse inestable por que hay una pequeña retención de agua para compensar la pérdida de la fase anterior.
  • Como el agua pesa más que la grasa la balanza puede incluso acusar un aumento de peso pero eso no significa que la persona esté engordando pues continuará habiendo pérdida de tejido adiposo; y en esa fase ocurre una creciente pérdida de peso con el adelgazamiento; y que a su vez permite la conquista del peso idealizado.

Básicamente existen tres maneras de realizar este procedimiento con eficiencia:

  • Tener un aporte calórico más pequeño y aquí la glucosa es un factor importante.
  • Mantener el mismo aporte calórico y aumentar el gasto de energía.
  • Aumentar el gasto de energía conjuntamente con la reducción del aporte calórico.

El metabolismo de la glucosa y el sobrepeso

Artículos relacionados:

Deja un comentario