Dieta Limpia vs Dieta Flexible

Publicado el 9 febrero, 2015 | Health

Cual es el método nutricional más eficiente para un plan dietario a largo plazo

El problema con los artículos que trata de comparar dos cosas, es que el autor ya ha formado una opinión desde el principio; así que, en general, es un texto tratando de demostrar por qué la opinión del autor es el mejor del universo, y esto pasa SIEMPRE, pero centrándonos en esto, normalmente las personas que están a favor de las dietas flexibles (se ajustan a sus macros) son las que fueron restringidas en sus alimentos y tenían problemas o trastornos en su nutrición, mientras las que siguen dietas limpias, consideran que es la mejor (y única) manera de obtener resultados.

En fin, los que no probaron una dieta flexible para obtener resultados, simplemente asumen que las dietas limpias son superiores, entonces nos enfrentamos a ambos enfoques, que trataremos de explicar con facilidad con una comparación equitativa e imparcial de las dos maneras de comer.

Una Dieta Limpia

La peor parte cuando se trata de definir la “dieta limpia” es que la definición puede variar dependiendo de a quién se le pregunte, y en este caso, la mayoría define a los alimentos que no consume como “basura”. Para algunas personas la patata es un alimento saludable, mientras la papa es una basura por su alto índice glicémico, mientras para los que siguen una dieta paleolítica, solo los alimentos que estaban disponibles para los hombres de las cavernas son saludables, así como para una persona vegana, la carne en cualquier de sus formas no es saludable.

Para un culturista una dieta 100% limpia considera al arroz integral como saludable, pero al mismo tiempo, el alimento está prohibido para los que siguen la dieta paleolítica…. por lo cual una “dieta limpia” es un término subjetivo.

El error más común sobre la dieta limpia es pensar que este enfoque tiene superpoderes, como si el hábito por sí solo es capaz de generar resultados. Por ejemplo, pensar que todo lo se que necesita para ganar músculo es incluir alimentos saludables en la dieta o que no se puede incluir grasas es algo inconsistente, porque los cambios en el cuerpo (pérdida de grasa o ganancia muscular) se generan mediante la ingesta total de calorías, donde las proteínas, grasas y carbohidratos hacen su trabajo, y no porque se comen alimentos específicos.

En resumen, no importa si se vive con la patata, pollo y brócoli cocido al vapor y sin sal; pues si se consumen estos alimentos en las cantidades equivocadas, no se conseguirá ningún tipo de resultados.

El Problema de las Dietas Limpias

El problema con las dietas limpias es que las restricciones dietéticas van de la mano con las estructuras de fantasía que no se aplican a la realidad de la mayoría de la gente (como comer 2 en 2 horas, 7 veces al día); tanto es así que muchos no siguen una dieta limpia por razones que van desde molestias, irritación, incluso la tortura, haciendo que la dieta sea difícil de seguir a largo plazo.

Y peor aún, muchos simplemente se fuerzan en seguir una dieta limpia para creer en los llamados súper poderes que hemos mencionado anteriormente (y que no están allí), así que una dieta limpia podría ser un enfoque errado, ¿verdad ?

Después de tantos martillazos sobre la dieta saludable o limpia, es difícil imaginar que hay beneficios de este enfoque, pero no existe, porque en el mundo real, el consumo de alcohol, las comidas rápidas y los refrescos forma parte de una dieta normal; lo que sí es complemente verdadero, son las posibilidades que brinda la suplementación y la tecnología alimenticia hoy en día, que permite alcanzar alimentos sabrosos con ingredientes de mayor calidad, lo cual significa un cambio positivo en esta nueva generación.

Para alguien que vive de los alimentos altamente procesados, empezar a comer alimentos ricos en nutrientes, haciendo una “dieta limpia”, sin duda mejorará sus resultados. Es más, algunas personas pueden hacer aprovechar estos ingredientes y hacer dietas limpias, llegando a ser extremadamente dedicados aprovechando algunos manjares que nos brinda la naturaleza, siempre que el conocimiento esté adaptado a un profesional nutricional competente.

Solo en este caso, no importa lo mucho que los partidarios de las dieta flexibles peguen el grito al cielo, sin argumentos para no seguir una dieta limpia (en este caso).

La Dieta Flexible

Seguir una dieta flexible, significa ajustar a los macros individuales, es un enfoque nutricional donde no hay grupos de alimentos o alimentos que se deben evitar; en sí, no hay reglas, restricciones o estructura obligatoria (como comer 2-2 horas). Se tiene la libertad y la flexibilidad para comer lo que se quiera, de acuerdo con las preferencias personales, ya que el ajuste de alimentos se hace mediante las necesidades diarias de macronutrientes.

Es decir, siempre y cuando se esté comiendo la cantidad necesaria de calorías, proteínas, grasas y carbohidratos de acuerdo con el objetivo, se puede ingerir estos nutrientes de los alimentos que se desee (el llamado “sano” o no) y sin tener que preocuparse acerca de los horarios, etc …

El error más grande de las dietas flexibles es pensar que este enfoque es lo contrario de una dieta limpia, es decir, que todos los nutrientes de la dieta serán proporcionados a través de la comida chatarra, y se piensa que se evita las frutas, verduras y cualquier alimento rico en nutrientes, y lograr la necesidad de los macronutrientes a través de la comida rápida, los refrescos, y los alimentos procesados… en realidad, seguir una dieta flexible, no significa comer basura todo el día.

Los argumentos de los partidarios de las dietas limpias es precisamente éste, pues entonces pensar así es 100% incorrecto, pues cualquier entusiasta de dieta flexible nunca recomendaría algo así. De hecho, la mayoría de las personas que siguen dietas flexibles, llegan a tener una dieta muy similar con lo que la gente identifica como una dieta limpia, pero sin las neurosis de comer de 2 en 2 horas, o llevar alimentos al vapor en un tamper al gimnasio, lo cual puede ser una pesadilla social.

Conclusiones

Pero entonces, ¿ cuál es la mejor manera de impulsar los resultados, la dieta limpia o flexible ?

Sin rodeos, preámbulos y teniendo en cuenta que cuando se trata de cambios del cuerpo, lo que importa es la ingesta de calorías, proteínas, grasas y carbohidratos, la respuesta más sensata a esta pregunta sería, ambos métodos funcionan si se siguen correctamente, pues generará los mismos resultados, y ahí tenemos una nueva pregunta ¿ qué método es mejor para uno ?

  • Si se siguió una dieta limpia, de 3 en 3 horas, con alimentos que no se pueden comer bien, son difíciles de preparar y que está obstaculizando la vida, es mejor seguir una dieta flexible.
  • Del mismo modo, si una dieta flexible hace que uno sea descuidado y se termina haciendo una dieta horrible, se puede aplicar un poco al rigidez para dar consistencia a la nutrición.

La clave está en la continuidad, eligiendo el modo de que mejor se adapte a la vida diarias, lo cual permitirá alcanzar el objetivo con menos complicaciones, mejorando la calidad de la dieta, y manteniendo la alimentación de acuerdo al propósito.

Dieta FlexibleDieta Flexible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *